¿Qué pasó con su finquita? Sépalo en esta plataforma

La fundación Forjando Futuros creó una página donde los campesinos pueden saber si el gobierno les devolvió la tierra que paras, guerrilla y ejército les robó

Por:
Agosto 11, 2018
¿Qué pasó con su finquita? Sépalo en esta plataforma
Foto: Juan José Jaramillo

Desde que Juan Manuel Santos firmó la Ley de Víctimas y Restitución en 2012, a la oficina de Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, han llegado más de 100 mil solicitudes. Desde hace décadas, los paras, la guerrilla y el Ejército han despojado más de 2 millones de hectáreas en todo el país. Sin embargo, solo 6 mil casos se han resuelto en 3.774 sentencias.

La Fundación Forjando Futuros creó una plataforma en la que recogió toda la información publicada en los últimos seis años. Cada caso de guerra, cada hectárea robada y cada juicio en el que a algún campesino se le devolvió su tierra.

Cada detalle, cada hectárea está registrada para ser consultada. En 2017, un juez de restitución de Santa Marta les devolvió a tres familias de Sitionuevo sus fincas. Durante los años 90 y 2000, el Bloque Norte de las AUC desplazó más de 450 personas y se quedaron con sus tierras. El caso puede ser revisado en la plataforma de Forjando Futuros, donde también hay constancia de las atrocidades que se cometieron durante la guerra.

Sin embargo, las alarmas siguen encendidas por las cifras que todavía existen sobre la restitución que tanto prometió Santos, pues solo se han resuelto 6.389 casos, es decir, el 2.3% de la meta puesta por el gobierno.

A la falta de celeridad del Gobierno, Forjando Futuros fue enfática sobre el asesinato sistemático de líderes sociales. De los más de 330 líderes muertos desde 2016, un gran porcentaje eran reclamantes de tierras y lideraban proyectos en las zonas más calientes del país: Montes de María, Cauca y Caquetá. La responsabilidad les cae a todos, paras, guerrilla y Estado.

Publicidad
0
1795
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus