Profesor a presidente de Ecopetrol: "Usted desestimó a todos los profesores del país"

En una carta abierta, Alberto Ortiz cuestiona las declaraciones de Juan Carlos Echeverry contra el profesor de la UIS en el Congreso

Por: Alberto Ortiz Saldarriaga
abril 21, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Profesor a presidente de Ecopetrol:

En mi humilde condición de docente, créame que no es mi intención terciar en el desafortunado episodio (de conocimiento público) en el que usted optó, en debate llevado a cabo en el Congreso, por la descalificación y el menosprecio hacia la condición profesional de Óscar Vanegas Angarita.

Al hacerlo, demostrando la ausencia de altura intelectual en el debate y la carencia de argumentos, usted no sólo desestimó a un profesor universitario, sino a todos los profesores del país. Todos nos sentimos aludidos y descalificados.

Su arrogancia y su percepción acerca del papel y de la importancia de los docentes, en nuestro país, y de lo que puede aportarse al mismo, desde la academia, no nos resulta extraña y más bien parece reflejar a la perfección la importancia que otorga el establecimiento a la educación como factor de desarrollo humano.

No en vano, al frente del Ministerio de Educación nunca se coloca por los distintos gobiernos de turno a pedagogos, sino a reconocidos burócratas, con las habilidades para saltar de un cargo a otro y sin mérito distinto a pertenecer a un sector político, de los que acceden al reparto del pudin burocrático en función de su caudal electoral.

Le confieso que lo que sí me genera inquietud, en épocas en que se develan falsos doctorados en el país, son sus títulos y/o credenciales académicas, lo que no implica desde ningún punto de vista, dudas en el sentido de su legalidad u obtención.

Hago la salvedad, para evitar que usted infiera o malinterprete mis palabras. De ninguna manera estoy poniendo en duda sus estudios en el colegio Champagnat de Bogotá, su título de economista de la Universidad de Los Andes; su Ph.D. en Economía en New York University, sus estudios en Economía Internacional en el Instituto de Economía Mundial en Alemania y mucho menos los de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

No obstante, desde sus desobligantes palabras y desde su desafortunado estilo de descalificar y poner en entredicho (desde la burla), los argumentos de un contradictor docente me pregunto: ¿No fueron innecesarios todos sus años de estudio? ¿Cómo pudo usted soportar durante tanto tiempo el relacionarse con profesores que, me imagino, nada adicional aportaron a sus excepcionales capacidades intelectuales innatas?

Muy probablemente, y ello es respetable, en sus estudios filosóficos usted se quedó por elección en Platón y Descartes.

Sostenían estos prestantes filósofos que la idea precede a lo material (objetivo) y que desde nuestro nacimiento traemos ideas implantadas, con existencia independientes del mundo externo, lo que impide conocer al mundo sensible (sombras) y, antes, lo reduce a una suerte de recordación de la existencia prematerial o lo condiciona al retorno a la misma (al mundo de las ideas a través de la muerte).

Haciendo la salvedad de que creo en Dios, parecería (desde su lamentable posición) que usted comparte con Descartes la noción, de que el entendimiento se funda en intuiciones evidentes puestas por Dios en la naturaleza humana, lo que bien explicaría su reciente desprecio hacia quienes como usted, no comparten la condición de ser superior ininteligible frente a los restantes mortales.

Lo extraño es que alguien como usted, que vende la imagen de saberlo todo y de ser poseedor de verdades absolutas y reveladas, no se hubiese percatado de que al intentar subestimar y mofarse del docente que lo cuestionaba, hubiera puesto en duda su propio don de la infalibilidad. Google tiene muchísimas veces más referencias y búsquedas en contaminación de acuíferos por explotación petrolera que de secuestros de humanos por extraterrestres. Usted lamentablemente se auto-ridiculizó.

No obstante, y en aras de contribuir desinteresadamente a la disminución de sus elevados niveles de prepotencia y de superioridad infundada, le recuerdo la frase de quienes niegan la posibilidad de ideas o contenidos mentales innatos, de la que usted pareciera asumir hoy su representatividad y vocería en la tierra:

"Nihil est in intellectu quod non prius fuerit in sensu" (No hay nada en el intelecto que antes no pasara primero por los sentidos).

Aspiro a no ser satanizado, por hacer uso de mi derecho y mi libertad de expresión.

Atentamente,

@barranquilla67

-.
0
9519
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La uribista que se le rebeló al Centro Democrático

La uribista que se le rebeló al Centro Democrático

Corrupción muy refinada

Los senadores que le dijeron no a la matrícula cero para las universidades públicas

Los senadores que le dijeron no a la matrícula cero para las universidades públicas

Nota Ciudadana
Caricatura: Congreso virtual

Caricatura: Congreso virtual