Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Pepe Mujica reunió a cacaos, mamertos y corruptos

Es una estrella. Lo sigue como a pastor cristiano, habla como Galeano y le tiró una puya a Samper que creo ni la entendió

Por: Juan José Jaramillo
Marzo 31, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Pepe Mujica reunió a cacaos, mamertos y corruptos

A las 6 de la tarde entró un murciélago, y de atrás hacia delante, voló hasta donde Pepe y dibujó una aureola en su cabeza. Que gran nota de periodismo hubiera sido si lo hubiera mordido. Así a alguien le hubiera importado la conferencia.

Yo, que lo admiro, no me imagino leyendo un artículo que recoja sus mensajes. Qué pereza. Creo que vale la pena es verlo o escucharlo, pero enfrentar a un ídolo es difícil. Casi todo lo que dice puede jugar en su contra, porque nunca nadie está a la par de la imagen que proyecta. Y ver a Pepe Mujica hablando de lucha, de esperanza y de fraternidad, junto a Ernesto Samper, fue uno de esos momentos. ¿Qué hace uno de los pocos faros que quedan hablando junto a la personificación de lo más rancio de la élite y la corrupción?

Quiero creer que es su manera de llevar su mensaje (así, al mejor estilo cristiano) a la mayor cantidad de gente posible. Es una estrella de rock. Nada más que decir. La gente se apiñaba frente a la tarima, sin importarles que de atrás les gritaran a los que acababan de tapar la vista. Algunos grabaron o emitieron en vivo toda la charla. Y es aún más impactante ver como recoge de todo: la institucionalidad, a los grandes cacaos, a los mamertos, a los de izquierda radical, y claro, cómo no, a los corruptos.

Maurice Armitage lo recibió en la puerta del avión; Luis Fernando Lenis, distribuidor de Mercedes y Chrysler en Cali, lo vio (o vio el celular) desde primera fila; más de 200 pelados de universidades públicas gritaron cada vez que decía algo que ver con distribución económica; un rancio de esos de la época de la Unión Soviética intentó corchar a Pepe cuestionando su blandura; pero la joya de la corona siguen siendo Samper y Dilian, quien fue y feliz posó con Pepe sosteniendo un libro. Cómo será que la cuenta de Twitter por algo ni la mencionó…

Pero por algo es. Cuando uno empieza a ponerlo en mute, cuando uno empieza a sentir que hay ya mucho show, suelta frases que ponen los pelos de punta. “En un continente como el nuestro, luchas contra la desigualdad es una razón de vida”, y se acuerda uno de la cantidad de líderes asesinados que cada día protestan contra el hambre. “Compañeros jóvenes, de verdad procuren ser mejor que lo que critican”, y piensa uno cómo bajar la soberbia con la que camina por trabajar en un medio de comunicación. Pero de lejos, inmejorable, “los políticos no son una especie… son una epidemia”, y en medio del rugir del auditorio, Ernesto Samper, EL político, la síntesis, tuvo que reír, fingir emoción y admiración, con una cara de desubicación que era hasta enternecedora.

Esos momentos hacen que valga la pena ir. Ver una cantidad de gente crítica, pensando, en medio de otros tantos que fueron por postureo, por decir que fueron, por marcar en Facebook, alegra. Escucharlo a él ilusiona, da la fe que tantas veces se pierde.

Pero verlo enmarcado en el parche con Samper y en el Centro de Eventos es una gran desilusión. La policía en la entrada caminaba sobre la nubes: groseros, altaneros. El lugar, frío, desolado y gomelo. Viéndolo echar su cuento, me imaginé cómo tiene que ser verlo en una plaza pública, grande, amplia, cálida, en un lugar del pueblo y que sea fácil llegar, sin la policía molestando a topa tolondra. Dirán que así no podría ir Ernesto o Dilia… Mejor. Pero me emocioné de imaginarme a Pepe parado en el Parque de las Banderas, con el estadio detrás, y la gente emocionada como en la época de los conciertos de Richie Ray y Bobby Cruz.

Y aún así haberlo visto y escuchado fue una experiencia única. De esas cosas que cuando se muera, en pocos años por su caminar, podré contar con el pecho inflado diciendo que en algún momento, cuando me quedaba poca energía para seguir dando lora, lo escuché y salí para el campamento de las FARC con aún más ganas de dar lo que podía dar.

Fotos


 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
4605

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El nuevo Ministro del Interior se coló como víctima en el Encuentro Nacional en Cali

El nuevo Ministro del Interior se coló como víctima en el Encuentro Nacional en Cali

Publicidad El Foro Nacional de Víctimas en Cali, organizado por el mandato de la mesa de La Habana con el apoyo de Naciones Unidas, puso una vez más al descubierto los tradicionales “lagartos de la paz”. En el primer día, consultores, asesores y técnicos que desde años atrás viven de “expertos de la reconciliación” fueron […]
El encarte de Gustavo Gardeazábal

El encarte de Gustavo Gardeazábal

Una noche de 1980 el periodista recibió un regalo inesperado
“Con la paz parece que los dioses iluminaron a Colombia”: Pepe Mujica

“Con la paz parece que los dioses iluminaron a Colombia”: Pepe Mujica

El expresidente de Uruguay ha sido un animador del proceso de paz del gobierno con las Farc. Resumió en estas palabras el espíritu de lo que vendrá
Los 62 años de mi hermano Andrés

Los 62 años de mi hermano Andrés

Rosario, la hermana querida del escritor caleño, lo recuerda el día de su cumpleaños. ¿Qué pensaría él de haberse vuelto tan famoso?