Partido Liberal, ni la sombra de lo que fue

“Da grima observar el decaimiento que arruina a la colectividad, perdiendo originalidad y sucumbiendo en el abismo, a la expensa de las oportunidades sobrantes”

Por: Martin Nicolas Barros Choles
Mayo 04, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Partido Liberal, ni la sombra de lo que fue
Foto: Colprensa

El Partido Liberal, de grandes mayorías globales electorales, ha pasado al rezago como partido de segunda categoría, supeditado a sobras burocráticas, perdiendo la fuerza sentimental que lo caracterizaba en luchas transparentes por defensa de la dignidad, igualdad, desarrollo social y la solución de las necesidades.

Ilustres liberales lideraron acciones contra las dictaduras y la oligarquía, implementadas por distinguidas familias, que se han usufructuado y beneficiado de las mieles del poder público, confrontando batallas internas con el rival de la competencia, Partido Conservador, apoyado por la Iglesia católica. Las ideas liberales incomodan al sectarismo “godo”, originando el odio, las persecuciones y ejecuciones a los rebeldes luchadores que se defendían del sistema de gobierno. Recordemos a ilustres liberales como el General Santander, el Almirante José Prudencio Padilla, José María Córdoba, Antonio José Sucre, Camilo Torres Tenorio, Policarpa Salavarrieta, Antonio Nariño, Manuela Beltrán, José Antonio Galán, José Acevedo y Gómez; proceres mártires del siglo XIX, al igual que Rafael Uribe Uribe, Jorge Eliécer Gaitán y Luis Carlos Galán Sarmiento, asesinados en el siglo XX.  Los liberales los asimilaban como hoy a los guerrilleros. Las Farc fue conformada por un grupo de hombres liberales para enfrentar a la policía chulavita, cuerpo armado conservador, avalado por gobernantes, contrario a los liberales. Posteriormente los insurgentes fueron adoctrinándose, con idealismos socialistas y comunistas, apoyados por Rusia, Cuba y la China.

Da grima observar el decaimiento que arruina a la colectividad, perdiendo originalidad y sucumbiendo en el abismo, a la expensa de las oportunidades sobrantes, transformando el pensamiento y vilipendiando a los liberales de pura cepa, que todavía defienden a capa y espada el glorioso Partido Liberal, flameando con orgullo las banderas rojas, agitando emotivamente los conglomerados de masas, gritando en alta voz los vivas a referenciado partido. El Partido Liberal es el abanderado de la independencia de Colombia frente a los españoles, aunque dirigida por un pseudoconservador Simón Bolívar.

Los liberales contemporáneos persisten en los intereses y bienestar personal, defraudando el sentido de pertenencia y la solidaridad colectiva en la defensa de los derechos. El candidato liberal Humberto De La Calle juega en la disputa de la presidencia de la república de Colombia como el Llanero solitario. Los liberales están fraccionados y divididos, es decir, todos los candidatos a la presidencia van apoyados por liberales, dejando a su propio candidato sin ninguna opción de triunfo. Lo más grave es la hipocresía de parlamentarios y el director del partido, expresidente César Gaviria, que ha vuelto triza la unidad del mismo. Aun cuando aparenten apoyar a Humberto De La Calle, ya están comprometidos con las candidaturas de Iván Duque y Germán Vargas Lleras. Cuando De La Calle quiso apoyar a Sergio Fajardo se le atravesaron manifestando que rodeaban su candidatura, pero no fue más que una estrategia engañosa porque la realidad era otra. El expresidente César Gaviria es un parásito dañino al interior del Partido Liberal, terminando de sepultarlo.

El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, de estirpe y beneficiario del Partido Liberal, se constituyó como el peor verdugo de sus copartidarios. Con otro período continuo de gobierno, lo hubiese aniquilado. Los humilló y pisoteó hasta más no poder. Aunque Álvaro Uribe se asimila a Rafael Núñez, autor de la letra del himno nacional, por cambiar de partido y ocupar la presidencia por dos periodos, pero son incomparables, en actuaciones desmedidas y violentas, sujetas a las órdenes impartidas con egolatría y orgullo, direccionadas a perseguir e imponer, la fuerza en sus pretensiones, ejerciendo persecuciones y revanchismos, alimentados con odio. Ambos expresidentes fueron liberales por conveniencia. Es inconcebible que con el mal trato que le dio Álvaro Uribe a los copartidarios liberales, estos no reconozcan el desprecio y los daños sufridos en los antecedentes de dos períodos de gobierno, colocándose en la sumisión del exmandatario, apoyando a Iván Duque por ilusión triunfalista que solo sirve para utilizarlos, explotarlos y desecharlos. Si gana Duque el Partido Liberal pasará de segunda a tercera categoría, gracias a la dirección del expresidente César Gaviria, desboronando la esencia y principios del pensamiento liberal.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
1525

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

¿Para dónde se van?

Nota Ciudadana
Los enemigos internos del Partido Liberal

Los enemigos internos del Partido Liberal

Nota Ciudadana
La agonía de los partidos Liberal y Conservador

La agonía de los partidos Liberal y Conservador

Moñona de la casa Char: 4 senadores y 4 cámaras

Moñona de la casa Char: 4 senadores y 4 cámaras