Opinión

Papaya venteada...

El gobierno es el culpable de la monumental falta de credibilidad en la implementación de los acuerdos de paz y la visceral oposición de los colombianos

Por:
abril 30, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Papaya venteada...
Cuatro papayazos del gobierno en la puesta en marcha de los acuerdos de paz

Según la última encuesta de Yanhaas, el 74 % de los colombianos está en desacuerdo con la manera como se está implementando el Acuerdo de Paz; y cerca del 83 % no comulga con la forma como se están manejando las cosas en el país. Para el autor de esta nota, el culpable de esta abismal falta de credibilidad es el mismo gobierno que ha dado papaya venteada, entendiéndose como ‘papaya’ servir en bandeja de plata los argumentos para oponerse o desestimar una política. La mayoría de los colombianos, por las razones abajo descritas, rechazan la implementación de los Acuerdos.

A continuación varios de los papayazos que el gobierno ha dado:

  • El haber permitido, con la finalidad de no incomodar a las Farc, que el área sembrada en coca se multiplicara por un factor de cuatro veces. De aproximadamente 50 000 hectáreas que recibió el gobierno de Santos en el 2010, hoy la cifra alcanza las 190 000 hectáreas. El narcotráfico es el mayor flagelo que ha padecido el país en su historia y el hacerse el loco dejando que florezca de nuevo es de una estupidez sin límites.
  • La trasformación del Ejército, de la Armada y de Policía de unas fuerzas armadas, profesionales y con el monopolio de las armas, comprometidas con eliminar a la delincuencia viniera de donde viniera, en unas Fuerzas Armadas para la Paz, usualmente acuarteladas y con pocas disposición y entrenamiento para enfrentar un conflicto, conflicto que indistintamente lo que afirma el gobierno, se mantiene activo. El que se haya alcanzado la paz en Colombia no deja de ser un mito urbano; y el haber llegado a un Acuerdo en La Habana con parte de las Farc —que es uno entre los múltiples actores de los conflictos que atraviesa Colombia— no era razón para relajar ni el presupuesto, ni el entrenamiento, ni la capacidad de actuar de nuestras Fuerzas Armadas. Hoy, que va a ser indispensable enfrentar nuevamente al narcotráfico y a todos los actores del conflicto, incluyendo los ‘elenos’, el país cuenta con unos mandos militares de escritorio y una tropa desmotivada y con poco apetito para salir a derrotar a los delincuentes.
  • Al haber desconocido los resultados del Plebiscito por medio de un esguince jurídico y el haberse pasado por la galleta a la Constitución, en un afán injustificado por firmar la paz, el Gobierno ha debilitado —posiblemente de manera irreversible— la institucionalidad del país. El Congreso, al haber impuesto un fast track, que en muy poco se diferencia de las ‘Leyes Habilitantes’ que utilizan los dictadores como Maduro y Ortega, ha hecho perder la confianza a inversionistas y erosionó la reputación que tenía Colombia de ser una democracia sólida y confiable.  Nicolás Maduro, un dictadorcito de cuarto nivel, se da el lujo de increpar a Santos diciéndole públicamente que ¿cómo de atreve a decir que las chavistas hacen caso omiso su Constitución cuando el gobierno colombiano hace exactamente lo mismo?
  • El haber tenido como sede de las conversaciones un país comunista como es Cuba y como garante un país populista de extrema izquierda como es Venezuela. Ya Maduro ha amenazado con revelar los detalles más escabrosos de las conversaciones de paz si el gobierno colombiano lo sigue criticando. El haber invitado como garante del Proceso de Paz a un chantajista es un error craso.

En resumen, el desasosiego y la visceral oposición que hay contra las políticas estatales es culpa casi exclusivamente de los pésimos manejos que el mismo gobierno le ha dado a la paz.

-.
0
917
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los Óscares del Paro

Los Óscares del Paro

Petro visto desde la izquierda

Petro visto desde la izquierda

Entre un príncipe y un sapo

Entre un príncipe y un sapo

Y Petro va punteando…

Y Petro va punteando…

Gas natural: ni limpio, ni competitivo

Gas natural: ni limpio, ni competitivo

Entre doña Jessica y la extrema izquierda

Entre doña Jessica y la extrema izquierda

Las turbias andanzas del chavista Monedero

Las turbias andanzas del chavista Monedero

¿Sectarismo y/o memoria selectiva?

¿Sectarismo y/o memoria selectiva?