Mitos y realidades de la vasectomia

La principal verdad de este procedimiento es que no dura más de 10 minutos y es mínimamente invasivo. El gran mito es la afectación de impotencia y del bajo deseo sexual

Por: Jaime Yepes Olivares
febrero 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Mitos y realidades de la vasectomia
Foto: CiberCuba

¡Y tú! ¿Cuántos hijos tienes?, la pregunta clásica que todo hombre de 30 años, que no quiere tener hijos, evita. Allí estaba, con los nervios en punta, con bata, medias y gorro quirúrgico esperando que la enfermera, con su sentido de humor un tanto particular, mencione mi nombre- ¡JAIME! - y sea el siguiente al que le corten las huevas, literal, como diría aquella niña precoz de la vida, refiriéndose a su expresión en sentido figurado. Estábamos cuatro hombres a puertas de asumir la esterilización permanente. Voy a llegar a un mes desde el día en que me practicaron la vasectomía, he retornado a mi vida normal, ejercicios, correr, dormir sin incomodidades de postura, trabajar, y si, sexo normal.

Mencionar un año, fecha exacta, en la cual se comenzó a cocinar la idea de realizarme la vasectomía, es un poco confuso, y las razones son muchas. Cómo consejo, eviten, en lo posible, lanzar frases como: “Bueno, ojalá y no te arrepientas”. Dejando ver una, muy sutil, subestimación con la decisión personal del otro(a), qué en el caso de los que no tenemos hijos, tomando parte por ellos, es una opción muy viable y bien analizada. En estos párrafos, compartiré mi experiencia sobre la vasectomía y tumbar mitos que impiden que muchos hombres tomen la decisión.

Primeramente, quiero reflexionar sobre todas las razones que pueden llevar a un hombre, sin hijos-caso personal-, a realizarse el procedimiento de esterilización, aunque suene a procedimiento del gato que tenemos en la casa sin hacer nada. Ubiquémonos en un espacio socio-temporal, para asimilar, como todo lo que pasa a nuestro alrededor puede influenciar una decisión. Actualmente, en pleno s. XXI, a fecha de 2018, en el ICBF existían más de 127.000 niños en Colombia, que tienen abierto un proceso por restablecimiento de sus derechos, de estos, más de 27.600 se encuentran en hogares sustitutos o instituciones de protección, a expensas de volver con sus familiares, verificar el garante de derechos o ser adoptados. De estás cifras, según Caracol Radio, hay cerca de 12.000 niños esperando adopción, eso representa, por poco, el 10% de los niños con procesos abiertos. Según el último censo en Colombia, realizado por el DANE en el 2018, hay 48.258.494 personas, de las cuales el 22.6% corresponde a niños y niñas entre 0 y 14 años, equivalente a 10.906.419 niños y niñas, esto equivale al 1.16% de la población infantil para hacernos una idea de la población de niños, niñas sin incluir adolescentes entre 14 y 18 años.

En muchos casos, solo les queda esperar los 18 años (mayoría de edad en Colombia) para salir a una selva de cemento, como diría Rubén Blades, que, muy probablemente, los vuelva carne para el consumismo. Como sociedad algo está pasando que no puede estar desapercibido y que hace parte de uno de los focos que afectan de forma negativa nuestros roles como comunidad. Esta situación lleva a reflexionar sobre una necesidad actual de muchos niños, niñas y adolescentes con falta de oportunidades reales y de las cuales muchos como sociedad ignoramos y no debe continuar así.

Por otro lado, cuando creas una conciencia ambiental sostenible, asumes roles dentro de la sociedad muy comunes, reciclar, ahorrar, evitar consumos no necesarios, en la medida de cada quién, buscas en lo posible alternativas de vida sostenibles a largo plazo. En ese orden, comenzó la búsqueda de las razones más integras para dejar una huella de carbono mínima. Analizando toda esta ola medio ambiental, llegas a datos interesantes que resaltan el rol del ser humano en la sociedad. Actualmente, según el diario La República, en un artículo publicado en el 2019, en promedio un colombiano emite 4 toneladas de CO2 al año, asumiendo que una persona en promedio viva 60 años, un ser humano puede estar generando 240 toneladas de CO2 en su vida, estimando un generación lineal en el tiempo, lo cual se aleja un poco de la realidad, pero nos permite plantear que una persona, en su gran mayoría, llegamos a esta vida a reproducirnos sin generar un compromiso real con el medio, por ende, replicamos malas practicas que nos llevan a degradar nuestro entorno.

Estás dos ideas se consolidan junto con las experiencias de vida en 30 años marcada por un contexto socio-económico de gran violencia y egoísmo a nivel mundial y nacional, de igual manera, la etapa en la cual muchas personas cerca a nuestro circulo social, deciden casarse, convivir, tener hijos y con ello, la experiencia de crianza. De la misma forma en que llegan los sentimientos de cariño y de amor, llegan los trasnochos, las posibles enfermedades y los demás gastos e incomodidades, sin sabores que con lleva traer un ser a este mundo, aunque pueda sonar incómodo para algunos, suman a ese deseo de no pasar por esa situación. Teniendo claro estos puntos e interiorizándolos, no quieres correr riesgos, evitas dejar situaciones al azar, y caes en la cuenta que ningún método de planificación actual es 100% efectivo, lo que te confirma la necesidad de adaptarte al proceso más eficaz comprobado. Sin vuelta atrás garantizada, tomas la decisión de realizarte la vasectomía. Por otro lado, comienzas a plantearte objetivos, sueños, propósitos en tu vida, que, al momento de contrastarlos con otros estilos de vida, hay pocos, por no decir nulos, puntos de convergencia que imposibilitan o disminuyen los sentimientos de querer tener hijos. Paralelo a todo esto crecen sentimientos emocionalmente complejos. Cada día, la selva de cemento de Rubén, está más desbocada, acelerada, moralista, compleja, y aunque hay muchas situaciones esperanzadoras, te das cuenta que hay muchas personas que necesitan de una mano que les de soporte y entre los que ya estamos, cooperar para una sociedad más justa.

En el transcurso he hablado de vasectomía y no querer tener hijos, las cuales son dos ideas separadas que no dependen una de la otra. La adopción tiene una voz más fuerte dentro de mí y si en algún momento, llega una persona con la cual compartir una parte de este camino y quisiéramos tener hijos, seguramente adoptaríamos como única opción. Y para comenzar a tumbar mitos, el amor real no depende de lazos de sangre, amar es una decisión diaria que requiere de responsabilidad constante, por eso, la felicidad y el amor al guiar a un hijo en el camino de la vida, va ser la misma si es biológico o adoptado.

Esta información, resumida, daba vueltas por mi cabeza, infinitas veces, cuando estaba en ese consultorio quirúrgico. De las cuatro personas que se encontraban en la sala de espera, las otras tres personas tenían hijos e hijas cada uno. Padres y hombres de la sociedad dispuestos a asumir su parte correspondiente en la planificación familiar, y el último mito y mal sentido de cooperación, es creer que el rol de la planificación le corresponde a la mujer, cuando hablamos de procedimientos invasivos, y no quiero entrar en polémicas de ideales, no es el foco de esto, se trata única y exclusivamente de responsabilidad y cooperación en pareja. Entre el procedimiento de esterilización del hombre y la mujer, la vasectomía es un procedimiento menos invasivo que la ligadura de trompas, por otra parte, si la pareja tiene hijos biológicos, la mujer estuvo en un proceso agotador por el parto, sin mencionar si fue por procedimiento natural o cesárea, está última, con un proceso de recuperación más lento y doloroso. ¿Qué mas nos puede quedar si no es asumir el turno y realizarnos este procedimiento quirúrgico para la planificación?

Este procedimiento no dura más de 10 minutos en la camilla y actualmente es mínimamente invasivo. Desde el instante en que te acuestas, te colocan anestesia, realizan el corte y vuelves a la sala de espera pueden pasar el tiempo antes mencionado. Las principales preocupaciones de un “macho alfa lomo plateado, pelo en pecho y barba de leñador” están relacionadas con la impotencia y el deseo sexual principalmente y cabe aclarar que son solo mitos difundidos por la falta de cultura en una sociedad que a duras penas planifica. Lo más incómodo durante el tiempo de la cirugía es colocarte hielo durante 40 minutos después del corte esperando para salir. El dolor que se siente con aquel golpe en pleno partido de futbol en los testículos que nos dejó en el piso por 30 minutos, es más traumático.

Fuentes:

https://www.icbf.gov.co/system/files/estadisticas_p._adopciiones_al_31-12-2019.pdf

https://caracol.com.co/radio/2018/01/16/nacional/1516124904_323954.html

https://www.semana.com/nacion/articulo/ninos-que-nunca-son-adoptados-y-cumplen-18-anos-en-el-icbf/580606

https://www.climate.gov/news-features/climate-qa/which-emits-more-carbon-dioxide-volcanoes-or-human-activities

https://www.larepublica.co/responsabilidad-social/conozca-cual-es-la-huella-de-carbono-que-puede-generar-una-persona-al-ano-2886109

https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/demografia-y-poblacion/censo-nacional-de-poblacion-y-vivenda-2018/cuantos-somos

-.
0
2602
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Estrenada diplomática de Mauricio Vargas con la agenda de Martha. L. Ramírez

Estrenada diplomática de Mauricio Vargas con la agenda de Martha. L. Ramírez

¿Cuántas medallas ganaría Colombia si el patinaje fuera deporte olímpico?

¿Cuántas medallas ganaría Colombia si el patinaje fuera deporte olímpico?

En redes
José Obdulio no le agradeció a Carlos Antonio Lozada

José Obdulio no le agradeció a Carlos Antonio Lozada

En redes
Los desmanes del Esmad en Suba. Video

Los desmanes del Esmad en Suba. Video