"Se les alborotó la moral con el aborto"

El caso de la mujer que abortó a un bebé de 7 meses ha generado polémica. Incluso han amenazado a la mujer y a la entidad que realizó el procedimiento

Por: Felipe Andrés López García
febrero 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Realmente no quería opinar sobre el debate que ha suscitado en las redes sociales y en los medios de comunicación el tema de la mujer que tomó la decisión de interrumpir su embarazo. Es un tópico bastante complejo, difícil y cada quien tiene una opinión, un argumento, un discurso que cree válido; lo cual, desde luego es respetable.

No pretendo crear debate, ni polémica, tampoco pienso discutir con nadie sobre ello. Solo hablo desde mi experiencia como antropólogo, a lo mejor estoy equivocado. Sé que hay mucho intelectual y erudito en las redes sociales, pero bueno cada quien piensa desde su crianza, dogma, formación profesional y política lo que mejor le parezca. Pero considero que nadie se ha puesto a pensar en esta mujer, que nadie se ha puesto en sus zapatos, que nadie se pregunta: ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué tomó esa decisión?

Hemos escuchado la voz del padre y de los medios inquisidores que han convertido a este suceso en algo público: si el peso de la culpa debe caer en ella o en él. Pero, ¿en dónde queda el respeto a la intimidad, al libre albedrío? Resulta increíble evidenciar cómo a esta mujer le han clavado la espada de Damocles y casi la han sentenciado a una muerte moral y simbólica (típico de nuestra sociedad), la han sentenciado al infierno, donde Satanás con su poderoso tridente la empalará todos los días y todas las noches por el resto de la eternidad.

He quedado anonadado con los comentarios y expresiones de hombres y de mujeres deseando que a esta mujer le pase lo peor del universo, que le caigan las siete plagas de Egipto y que la destruyan. Personas que consideran que le deben quitar la matriz para que se arrepienta por sí alguna vez quiere tener a un bebé. Han dicho que eso le pasa por casquisuelta, y así, un sinfín de “argumentos” que me dejan pensando: ¿Será que esta misma gente se indignó por los niños que fallecieron en el bombardeo? ¿Será que estos mismos personajes se indignan por los niños que mueren a diario por hambre en el país? No sé, pienso que el tema no debe ser por la vida de este niño, debe ser por todos los que están en la calle. Y también, por todas las mujeres que deben asumir su maternidad a solas, sin recursos económicos.

Este evento ya pasó de castaño a oscuro. En el momento en que se convoca a quemar y a destruir a Profamilia, entidad que realiza un papel muy importante en la vida de las mujeres en aquellos momentos en que no saben qué hacer con un embarazo no deseado.  Han llegado a amenazar a los médicos que realizaron el procedimiento. Amenazan de muerte a la mujer y a su familia porque ella tomó esa determinación. En este momento esta mujer no podrá volver a su ciudad, no podrá salir a realizar sus actividades cotidianas, porque tendrá que soportar la mirada apuñaladora e inquisidora de los dueños de la moral.

Todo esto se evitaría si en las escuelas, colegios y demás instituciones educativas se enseñará una educación sexual real, que les hablara a los muchachos sin tapujos, con la verdad. A lo mejor muchos dirán que ello ocurre, pero sabemos que no es así. Si cuando un profesor toca un tema político o habla de algún acontecimiento de la historia del país, inmediatamente caen padres, colegas, directivos, y arguyen que el docente está doctrinando a los niños.

Por último, sé que los lectores son padres y madres, con esta reflexión no pretendo herir susceptibilidades, pero cada uno responde a los problemas de diferentes maneras. No todos asumen la vida como uno quisiera, no todos son tan duros y fuertes como ustedes amigos y amigas, no todos son verracos como ustedes, dejemos de juzgar, señalar, dejemos esa mirada asesina, dejemos que la vida tome su curso y que la señora encuentre la paz. Gente, un poquito más de alteridad, de amor al prójimo, de empatía.

-.
0
501
Humillado, acorralado y deprimido: así pasó su último cumpleaños Pablo Escobar

Humillado, acorralado y deprimido: así pasó su último cumpleaños Pablo Escobar

El general Mora, un guerrero arrepentido de haber firmado el Acuerdo con las Farc

El general Mora, un guerrero arrepentido de haber firmado el Acuerdo con las Farc

Honduras: Nasry Asfura, el líder oficialista reconoció la victoria de Xiomara Castro en las elecciones

Honduras: Nasry Asfura, el líder oficialista reconoció la victoria de Xiomara Castro en las elecciones

Otro envión de Gilinski: ahora va también por Suramericana

Otro envión de Gilinski: ahora va también por Suramericana

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus