Manos chinas detrás de la propaganda electoral de Trump

Del pueblo chino de Yiwu han salido millones de cachuchas, banderines y botones con la cara de Trump o la bandera gringa que la campaña ha regado por todo el país

Por:
noviembre 03, 2020
Manos chinas detrás de la propaganda electoral de Trump

Enclavado detrás de 5 ciudades portuarias de China, se encuentra Yiwu, un autentico centro mayorista chino ubicado en la provincia oriental de Zhejiang. Para los parámetros chinos, Yiwu no es más que un pueblo: su población apenas supera el millón de personas, no tiene mucho atractivo turístico más allá de su gigantesco mercado y es conocido nacionalmente por ser un fuerte productor en la industria de las luces y también por los altos niveles de violencia intrafamiliar que reporta cada año. Sin embargo, son miles los comerciantes gringos que muy bien conocen el potencial escondido en esta urbe china que no para de crecer. Shanghai, el puerto más lejano de los cinco mencionados, está a poco menos de 300 kilómetros en una vía hiperconectada con una red vial y ferroviaria muy desarrollada que permite el transporte de personas y mercancias en un poco más de 2 horas.

El secreto de Yiwu está en su mercado mayorista, uno de los más grande del mundo. Aquí, miles y miles de comerciantes minoristas de todo el mundo buscan artículos para almacenar en sus propios estantes. Entre edificios llenos de cavernas y recovecos, los compradores de empresas grandes y pequeñas eligen puestos con todo tipo de producto manufacturado para el deleite voluble de los consumidores en todos los rincones del planeta. Allá llegan comerciantes colombianos a comprar artesanías colombianas para vender en Colombia.

Li, uno de los miles de fabricantes del Centro de Comercio Internacional de Yiwu, rechazó por varios meses pedidos para fabricar banderas chinas para el Día Nacional de China que tiene lugar el primer día de cada octubre. En cambio, en su maquila ya sólo se producen banderas de Estados Unidos y material de campaña electoral para la puja presidencial gringa. Todo lo que sale de su negocio lleva el mensaje de Trump Presidente 2020-2024.

“Trabajo para quien pague mejor”, dice Li tras asegurar que puede cobrar 5 Remimbis (74 centavos de dolar) por cada pieza de parafernalia de Trump, mientras que por cada bandera china puede aspirar a recibir hasta Rmb 4. La competencia en Yiwu es demasiado fuerte, lo que garantiza precios muy bajos.

Los dardos de Trump a China y su economía no han frenado los vínculos comerciales entre ambas potencias. En los últimos meses, previos a la campaña presidencial que se define hoy, 3 de noviembre de 2020, las exportaciones de China hacia Estados Unidos parecen más fuertes que nunca. Yiwu, un pueblo mediano enfocado en la manufactura de todo tipo de bienes, ha sido uno de los más beneficiados. Con una población casi totalmente dependiente a la industria del comercio internacional, Yiwu ha hecho su agosto fabricando lo que sea que los promotores republicanos consideren importante distribuir entre los estadunidenses para que Donald Trump sea reelegido y se quede en la Casa Blanca: sombreros, disfraces, cachuchas, camisas, banderas, telones, letreros, memes, peluches, pantalones, manillas, brazaletes, zapatos, todo.

Si hay algo que pueden ofrecer los fabricantes chinos a las campañas políticas gringas son precios bajos. Y cuando se trata de las presidenciales, no hay tensiones ni sanciones que valgan la pena priorizar la economía local, una de las aristas en el discurso económico de Trump. Pues bien, los comerciantes de Yiwu venderán las gorras de béisbol “Make America Great Again” por tan solo 88 centavos, que deja un generoso margen de ganancia para los minoristas estadounidenses que pueden cobrar $12 dólares por estas en cualquier ciudad gringa.

"Recortamos los precios tanto como sea posible para no perder frente a los otros mil competidores que fabrican el mismo producto", dijo Wang Fuli, un comerciante de sombreros en Yiwu, en una entrevista realizada por el medio The Financial Times. Fuli aseguró haber generado un tercio de sus ventas de la campaña de Trump desde abril, cuando el reconocido mercado de la ciudad reabrió después de un cierre de dos meses por el coronavirus.

A vísperas de cerrarse la contienda política más importante del mundo, Yiwu queda con un saldo económico que lo pone en la mira de la opinión pública estadounidense pues en sí mismo personifica una paradoja en el discurso político de Trump quien no ha escatimado palabras ni acciones para tensar las relaciones comerciales, diplomáticas y políticas con el gobierno de Xi Xinping.

-.
0
1201
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Canal Premium de WinSports, una bofetada a los hinchas del Fútbol Colombiano

Canal Premium de WinSports, una bofetada a los hinchas del Fútbol Colombiano

Nota Ciudadana
Los pseudorevolucionarios de las redes sociales

Los pseudorevolucionarios de las redes sociales

Nota Ciudadana
La rebeldía estudiantil contagia la pradera

La rebeldía estudiantil contagia la pradera

¿Será que Luis Carlos Vélez también se le voltea a Duque como lo hizo su papá?

¿Será que Luis Carlos Vélez también se le voltea a Duque como lo hizo su papá?