Las mentiras de Luis Pérez y Uribe sobre Belén de Bajirá

"Los señalamientos de que los chocoanos cambiaron las reivindicaciones del paro por un pedazo de tierra son mentiras indignantes"

Por: José E. Mosquera B.
junio 27, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las mentiras de Luis Pérez y Uribe sobre Belén de Bajirá
Foto: Noticias IGAC

 

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) con la publicación del mapa del Chocó, cerró un capítulo sobre las centenarias disputas de límites entre antioqueños y chocoanos en el Darién. De hecho, son falacias las afirmaciones que el Igac le ha quitado territorio a Antioquia para entregárselos al Chocó. Fue un litigio que se desarrolló durante 17 años y que terminó con el restablecimiento al Chocó de una franja territorial que había estado ocupada por los antioqueños desde la década de los años setenta del siglo XX.

El proceso de deslinde no fue otra cosa que ratificar que el trazado de límites entre Antioquia y Chocó, en el sector de Belén de Bajirá, descrito en la ley 13 de 1947 que creó el departamento del Chocó, sigue siendo el mismo. La médula central del proceso de deslinde fue la ley 13 de 1947, que fijó los límites del Chocó con los departamentos vecinos hace 70 años. Una norma que sigue vigente porque no ha sido ni modificada, ni derogada.

Por lo tanto, en el proceso de deslinde no se puede aplicar los conceptos de límites dudosos, ni de límites tradicionales que se consagran en la ley 1447 del 2011, dado que los hitos fronterizos que se describieron hace 70 años en ley 13 de 1947 fueron hallados y verificados en las visitas de campo por los expertos del Igac con delegaciones de los dos departamentos en el 2007. Igualmente en el 2015 con solo la delegación antioqueña, porque los delegados chocoanos no asistieron alegando faltas de garantías. Así lo demuestran los informes técnicos de deslinde del Igac del 2007 y el 2015. También el informe de la Comisión Accidental Demarcadora de los límites entre Antioquia y Chocó del Senado de la República del año 2007.

Cuando se estudian detalladamente y sin sesgos todos los alegatos de las partes, las actas de las reuniones y de las visitas de campo; las cronologías minuciosas de los actos ejecutados por el Igac y de las Comisiones Demarcadoras del Senado de la República. Igualmente cuando se estudian con detenimientos los debates en las Comisiones de Ordenamiento Territoriales de ambas Cámaras, los de las Comisiones Demarcadoras y los de las plenarias del Senado de la República, se llega a un conclusión: Los políticos antioqueños lo que pretenden es continuar dilatando la resolución del litigio con las mismas argucias que expusieron durante 17 años para permanecer ocupando el territorio.

Sus tesis sobre límites dudosos hacen parte del mismo libreto que han venido exponiendo desde el Siglo XIX para ir extendiendo su frontera sobre el territorio chocoano. De allí que al leer y escuchar los argumentos que expone el gobernador Luis Pérez y los líderes políticos antioqueños en esta nueva etapa del debate, uno no sabe sin ponerse a llorar o a reír. Sus argumentos son francamente rebuscados y superficiales sin sustentos históricos y cartográficos profundos y rigurosos.

Sus errores históricos son protuberantes dado que exponen una serie de argumentos descontextualizados y falsos para mostrar dominios ancestrales sobre el territorio y una cartografía fraudulenta para señalar poblaciones recientes como pueblos del siglo XIX.

Las reacciones del gobernador de Antioquia Luis Pérez y de la mayoría de los políticos antioqueños son populistas y hacen parte de una estrategia de manipulación mediática para ganar réditos políticos.

El gobernador Pérez y los congresistas antioqueños, liderado por el expresidente Álvaro Uribe y sus áulicos del Centro Democrático, para lavarse las manos sobre un litigio ya resuelto han acudido a las banderas del regionalismo paisa para mostrar que la resolución de la disputa por Belén de Bajirá es una conspiración de las élites del centralismo  cachaco del Presidente Santos contra Antioquia.

Han adornado su estrategia de mentiras con el argumento que el centralismo cachaco del gobierno de Santos tiene peleando a dos pueblos “hermanos” y creen que los chocoanos vivimos en la era de los espejitos del período de la conquista. Una estrategia perversa para hacer ver a los incautos como una retaliación del Gobierno de Santos, porque en Antioquia fue derrotado en el plebiscito y con esas mentiras ha salido de las madrigueras las jaurías de críticos del gobierno.

En sus andanadas contra el gobierno lo que menos les interesa es resolver la incertidumbre que han vivido los habitantes de Belén de Bajirá, simplemente su interés es enredar las cosas para sacar provecho electoral y el gobernador Pérez para esconder los pésimos resultados de su administración.

La estrategia del gobernador Pérez es tan perversa que se ha enredado en unas telarañas de mentiras propias de un buen militante del Centro Democrático. Se olvida que fue él que el 7 de febrero cuando se conoció el anunció del Igac que en los próximos días publicaba el mapa del Chocó con Belén de Bajirá como territorio chocoano, salió a decir que el gobierno estaba del lado de Antioquia.

Señaló en RCN que en un Consejo de Seguridad en Caucasia había conversado con el presidente Santos, quien según sus palabras había ordenado al Igac no elaborar el mapa, ya que el Gobierno estudiaría el diferendo limítrofe.

Además, dijo que “el presidente ha ordenado que no va a salir ningún mapa sino que ese es un tema que el Gobierno Nacional analizará detenidamente y por ahora el Igac no elaborará un mapa de Chocó, como ya lo había anunciado, en el que incluiría en su jurisdicción a Belén de Bajirá”

Fueron por sus intrigas que la publicación del mapa entro en el congelador por orden del exsecretario General de la Presidencia, Luis Guillermo Vélez Cabrera, hijo del ex senador antioqueño Luis Guillermo Vélez Trujillo, frenó la publicación del mapa con el apoyo de la bancada de congresistas antioqueños.

Para el gobernador Pérez y la banca de congresistas antioqueños en aquel momento fue una jugada política valedera que la Secretaria de la Presidencia en manos de un antioqueños violará el debido proceso con una orden al Igac para que no expidiera el mapa en los términos que lo había anunciado.

De manera que fue aquel anunció del gobernador Pérez, que motivo la reacción del Chocó para exigirle al director del Igac la publicación del mapa y a los abogados de la defensa chocoana a pedir una certificación que los territorios en disputas estaban dentro del territorio chocoano.

Cuando el Presidente Santos fue informado de los detalles del proceso de deslinde y de la resolución del litigio por parte del Congreso de la República fue cuando exigió respetar el debido proceso en los términos que contempla la ley 1447 del 2011.

Entonces, fue cuando el gobernador Pérez, un hombre que en la puja por la gobernación de Antioquia derroto al uribismo, pero por cálculos políticos al no lograr chantajear al Gobierno de Santos para desconociera los derechos definidos en el litigio en el Congreso de la República a favor del Chocó, se cambió de bando y se pasó a las toldas de la oposición.

Cambio su estrategia y se fue lanza en ristres contra de las zonas de concentración de la Farc y terminó como peón de brega del uribismo. Entonces, como parte de las toldas uribistas, recibe el bautismo de alumno aventajado de Uribe, un hombre diestro en hacer política a punta de mentiras.Y sacan la estrategia que el gobierno de Santos hace pactos con los chocoanos para desmembración del Antioquia y emprende una desbordada campaña de deslegitimar al Igac. Acusa al gobierno de Santos de abuso de poder porque negocio con el Chocó, la entrega de una porción del territorio antioqueño. Una acusación falsa debido a que en ninguno de los acuerdo de los paros se hacen ese tipo de arreglos y solo se exige respeto al debido proceso y celeridad en la publicación del mapa. Todo hace parte de las estrategia de mentiras del gobernador Luis Pérez y del expresidente Uribe para ofender la dignidad del pueblo chocoano.

 

 

-.
0
3142
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Cuando Antioquia pretendió comprar al Chocó

Cuando Antioquia pretendió comprar al Chocó

Nota Ciudadana
El litigio de Bajirá: otro trampolín político del uribismo contra Santos

El litigio de Bajirá: otro trampolín político del uribismo contra Santos

Nota Ciudadana
La decisión sobre Belén de Bajirá no debe ser ni técnica, ni política, sino social

La decisión sobre Belén de Bajirá no debe ser ni técnica, ni política, sino social

Levante la mano el que haya ido

Levante la mano el que haya ido