Por qué es tan urgente una reforma a la Salud en Colombia

Por qué es tan urgente una reforma a la Salud en Colombia

Con la lupa sobre un sistema que se sabe no funciona óptimamente los médicos de la Academia Nacional de Medicina destapan sus cartas. Habla el Dr. Francisco Yepes

Por:
septiembre 07, 2023

Pocos colombianos tienen la autoridad para hablar sobre las virtudes y defectos que tienen el sistema de salud y la Reforma a la Salud que plantea el gobierno Petro como Francisco Yepes. Médico de la Universidad de Antioquia, con doctorado en salud pública de la Universidad de Harvard y miembro de la Academia Nacional de Medicina.

Yepes ha sabido combinar su trabajo docente con las políticas públicas en el Ministerio de Salud, siendo el secretario general que coordinó la parte técnica del ministerio durante los años en los que Ernesto Samper fue presidente. Su visión sobre el sistema de salud colombiana, desde antes de la Ley 100, además de los ajustes que este indudablemente requiere le da luces al debate que este momento hace trámite, con muchos tropezones, en la Cámara de Representantes para seguir luego al Senado.

Juan Manuel Ospina: Empecemos por darle un vistazo al sistema de salud que está en el centro del debate del país. Ya rodó la cabeza de una Ministra y su trámite sigue con muchas dificultades. La Academia Nacional de medicina elaboró un documento en el que trabajó largamente anotando las urgencias, desde antes incluso que empezará el debate sobre la Reforma de la salud del Presidente Petro. Dónde están esos claroscuros. 

Francisco Yepes: Hay un contraste con lo que teníamos antes de la ley 100 y después de la Ley 100, me correspondió hacer un estudio sectorial de salud que está publicado en dos tomos de un libro llamado La salud en Colombia. El diagnóstico del sistema anterior era muy preocupante, lleno de problemas financieros, desequilibrios internos, crisis hospitalaria permanente, eran cierres de camas hospitalarias, con problemas de acceso y equidad, urbana y rural; en ese momento la población con seguro de salud no alcanzaba el 23% de la población y hoy tiene el 99% que es cobertura universal.

Han pasado treinta años. Este es un sistema en construcción, es que no hay un sistema de salud que sea perfecto, siempre hay grados de insatisfacción. Históricamente el sistema británico se conoció como el referente obligado, la regla para diferenciar y hoy no lo es, ha entrado en proceso de deterioro por culpa de laboristas y conservadores, pero el canadiense, el costarricense son mejores que los otros. El sistema nuestro no es el mejor, pero si es mejor que lo que teníamos antes de la Ley 100, pero requiere ajustes y todo el mundo lo tiene claro. La discusión es ¿cómo lo hacemos?

J.M.O: Ese es el desafío, pero por eso se requieren consensos, porque por lo demás muchos saben del tema, empezando por la Academia Nacional de Medicina.

F.Y: En la academia nacional de medicina llevamos años discutiendo y tratando establecer consenso entre nosotros. Lo que nos propusimos fue identificar en qué estamos de acuerdo y establecimos los acuerdos fundamentales e hicimos una lista. Colombia logró un gran avance cuando se aprobó una Ley Estatutaria de salud. Es que cualquier ajuste que se vaya a hacer debe pasar por reglamentar la ley estatutaria de salud.

El segundo acuerdo es que debe haber un órgano de rectoría en la salud, recuperar algo que había en la Ley 100 y que se perdió para corregir los problemas que tenemos por no estar supervisando; una especie de junta directiva del sector salud, áreas donde están los pensionados, los profesionales de la salud, los prestadores, el gobierno, todo el espectro, además de los usuarios, asociaciones de pacientes y las organizaciones sociales.

Un punto muy importante que estableció la Ley Estatutaria, el paquete obligatorio de servicios, debe continuar como lo estableció la Ley 100, un paquete implícito que cubra todo lo que requiere el paciente. Al menos lo básico, están los rubros establecidos y eso se debe mantener.

J.M.O: ¿Y la medicina especializada?

F.Y: Esta ley establece todo y vamos a respetar la autonomía médica, los médicos deben ser autónomos.

J.M.O: No definimos quienes van a prestar esos servicios

F.Y: El otro gran punto de consenso con el proyecto de reforma de este gobierno es la atención primaria en salud, hay que establecer claramente porque requiere capacitación para atención primaria que es la puerta de entrada al sistema de salud, saber a dónde ir si nos enfermamos. Es que la atención de la salud debe ser integral, debe ser preventiva y de cuidado, porque si no me pueden prevenir la enfermedad, el tratamiento no me cura como en algunos casos de cáncer, la parte de cuidado debe estar conmigo, el servicio de salud me debe acompañar hasta el final.

J.M.O: ¿Y el médico de familia? Eso se terminó. Un médico que era capaz de hacerle un seguimiento

F.Y: Ahora se llama distinto. Mi padre fue médico de familia y en mi infancia acompañé a mi padre en el consultorio, en el hospital, en rondas médicas, en cirugías y lo acompañé en visitas domiciliarias, por eso conozco todo el proceso por eso siempre supe que iba a ser médico. Mi papá era consejero, incluso cuando el matrimonio tenía problemas llamaban a mi papá.

Hoy hay muchas circunstancias, muchas razones para que ese médico no exista, pero en el sistema de atención primaria, además del médico tiene un apoyo técnico. Ese equipo de atención primaria, que el proyecto de ley lo contempla, ese equipo debe estar en capacidad de solucionar el 80% de problemas de salud que tenemos, es bajar la hospitalización.

J.M.O: Hoy en día para acceder al sistema hay que entrar por urgencias

F.Y: Acá ese médico con ese equipo el que me maneja los problemas allí y que esté cerca de mi casa, ese equipo médico debe estar cerca de mi casa con apoyo tecnológico y que lo conozca a uno. Que lo salude a uno, que le pregunte por la familia. Visité a Inglaterra cuando su sistema funcionaba, estuve en un centro de salud en Liverpool y los médicos tenían una lista de 2.500 pacientes por médico y la gente escogía su médico y si no empatizaba con él cambiaban. Ese centro de salud quedaba cerca de donde vivía la gente. Centros apoyados con recursos del Estado. Desafortunadamente este sistema lo desbarataron.

En los acuerdos fundamentales estamos que el modelo de atención primaria y luego, si ese equipo no puede solucionarlo me refieren a servicios de mayor complejidad en donde me van enviando para que me vean los especialistas. El otro punto del consenso es apoyar y fortalecer la red pública, desde la Ley 100 se ha deteriorado por la privatización y tiene que haber una red pública bien tecnificada y la red pública se ha quedado atrás en el desarrollo tecnológico, el otro punto es la autonomía médica y mejorar las condiciones laborales.

J.M.O: Nosotros tenemos un sistema mixto, ¿debe seguir siendo un sistema mixto? ¿Cómo debe ser la mezcla entre EPS y el Estado?

F.Y: La mayoría de la prestación de salud es privada desde la Ley 100, hay que fortalecer el sector público, en el mundo, con la excepción de Cuba y lo que fueron los países socialistas, los sistemas de salud son mixtos, lo que no es negociable es que la formulación de políticas, la normatividad debe estar en manos del Estado. De modo que en la propuesta de reforma llega un punto interesante en el debate es que están o no están de acuerdo con la reforma del gobierno.

Estamos de acuerdo con que las EPS no deben estar administrando los recursos públicos, que se giren directamente del estado a los prestadores, están la historia de las IPS que se han ido y han dejado deudas millonarias.

Las EPS no cumplen con el papel asegurador, quienes cumplen el papel asegurador son el Estado, no las EPS. Las EPS cumplen el papel de hacer una red de control de riesgo y de prestación de salud. Hay riesgos técnicos como el de la salud y las EPS pueden actuar para evitar la enfermedad, hay que vacunar, educar para que la población tenga actividad física, no fume y se mantengan sanos.

El otro riesgo que deben controlar es el riesgo de utilización, evitar el abuso en los servicios de salud, que no se cobren servicios que no se prestaron, que no se politice la prestación de servicios. Hay un error que cometió el gobierno que es el centrar el proyecto de reforma en eliminar las EPS que ha generado un gran debate.

J.M.O: Es que se han cazado peleas que no son, uno a veces tiene la impresión que el presidente le tiene desconfianza al componente empresarial que está en la prestación de servicios porque cree que lo volvieron un negocio

F.Y: Muchos economistas consideran la salud como un bien meritorio que no está sujeto a las leyes de oferta y demanda, como el aire y el agua. La reforma tiene elementos positivos, uno es el de eliminar la dualidad de un régimen contributivo y uno subsidiado. Desafortunadamente no toca regímenes más privilegiados como el del Banco de la República, maestros, y ahí se queda callado. Al igual que los trabajadores del petróleo. El otro gran mérito que quiere atacar a fondo el desequilibrio que hay entre el área urbana y la rural, es darle prioridad a la Colombia profundo

El camino por recorrer aún es largo, pero hay coincidencia de todos los sectores, academia, médicos, prestadores de servicios, médicos y líderes sociales y políticos de la necesidad de realizar ajustes en los que podrá avanzar la subcomisión de salud, encargada de buscar consensos, aprobada por la Cámara de Representantes.

Aquí la conversación completa:

También le puede interesar: “Petro prefiere la muerte antes que renunciar a sus ideas”: Alejandro Gaviria

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Cómo ha podido un grupo de abogados sobrevivir y tener prestigio a punta de defender derechos humanos

Cómo ha podido un grupo de abogados sobrevivir y tener prestigio a punta de defender derechos humanos

Así será la ida de los embera del Parque Nacional 3 años después de haberse asentado allí

Así será la ida de los embera del Parque Nacional 3 años después de haberse asentado allí

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--