Leticia, un destino turístico más, olvidado en su propio territorio

El Amazonas y su capital, Leticia, se reconocen por su diversidad y carácter paradisiaco, pero el olvido estatal ha causado graves problemas sociales en la ciudad

Por: D Leonardo V Carvajal
agosto 18, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Leticia, un destino turístico más, olvidado en su propio territorio
Imagen: Canva

Se extiende una cordial invitación al nuevo gobierno a visitar Leticia y hacer uso de esta guía para no desaprovechar la oportunidad y conocer lo que poco se menciona o intenta ignorarse sobre ella.

Ubicada en la región sur del país, cubierta por una densa selva y un río caudaloso se encuentra Leticia, capital del Amazonas, con una riqueza de flora, fauna y cultura inmensurable. Pero bastantes son los méritos que acumula ya la ciudad de Leticia para que la atención sea desviada de estas virtudes y en cambio se destaque por ser considerada una narcociudad.

|Le puede interesar: En 2023 Barranquilla se embarca en el río bus

De esto se han encargado los/las representantes del narcotráfico y la corrupción locales, quienes por décadas de enfermiza sinergia formaron “sólidas” bases para crear esta realidad y su “incuestionable” permanencia en el poder.

A simple vista podría tratarse de otra ciudad colombiana afligida por mandatos de este tipo, pero en Leticia las condiciones son propicias para que el escenario sea más desfavorable. Al colindar con dos países (Brasil y Perú) el tráfico de sustancias ilícitas, de fauna y de personas se convierte en un negocio sumamente apetecido; además, que el acceso sea viable únicamente por vía aérea o fluvial (a través del imponente y amenazado río Amazonas) crea un aislamiento tranquilizante para quienes transgreden la ley.

Lo anterior lleva a preguntarse ¿quiénes son estas personas que transgreden la ley? y es que, dejando a un lado a los delincuentes de poca monta, es posible centrarse en los más peligrosos, quienes decidieron y deciden sobre el destino de la población en esta región y solo intensifican la desigualdad, políticos, cuyos nombres son conocidos, pues vienen de castas familiares las cuales tienen una tradición de perpetuar generación tras generación el aprendizaje y ejecución del arte de la corrupción y narcotráfico.

Los transgresores provienen también de otras regiones, son exploradores, cuya búsqueda por oportunidades de negocio establece temporadas de violencia, temporadas que inclusive ya los locales son capaces de anticipar, pues surgen cuando el ajuste de cuentas entre castas y castas, o estas y los exploradores, o exploradores contra otros exploradores no pueden esperar más.

Se invita a recorrer las vías intransitables de la ciudad, deleitarse observando como en sectores se acumula la basura y termina en afluentes o directamente en el río Amazonas; permitirse comparar las viviendas que escasamente poseen los servicios básicos con las que tienen lujos a costa de métodos turbios, y con seguridad se encontrará continuamente con un animal que no se ve en peligro de extinción, “el elefante blanco”, el cual no parece verse afectado por la tala indiscriminada de árboles.

Una ligera advertencia, intente no enfermarse, pues es seguramente uno de los últimos sitios donde debería hacerlo.

Pero, sobre todo, se invita tanto al gobierno como a la población local a reconocer el potencial que tiene esta capital y en qué podría llegar a convertirse si se dejan de apoyar y encubrir prácticas que sólo perjudican a la región.

-.
0
300
Juan Carlos Cuéllar, el puente oculto entre el ELN y el gobierno

Juan Carlos Cuéllar, el puente oculto entre el ELN y el gobierno

El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus