Opinión

Las tres del tintero

Petro cree, como Lenin, que el pueblo impondrá el nuevo orden, por eso la manifestación que convocó para el 7 de agosto

Por:
julio 22, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

LOS MÉTODOS LENINISTAS DE PETRO

 

Una columna el jueves pasado en el diario Occidente de Cali, del prestigioso profesor universitario Miguel Yusti, furioso líder troskista en sus años mozos, hizo pensar a las redes que las actitudes políticas de Petro obedecen a una vieja metodología leninista. Según el derrotado candidato presidencial (y lo demostró cuando fue alcalde de Bogotá) el pueblo que llene las plazas está por encima de las leyes. Y, como hizo Lenin hace 100 años en Rusia, es el pueblo el que terminará imponiendo el nuevo orden. Por esa razón Petro ha convocado una manifestación nacional de sus partidarios el 7 de agosto, paralelo a la posesión de Duque. Aspira a que con un gobierno débil, como aparenta ser este próximo cuatrienio por los ministros que ha nombrado y la dependencia de Uribe, Colombia se vuelva algo igual a la primavera árabe y desde las plazas y no desde el Capitolio se establezca el cambio.

 

DILIAN TUVO QUE IR A EL DOVIO A ENTERARSE  QUE OTRA NIÑA MURIÓ TAMBIÉN POR DESNUTRICIÓN

 

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, que el mismo día en que la Fiscalía le precluyó el último de sus procesos penales se enteró que 5 niños indígenas de una vereda de El Dovio, en el Cañón de Garrapatas, murieron por inanición y desnutrición, tuvo que dejar sus ánimos fiesteros y aparecerse el 20 de julio a las diez de la mañana en la plaza principal de esa población vallecaucana a 20 minutos de Roldanillo en la cordillera occidental, a tratar de calmar los ánimos y, sobre todo, a mejorar la imagen de desprestigio que su secretaria de Salud, como si fuera otra Cruella de Vil, la mujer despiadada de la película de los 101 dálmatas, le ha generado con sus descuidos dictatoriales. Pero cuando comenzó la rueda de prensa se enteró de una sexta víctima en otro resguardo indígena de la zona. El Valle del Cauca no puede parecerse cada vez más a la Guajira y la capacidad política de la antigua presidenta del Congreso menos que puede semejar la de Oneida Pinto, la gobernadora emproblemada de la Guajira, que dejó morir decenas de niños por desnutrición en la península. Sería un absurdo de los asesores de la gobernadora del Valle poner en juego por el capricho de mantener una secretaria antipática todo un futuro que se vislumbra.

 

LA LEY DE LA OPOSICIÓN NO LA LEYERON

 

La ley de la oposición que fue aprobada y sancionada por el presidente Santos, comenzó a cumplirse el 19 de julio así los mismos que la aprobaron y los dirigentes de los partidos políticos no la leyeran. En esa ley se obligaba de manera absurda a que en menos de tres días los partidos políticos establecidos en Colombia modificaran sus estatutos para poder tomar la determinación de ser o partidos de gobierno o partidos de oposición. (Ley 1909 articulo 8). Probablemente todos sus actos serán demandados porque el único partido que anunció al Consejo Nacional Electoral que cumplía modificando sus estatutos fue el PRE, el de los negros de El Cerrito porque los Verdes, que le anunciaron al CNE su intención de declararse de oposición dentro del absurdo plazo previsto por la ley, no alcanzaron a modificar sus estatutos.

 

-.
0
6811
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Tocaría comprar la vacuna en San Andresito

Tocaría comprar la vacuna en San Andresito

La muerte de la elegancia

La muerte de la elegancia

La Policía torea el avispero

La Policía torea el avispero

El acorazado Arango Bacci

El acorazado Arango Bacci

Jugando básquet en un manicomio

Jugando básquet en un manicomio

Así no se puede

Así no se puede

La isla sin techo

La isla sin techo

La inutilidad de sembrar en el desierto

La inutilidad de sembrar en el desierto