Las desgracias de las que se ha levantado Don Jediondo

Don Jediondo, el inmitador que salio de pobre burlándose de los politicos

El apodo se lo puso sin quererlo su madrina, una campesina boyacense que crio sola 7 hijos, sin pensar q uno de ellos seria estrella en La Luciernaga.

Por:
septiembre 19, 2023
Don Jediondo, el inmitador que salio de pobre burlándose de los politicos

Justo en el primer trabajo que tuvo, a Pedro Antonio González lo despidió su Jefe Edgar Artunduaga porque le parecía de mal gusto que imitara a la gente. En Caracol Radio, este hijo ilustre de Sutamarchán tenía el oficio de leer las noticias como lo hacía Cristóbal Américo Rivera en Alerta Bogotá y que lo convirtió en una leyenda de la radio en el país.

Todo marchaba en ese momento. Tenía una hija y esperaba otro. Vivía bien con su esposa en el barrio Santa Isabel, pero Caracol Radio movió sus fichas y nombró director de Noticias a Artunduaga que le dijo:

-La vida es una tómbola y uno no debe ganarse la vida imitando a la gente

Lo echó, así no más. Pedro Antonio recuerda la fecha: 11 de junio de 1992 y lo recuerda porque ese viernes mataron al cantante vallenato Rafael Orozco y Pedro volvía a empezar. Todo volvía a empezar. Otra vez se quedó tan pobre como cuando era niño. Su madre se llamaba Margarita y tuvo que criar a siete hijos sola.

De niño, Pedro Antonio se acostumbró a no ir los viernes a la Escuela Héctor Julio Gómez. Ese día tenía que ayudar a hacer el pan con el que se ganaban la vida. Doña Margarita adecuó una carretilla, le puso un platón encima y así hicieron su panadería ambulante. A veces, además del pan, hacían empanadas, 100 empanadas que vendían con rapidez. El colegio le brindó la oportunidad de hacer su primera imitación que fue al Rector del colegio. Tenía talento.

A Pedro Antonio le cuesta hablar de su vida y cuando lo hace, prefiere burlarse de sí mismo. Recuerda que el nombre Don Jediondo se lo inspiró la mejor amiga de su mamá, la única que tuvo, Ana Delina, quien tenía una tiendita en Sutamarchán a la que ellos le vendían el pan.

Mientras hacía las cuentas, Ana Delina ponía a Pedro a hacer oficios varios. No los hacía bien o mejor, antes de hacerlos, prefería hacer una travesura. La respuesta de Ana Delina, entre risas, era decirle: “Qué chino tan Jediondo”… que quería decir, más o menos, que pelado tan travieso.

Para terminar de juntar lo del mes, Doña Margarita, en la entrada de su casa, improvisó una cantina. Adaptó un viejo radio Phillips a un bafle grande y ahí pusieron un tornamesa. De esa época, le quedó el recuerdo de la canción que más escuchaban los clientes, era del dueto Américas titulada Por un capricho tuyo. Doña Margarita tenía 600 discos, pero la gente sólo le pedía ese.

Así que, a los veinte años, Pedro se fue para Bogotá a trabajar en una fábrica de ladrillos llamada Territorial. Esto lo hacía en el día, pero de noche se puso a hacer una carrera, la de Comunicación Social, con tan mala suerte que cuando iban en sexto semestre, el Rector les dijo a los alumnos: “Pelados, les tengo una mala noticia: esta carrera no está aprobada por el Icfes”.

Así que no les quedó de otra que ir a estudiar a la Universidad Central donde pudieron homologar parte de lo que habían estudiado. A punto de graduarse, Pedro conoció a Alberto Piedrahíta Pacheco, decano de la radio colombiana, el popular Padrino y él fue quien le permitió leer, en clave de chiste, las noticias bogotanas, pero todo acabó con Artunduaga.

Lo que no supo en ese momento Pedro Antonio es que la puerta cerrada no era más que un portón que también se abría para darle otras oportunidades. El único trabajo que consiguió fue en Bucaramanga, en una pequeña emisora llamada Radio Primavera.

Resistió una semana. La niña en Bogotá se enfermó, lo extrañaba. No dormía. Tomó un bus de Berlinas del Fonce y se devolvió a la capital. Volvió a tocar las puertas de Caracol Radio, pero nadie se las abrió. Entonces, decidió quemar las naves y presentarse a Sábados Felices como un concursante cualquiera.

Cuando Alfonso Lizarazo, entonces Director y Presentador del Programa le preguntó cuál era el nombre con el que quería que lo anunciara, Pedro Antonio no lo pensó dos veces:

-Don Jediondo

A Alfonso Lizarazo no le gustó. Le dijo que ese nombre era muy fuerte. Igual se ganó el concurso, le dieron una buena plata y Hernán Orjuela le dio la oportunidad de pertenecer al elenco de No me lo cambie. Allícreó un personaje inspirado en Jorge Barón que inmortalizó uno de los momentos más hilarantes de la televisión: El hueco, que buscaba premiar el hueco más profundo de una destartalada Bogotá noventera.

Han pasado exactamente treinta años. Pedro Antonio sigue recuperándose de golpes como perder a su mamá y afrontar problemas económicos que limitan con la quiebra del restaurante que lleva su nombre, Don Jediondo, creado en noviembre del 2005, cuyos colores y estilo están inspirados en la vieja tienda de la madrina Ana Delina.

Pedro Antonio también ha recibido cuestionamientos sobre el humor que hace, pues muchos creen que es muy brusco y machista. Sin embargo, la corrección política, algo tan difícil de manejar para los humoristas, la ha superado Don Jediondo quien, desde la Luciérnaga, con su imitación de Yamid Amat, ha sabido mantener sintonía y aumentarla.

El día que el candidato Gustavo Bolívar se presentó en La Luciérnaga, en el espacio que tiene este programa para los aspirantes a cargos de elección popular en las próximas elecciones, hubo una tensión en el aire.

El director de La Luciérnaga, Gabriel de las Casas, se había entrelazado en una pelea en Twitter contra el candidato a la Alcaldía. Al presentarse, el ambiente podía cortarse con un cuchillo, pero apareció Don Jediondo con la máscara de Yamid, todas las tensiones desaparecieron y la risa derritió las armaduras.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
El reconocido comentarista del Gol Caracol a quien Ecuador le debe mucho dinero, ya hay demandas

El reconocido comentarista del Gol Caracol a quien Ecuador le debe mucho dinero, ya hay demandas

Dollarcity le subió el precio a algunos de los productos más queridos. Estos son

Dollarcity le subió el precio a algunos de los productos más queridos. Estos son

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus