Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Agua Vida y Ciudad

60.000 abejas que crecen en pleno centro de Bogotá

El zootecnista Eduardo Ulloa cuida las abejas en el techo de su casa después de salir del trabajo que tiene en un taller de cauchos y mangueras en la zona industrial

Por:
Noviembre 13, 2017
60.000 abejas que crecen en pleno centro de Bogotá

Desde hace dos meses Eduardo Ulloa tiene 60.000 abejas en el techo de su casa. Estudió Zootecnia en la Universidad Nacional y se convirtió en un apicultor después de investigar sobre el tema durante sus estudios. El pasado mes de agosto le regalaron el primer panal de abejas que había sido recuperado en la ciudad. El único lugar que tenía para tenerlo era el techo de su casa, ubicada en la zona industrial, en pleno centro de Bogotá.

Su primer intento de tener abejas fue en Puente Nacional, Santander. Empezó con ocho colmenas, pero el uso de venenos y químicos para acabar con las plagas en los cultivos terminó por matarlas. Decepcionado, creyó que no servía para eso, que todavía no tenía la experiencia suficiente para avanzar con el proyecto.

Eduardo continuó su trabajo en el taller que tiene con su papá en la zona industrial. Producen mangueras y cauchos en un local en el primer piso de su casa. Sin embargo, el pasado agosto, Alejandro, otro apicultor amigo suyo le contó que había rescatado un panal de abejas de la ciudad. Volvió a medírsele al reto y hoy ya produce miel, polen y propóleo. Un mes después le regalaron el otro panal. El proyecto lo lleva junto a otros apicultores del país. En El Bagre, Antioquia; Gachancipá, Cundinamarca; y San José de Suaita, Santander.

Sin embargo, su objetivo no es tanto la comercialización ni volver de esto un negocio. Eduardo sabe que las abejas son un eslabón fundamental para la producción de alimentos, las cuáles polinizan y son las responsables del casi 75% de los productos agrícolas que consumimos. Además, la jalea real, el alimento de las abejas reinas, es una fuente de vitaminas importantísima para las personas que podría mejorar las defensas de los pacientes de cáncer sometidos a quimioterapia.

La apicultura se ha convertido en el proyecto agropecuario más rentable de Colombia. La producción de miel está muy por debajo de lo que se consume. Al año, la demanda es de 20.000 kilos, pero en el país solo se producen 2.500 al año. Por esta razón hoy se está pagando el kilo a $ 21.000 pesos. Y aunque no existe un cálculo exacto sobre cuánta gente está metida en el negocio, hay proyectos en los que existen hasta 3.000 colmenas. Además, con las colonias de abejas no solo se busca la producción de alimentos como la miel, también son fundamentales para la reforestación de las zonas afectadas en el Cauca y Meta. De hecho, hay empresas con 2.000 colmenas en cultivos de acacia.

El trabajo de Eduardo Ulloa y el de otros apicultores será fundamental para el desarrollo agrícola en la implementación de los acuerdos de paz. Las abejas trabajan en grupo por un bien común y para Eduardo, esta debería ser la meta para la construcción de un nuevo país.

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
4212
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus