La Universidad Nacional ante una reforma que deforma

"El futuro lo escribimos con nuestras acciones y desde la Universidad Nacional no queremos vivir esclavos de ideologías represivas"

Por: Comité Pedagógico de la Reforma. Historia Universidad Nacional
mayo 12, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La Universidad Nacional ante una reforma que deforma
Foto: olapolitica.com

Un Consejo Superior Universitario en medio de calurosas protestas ha entrado a estudiar la implementación de la reforma 044 al estatuto estudiantil. El rechazo proviene de los estudiantes, quienes en estos momentos se encuentran en una situación similar a la del año 2011, cuando se intentó pasar al Congreso la ley 30.

Hoy, la Universidad Nacional, sede Medellín, Manizales, Palmira y Bogotá, se ha movilizado de distintas maneras con un objetivo principal: ¿es posible pasar una reforma al estatuto estudiantil, sin tener en cuenta en ella como voz decisiva la opinión de los estudiantes?

Desde estas cuatro sedes, en distintos espacios, y con un apoyo dispar de las distintas carreras, se ha dicho No a la reforma. Por eso, es necesario que a la opinión publica le lleguen las voces que desde esas charlas han surgido con el objetivo de que sea la democracia y los valores de justicia y equidad las que construyan este país y no la voz tiránica de sus gobernantes.

Lo que está pasando es lo siguiente. En primer lugar, los estudiantes de la Universidad Nacional han contado con un regresivo presupuesto de Bienestar. Por derecho, los estudiantes tenemos la posibilidad de pedir incentivos de investigación, participación en eventos internacionales, o de alojamiento, transporte y alimentación. Este es un punto importante pues ayuda a que muchas personas sin las capacidades para financiar sus estudios, puedan ser apoyados por la Universidad. Con el nuevo estatuto, esto cambia de tal manera, que hoy en día se están empezado a reducir los apoyos y se están empezando a cobrar el derecho a la vivienda de los estudiantes.

Ese es solo un ejemplo de una tendencia en toda la reforma. La Universidad está evitando compromisos fiscales con sus estudiantes y acá entra el punto central que se debe tratar con la reforma y que debemos solucionar como sociedad: es urgente cambiar la idea que se tiene sobre el Estado. Los colombianos debemos empezar a cuestionarnos por nuestros gobernantes y los impuestos que pagamos. Debemos preguntar, ¿en qué los invierten?, ¿dónde se ve reflejado el aumento del IVA en calidad de vida?, ¿dónde están los estudiantes de las Universidades públicas cambiando el país?

La respuesta a todos estos interrogantes la tiene el Estado porque toma las decisiones de cómo distribuir los impuestos que recibe, ese Estado no es Dios, y no hace milagros, tampoco su deber es ayudar a los que lo sostienen. De hecho, el Estado y así mismo la universidad pública tienen como objetivos responderles a los habitantes que los financian y dan el sustento a su existencia. Si no lo pedimos nosotros como ciudadanos, mucho menos lo harán “nuestros” gobernantes. El asunto está en cómo nosotros podemos crear espacios para opinar sobre cómo se lleva al país. Tenemos derecho a hacerlo con miras a solucionar el problema de un Estado que se separa de los habitantes, y de un estudiantado que “escapa” del país en búsqueda de mejores oportunidades. Y ese es el eje central de todos los episodios que hemos visto en los últimos años, aunque deberíamos decir últimos siglos.

Debemos apropiarnos de nuestros impuestos, de nuestros municipios y empezar a caer en cuenta de nuestra importancia como individuos para pedirle al Estado respuestas. Es por ello, que, desde la Universidad Nacional, y hablamos por toda la educación publica, y demás sectores en problemas por las decisiones económicas del Estado, pedimos el apoyo de todos nuestros hermanos de la patria para defender nuestro “patrimonio”, defender la vocación investigativa de la enseñanza y fortalecer la educación pública para que todos tengan derecho a cambiar este país y no solo los grupos excluyentes e interesados.

La Universidad Nacional necesita a todo el país estas semanas, los profesores en paro, los necesitan, sus hijos los necesitan, pues en este mundo la educación es el criterio que separa la civilización y la barbarie. ¿Qué tipo de ciudadanos queremos formar?, ¿aquellos que disfruten de la última moda mientras son indiferentes a los problemas, tecnológicos, científicos, sociológicos, humanos, artísticos, culturales que desangran al país? Necesitamos ciudadanos que logren acabar con la corrupción, que demuestren cómo las ideas pueden llevar el bienestar al campo y a los ladrones de cuello blanco a la cárcel.

Esperamos que todo aquel que lea este pequeño comunicado reflexione sobre la tierra cada vez más árida, las ciudades cada vez más inseguras, las cárceles cada vez más llenas, la justicia cada vez más lejos y la libertad enceguecida. Los encargados de cambiar ese panorama somos todos, por el bienestar del país, de sus ciudadanos y de su territorio. Nuestros enemigos son la indiferencia, los corruptos y ladrones en el Congreso, que nos temen y por ello, nos quitan presupuesto.

Hacemos un llamado a la participación de todos los ciudadanos que quieran ver una Colombia, con colegios, hospitales, universidades gratuitas, trabajo digno, sin sectarismos ridículos, con un campo fértil y sin que los políticos regalen lo que corresponde dar al Estado por derecho de sus habitantes. Les recordamos que el futuro lo escribimos con nuestras acciones y desde la Universidad Nacional no queremos vivir esclavos de ideologías represivas. Hoy la batalla es por la educación pública, mañana será por el Estado.

Manos a la Obra.

-.
0
2752
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Dibujos errantes: una forma de pensar y dialogar

Dibujos errantes: una forma de pensar y dialogar

Las caras jóvenes que van a poner a marchar a Colombia

Las caras jóvenes que van a poner a marchar a Colombia

Insultar al verdugo

Nota Ciudadana
Lo que muchos ignoran sobre la Universidad Nacional

Lo que muchos ignoran sobre la Universidad Nacional