La revolución, ni con Petro ni las Farc

Como dijo Antonio Gala: esta solo mora en un instante del paso por la vida, que se llama juventud y no depende de izquierdas, ni derechas, ni de ningún símbolo patrio

Por: Andrés Óliver Ucrós y Licht
diciembre 17, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La revolución, ni con Petro ni las Farc
Foto: Twitter @petrogustavo @TimoFARC

El movimiento estudiantil nos deja varias lecciones: la revolución no son arengas explosivas como cócteles molotov y carteleras del sindicato; no tiene habanos cubanos, boina roja, ni bigote estalinista, aunque se base en el principio de que las grandes minorías, son capaces en cualquier momento de recuperar el ejercicio de su soberanía, la violencia delegada al Estado a través de una constituyente.

La revolución no son políticos vetustos de “izquierda” disputándose la contratación de un país con los de “derecha”. La revolución no es acceder a los puestos de poder…poder serruchar, ni ser oportunistas con cada manifestación popular. La revolución no sacrifica medios por fines (pues no se lucra del narcotráfico, que ha formado empresas armadas, tanto a la izquierda como a la derecha); la revolución tampoco es ponerse un traje camuflado, machete al cinto y botas pantaneras; matar pueblos como “ejército del pueblo”; ni matar líderes sociales en defensa del uribismo. No creo que hayamos venido al mundo para gritar “Viva Petro” o “Viva Uribe”. Quien crea esto, necesita leer más.

La revolución no es metonimia (tomar las causas por los efectos), ni las conquistas de otros pueblos como bandera; la revolución no es encapucharse o desnudarse en nombre de nada. La revolución como decía Antonio Gala, solo mora en un instante del paso por la vida: se llama juventud y no depende de izquierdas, ni derechas, ni de ningún símbolo patrio. Antonio Gala dijo sabiamente: "Cuando su edad aumente, el pronunciamiento pasará a otros labios y ellos se quedarán hasta sin el apoyo de él, que ni era de ellos ni dependía de ellos"; y también: “los mayores —incluso los de la izquierda— hoy los toleran, pero ni los veneran, ni los temen: simplemente los están engañando; los entretienen mientras se les pasa ese defecto de la juventud”.

La coyuntura

El país, con la llegada de miles de familias venezolanas desplazadas, cuyo drama nos obliga a recordar que somos un mismo pueblo (pues Colombia fue fundada en la Convención de Angostura, Venezuela, el 17 de diciembre de 1819, y fuimos en algún momento histórico, con las mismas gentes hispanas, mestizas, un solo país); con el desprestigio generalizado de los políticos tanto a la izquierda como a la derecha gracias al fortalecimiento de la prensa independiente; la incapacidad estatal y la organización de una nueva generación mejor educada que la anterior como respuesta, parecen ser los campanazos que anuncian una nueva revolución para ambos pueblos.

¿Quiénes fueron nuestros revolucionarios hace 200 años? Jóvenes

Antonio José de Sucre, “gran mariscal de Ayacucho”, ingresó a la guerrilla de la Independencia con solo 15 años de edad. José María Córdova a los 16, al igual que Tomás Cipriano de Mosquera y Manuel Antonio López Borrero; José Hilario López, quien decretó la manumisión de los esclavos, a la edad de 13. Simón Bolívar fundó la Gran Colombia a la edad de 36 años, país que se disolvió a la par de su vida en 1830, cumplidos los 47. Bolívar era el espíritu de la revolución, y como revolución murió cuando dejó de ser joven…Igual que Petro, igual que todos. La gran revolución de la Independencia, fue una revolución eminentemente hecha por jóvenes. Que la gente de esa época vivía mucho menos que hoy es un mito que pueden confirmar los censos y las estadísticas. No estamos hablando de hace dos mil años, sino de hace 200.

***

Kaplan dice que la adolescencia implica la confrontación y liberación de todas aquellas actitudes de la infancia que no pueden continuar con nosotros a lo largo de la vida, proceso que se considera traumático y por eso se dice que “adolecemos” de algo. La correspondencia de los neogranadinos y colombianos de hace dos siglos evidencia que en ningún momento de la historia fuimos más tiernos como sociedad que a partir de la Ilustración (sí, la misma Ilustración que comulgó en Alemania con dos guerras mundiales). Los varones colombianos de hace dos siglos eran capaces de manifestar afecto genuino entre ellos y decirse cuánto se querían o extrañaban de una manera que hoy resulta insólita, “maricona”, más allá de la gélida formalidad del “saludo cordial” (o de corazón) que hoy nos damos en toda la correspondencia pública; de desarrollar gestos que se han perdido con la posguerra como el beso entre varones, que se mantiene en otros países como Argentina y España.

Estudios científicos sostienen que la rebeldía puede obedecer a un trastorno negativista desafiante, trastorno que solo se produce en la niñez y se desarrolla en la juventud, como una confrontación con padres generalmente ausentes (nunca hemos vivido en una sociedad tan disfuncional), proyectada a los maestros, mayores y figuras de autoridad como el Estado, la religión; trastorno que puede evolucionar a trastorno disocial (violento), que bajo ciertas condiciones, puede propagar la violencia. Esto pudo haber sucedido con Bolívar, según vemos sus cartas y sus biografías, y otros hombres de su época, pero también de la nuestra.

Dejo esta breve reflexión de un psicólogo apasionado por la historia para saludar a la juventud que hizo posible que 4,5 billones de pesos no se fueran para los contratos de los políticos, sino —y espero— para financiar una educación que nos posibilite ser una sociedad no violenta sino más reflexiva…Una prensa independiente, un país sensible, tolerante, conocedor de sus propias taras psicológicas e históricas, un país no de cafres, sino un país decente.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1828

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

¿Una discusión bizantina?

No cohonestaremos conductas reprochables

No cohonestaremos conductas reprochables

Malestar en La Habana por inexactitudes en presentación del nuevo Acuerdo

Malestar en La Habana por inexactitudes en presentación del nuevo Acuerdo

Nota Ciudadana
VIDEO: La respuesta en redes sociales a Cambio Radical por el “violento” video que publicaron contra las FARC

VIDEO: La respuesta en redes sociales a Cambio Radical por el “violento” video que publicaron contra las FARC