La estafa de Rodolfo Hernández

Su lema de campaña es la anticorrupción, por eso se le sube la temperatura cuando le recuerdan la estafa que le pegó a los bumangueses para hacerse elegir alcalde

Por: Alexander Molina Guzmán
mayo 24, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La estafa de Rodolfo Hernández
Foto: Pixabay

Al señor Rodolfo Hernández le molesta que le saquen los cueros al sol, pero es feliz cada vez que le arranca aplausos a la galería cuando a boca llena habla de lo que la gente quiere escuchar: que hay ratas en la política y que hay que acabar con esa ladronera.

Sí, eso no es nada nuevo, la ladronera en la política han existido desde los albores de la misma política y eso no se acaba apunta de repetirlo, repetirlo y repetirlo... O de la decisión de un solo “hombrecito”.

Porque muchos de los que siguen ahora al “ingeniero” son quienes también le dan el voto en sus regiones a candidatos a concejos, asambleas, alcaldías, gobernaciones y Congreso que representan a esa ladronera de este país; que son los saqueadores de los recursos públicos.

Pero el “ingeniero” se le sube la temperatura cuando le recuerdan la estafa que le pegó a los bumangueses para hacerse elegir como alcalde: para ganar votos le prometió a los bumangueses la bobadita de entregarles 20.000 viviendas.

Fue a los sitios más vulnerables de Bucaramanga a venderles esa promesa para sacarles el voto y sí, le sonó la flauta, lo eligieron alcalde, pero no cumplió, pues no entregó siquiera un lotecito. Nada es nada. Estafó a los bumangueses.

Y se le llena la boca hablando de la ladronera, pero se emputa cada vez que le recuerdan los procesos por corrupción que tiene en su contra por su paso como alcalde; como el caso de Vitalogic, el negocio del manejo de las basuras y en cual salió favorecido uno de sus hijos. Y sale con las mismas respuestas copiadas de politiquero que se respete:

“Soy víctima de politiqueros, bandidos, ladrones y atracadores que me quieren sacar”. Por si fuera poco, él mismo ha reconocido cómo ha hecho su fortuna en el negocio de la construcción, que incluía la construcción de vivienda de “interés social”, vivienda que es un negocio “pulpito”; como él mismo lo dijo, “eso es una delicia”.

Este candidato es una estafa, mírese por donde se le mire, pues además ha demostrado que no tiene la preparación intelectual ni física para gobernar al país. No explica con solvencia ningún tema, ni mucho menos lo profundiza a cabalidad, ni conoce a ciencia cierta las regiones (“El Vichada, ¿eso qué es?”); no aguanta el trote para dirigir el Estado, pues él mismo reconoce que a las siete de la noche ya tiene que irse a dormir.

Uno entiende que volvió a resucitar con frases de cajón como “El sentimiento de todos los colombianos es que esto es una robadera que no tiene llenadera”. O engolosina a la gente con decir que “Hoy me comprometo a donar mi sueldo como presidente de la República y a entregárselo a los más necesitados.

Yo no necesito plata porque esa ya la trabajé. Lo que quiero es devolverles a los colombianos un poco de lo que me han dado”. Claro, porque hay gente que la acostumbraron a que la pobreza “se soluciona con donaciones”. Por supuesto, “ingeniero”, usted ya no necesita porque se enriqueció de forma “deliciosa”y ahora le ofrece migajas a los pobres.

Y por supuesto que hay cierta muchachada que está divirtiéndose con este hombre que está cerca de los 80 años, pues es el abuelo que no tienen y quieren tener: el que se pinta el cabello, el que se comporta como influenciador de 15, el que da entrevistas en pijama (eso es como hacer una pijamada), el que putea a todo el mundo, el que se comporta como alcahuete de esa muchachada... En Fin.

Es que a tal punto el uribismo desprestigió la presidencia (para la muestra está Duque), que hay gente que ya no se toma en serio la política y cree que cualquier perico de los palotes puede ser presidente, y eso es una estafa, como lo es Rodolfo Hernández.

 

-.
0
3900
Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus