Las embarradas de Ángela Hernández, la mano derecha de Alejandro Ordoñez

Admiradora de Uribe y Ordóñez, Ángela Hernández, a sus 26 años, se hizo popular por las marchas antigay y ahora es uno de los rostros de la marcha del 1 de abril

Por:
Marzo 31, 2017
Las embarradas de Ángela Hernández, la mano derecha de Alejandro Ordoñez

Desde que tenía 12 años Ángela Hernández soñaba con conocer a Álvaro Uribe Vélez. Cada vez que el  entonces presidente visitaba su ciudad, Bucaramanga, se agolpaba entre la multitud que escuchaba sus discursos. Cuando Uribe bajaba de la tarima ella alargaba la mano esperando tocarlo. Pero era muy pequeña, nadie la veía. Por eso, cuando lo conoció en agosto del 2016, cuando el Senador viajó a Santander a promover el No en el plebiscito, Hernández no pudo reprimir darle un abrazo. Inmediatamente empezó a considerarlo “mi amigo, padrino y mentor”.

La vocación política le empezó desde que tenía cinco años cuando dio su primer discurso en una iglesia cristiana, religión en la que creció. Su papá, Óscar Hernández, quien fue concejal  en el 2003 por el partido Nuevo Liberalismo, fue su primer maestro. A los 12 años la nombraron niña concejala y a los 19 fue diputada del municipio de Floridablanca. A pesar de lo apretado de su agenda política, le supo sacar tiempo a su carrera universitaria. Hernández es abogada de la Uniciencias de Santander.

En el 2011, con 21 años, su familia y ella apoyaron sin restricciones la campaña de Richard Aguilar a la Gobernación de Santander. Siempre ha sentido una admiración profunda por el coronel Hugo Aguilar quien fue condenado, ese mismo año, a nueve años de prisión por sus nexos con paramilitares. El apoyo del clan Aguilar fue la que le dio la fuerza para conseguir los 15 mil votos para ser concejal en el 2015.

Sin embargo, sólo hasta el 2016, su nombre retumbó con fuerza en el país. Su cruzada contra los manuales de convivencia promovidos por la entonces ministra de educación Gina Parody tuvo una repercusión que ni ella misma esperaba. La diputada Hernández fue el centro de la polémica al afirmar que las cartillas promovían que los niños fueran con trajecitos de niñas al colegio, que los profesores le iban a decir a sus alumnos de cinco años que el sexo no es con el que nacieron sino el que construyeran, que el ministerio enviaba cartas presionando para imponer su manual de costumbres y actitudes de la comunidad LGBTI, e incluso llegó a sugerir que los homosexuales eran zoofílicos e indecentes. Sus declaraciones fueron tan desafortunadas que el propio comité de ética de su partido, la U, le abrió una investigación por discriminación.

Si Ángela Hernández no hubiera sido política seguro sería una destacada pastora. Nacida en 1990 sus primeros discursos los dio en la Iglesia Plenitud de Vida que pertenece a la iglesia cuadrangular y que reúne a más de 500 congregaciones. Allí llevó el año pasado a Alejandro Ordoñez quien se fijó en Ángela Hernández después de ver el efecto que había causado su campaña #conmishijosnotemetas, una idea traída del Perú –en donde Hernández cuenta con una sorprendente popularidad- y con la que convenció a miles de santandereanos a protestar en contra de la ideología de género en septiembre del año pasado. La campaña es un refrito de Save our children el eslogan que usaron, en el verano de 1977, las iglesias cristianas más fundamentalistas del sur de los Estados Unidos. El ex procurador dejó a un lado su férreo credo católico y se arrodilló ante los pastores de Plenitud de vida.

La fuerza que habían demostrado los cristianos a la hora de salir a la calle y votar era incontrastable. A partir de ese momento la diputada y Ordoñez se convirtieron en un popular tándem que viralizaron este video clip, lanzado a comienzos de marzo, en donde invitaban a salir a la gente a la calle este primero de abril. La campaña la bautizaron con el nombre de Con los pantalones bien puestos.

No fueron pocas las críticas que le llovieron a la diputada entre los cristianos por su cercanía con Ordoñez. No sólo criticaban el extremismo católico del exprocurador sino el manto de duda moral que había dejado su destitución. Aun así, desde su cuenta de twitter y la de su esposo, Jefferson Vega, se ha visto la determinación con la que ha apoyado la probable candidatura presidencial de Ordoñez. Ellos fueron los primeros en publicar este video salido ayer martes 28 de marzo

Esta es una presentación en Perú donde es muy popular por el #ConMisHijosNoTeMetas

Viendo la popularidad que ha tenido la marcha del 1 de abril en Santander queda claro que Ángela Hernández, a sus 25 años, tiene todo el potencial para aspirar a cargos más altos que el de ser concejal. Tiene en el bolsillo a los cristianos quienes, después del referendo del pasado 2 de octubre, se han constituido en un caudal de votos que, hasta hace unos años, era impensado. Las minorías y los progresistas tiemblan ante el discurso medieval de una mujer que dice tener los pantalones bien puestos.

 

Publicidad
0
14113
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El dolor de cabeza que Uribe se quitó de encima en Europa

El dolor de cabeza que Uribe se quitó de encima en Europa

El degenerado

El degenerado

La locomotora china detrás del petróleo colombiano

La locomotora china detrás del petróleo colombiano

Testigo clave contra Uribe pide cupo en la JEP

Testigo clave contra Uribe pide cupo en la JEP