La carta abierta a Petro de un colombiano en el exterior mientras sigue su periplo presidencial europeo

La carta abierta a Petro de un colombiano en el exterior mientras sigue su periplo presidencial europeo

"He visto cómo la comunidad colombiana en el exterior solo es tenida en cuenta como un cajero electrónico, que a través de las remesas hacen presencia en el país"

Por: José Ángel Londoño Ortiz
junio 14, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La carta abierta a Petro de un colombiano en el exterior mientras sigue su periplo presidencial europeo

Valencia, Comunidad Valenciana, 13 de junio de 2024

Carta abierta: desde el exterior al Presidente

Dr.

GUSTAVO FRANCISCO PETRO URREGO

Presidente de la República de Colombia

E.            S.            M.

Presidente, reciba un saludo, que esta vez, desafortunadamente, no puede ser cordial.

Le escribo como un ciudadano de a pie, un colombiano en el exterior con una experiencia migratoria de 18 años. Desde que tuve que salir de Colombia, en el mes de septiembre del año 2006, he visto como la comunidad colombiana en el exterior solo ha sido tenida en cuenta como un cajero electrónico, que, a través de las remesas, hacen presencia en el país. Una cifra que a 31 de diciembre del año pasado llegó a los 8.500 millones de dólares (No lo digo yo, lo dice el Banco de la República), es decir, 27 millones de dólares diarios.

Mire usted como el exministro de hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, no sé por qué motivos, en Armenia, le informa a la comunidad del aporte de la migración a la economía nacional.

Bueno, así las cosas, Señor Presidente, le quiero comentar, que con extrema preocupación vemos que la persona que hoy actúa como “representante” de la migración colombiana en el parlamento, poco o casi nada ha hecho por trabajar en favor de la comunidad que, entre otras cosas, le votamos. Si, le vote y creo que ha sido el peor error que he cometido en mi vida desde que ejerzo mi derecho al voto. Hay que aceptar errores y este ha sido uno de ellos, ya que pensábamos que, al ser una persona que vivía en el exilio, una víctima de las violencias de nuestro país, podría tener una sensibilidad diferente frente a las necesidades de la creciente migración de nuestros connacionales en diversas partes del mundo. Y no es porque seamos aventureros Sr Presidente, la migración hoy no es para aventurarse. Este fenómeno migratorio colombiano se acrecienta cada día, por la física necesidad de sobrevivir. Que este no sea un reproche, ya que no es para echarle la culpa a usted. Esto viene sucediendo desde hace bastante tiempo.

Tal vez le interese: Los nuevos inmigrantes colombianos en España

Desafortunadamente, Presidente,  esta línea de investigación a la que pertenece Ramírez Boscán, línea de investigación del exilio y las víctimas en el exterior,  nunca  han sido solidarios con los otros diversos temas que nos han venido aquejando como comunidad y que, a pesar de no estar en el rango de las víctimas del conflicto armado, según la ley 1448/2011, somos otros los activistas que desde la sociedad civil,  si hemos trabajado como parte de esa acción cívica para la visibilización de todo el colectivo en general, sean víctimas en el exterior o no. En el año 2016, fuimos testigos de cómo nos quitaron una curul en el parlamento colombiano, en el marco de la Ley de equilibrio de Poderes, para consolidar el acuerdo de paz, hecho este que realizo el Presidente Juan Manuel Santos y hasta el día de hoy, el más reprobado representante de los colombianos en el exterior, Jaime Buenahora Febres.

Seguimos trabajando colectivamente como comunidad, para eliminar del Código Tributario el impuesto de Timbre que llegaba a ser del 44% que se nos aplicaba en   todas las gestiones documentales consulares. Esto lo logró al final de mil y una explicaciones, un representante de la derecha. Y no es que no quisiéramos pagar, no. Nosotros pagamos, pero un impuesto que sea justo y equitativo, que al final se logró.

Presidente, en estos dos años no ha habido un solo llamamiento a control político de la señora Carmen Felisa Ramírez Boscán, para exponer al ejecutivo y reivindicar los derechos de la Nación Colombiana en el exterior, frente a las grandes necesidades de nuestro colectivo. Para muestra un ejemplo:

https://vm.tiktok.com/ZGeb1QqxA/

Presidente, esto solo en Barcelona. Ya vamos a más de un año, en el que cientos de personas necesitan de manera urgente el derecho a la identidad. Es el pasaporte el único documento válido para la identificación de cualquier ciudadano en un país que no sea el de su nacimiento. 

No le recuerdo ya el caos tan terrible de hace un año en el Consulado de Valencia, cuando se entregaban 80 turnos, en lenguaje coloquial, “fichos”, para hacer gestiones sin cita previa. Presidente, la migración crece, pero no la realidad del servicio consular ni los sistemas para dar solución a este colectivo que no ha hecho más que aportarle a la nación. (Ver este artículo).

Señor Presidente, no sé si lo sepa, pero en el mes de febrero el Ministerio de Relaciones Exteriores devolvió al Ministerio de Hacienda la suma de 656.378.150,62 millones de pesos del Fondo especial para las Migraciones. Solo se utilizaron 96.621.849,38 millones de pesos. Miles de connacionales en alto riesgo de exclusión social, todos de la nueva ola migratoria colombiana, no tuvieron acceso a este fondo, por única y exclusiva responsabilidad y negligencia de los funcionarios del servicio consular colombiano.

Presidente, permítame recordarle que usted empezó esta andadura a la Presidencia de la Republica en las Cocheras de Sans en Barcelona, sitio que conozco muy bien. Ese día que lanzó usted su candidatura, muchos colombianos pensamos que podríamos creer que seriamos tenidos en cuenta al fin, por un mandatario de los colombianos.

A mí, personalmente se me cayó el castillo de naipes el día de su posesión.  En su discurso, que seguimos varios activistas en un directo de Reacción Revista Digital, junto a Gener Usuga, usted no nos nombró, ni tan siquiera para dar un saludo.  Los analistas políticos siempre están de acuerdo en que el discurso de posesión es uno de los momentos más importante para un mandatario, ya que allí se establece la hoja de ruta del periodo de gobierno. Ni siquiera fuimos nombrados como colectivo en todo el discurso suyo. Esto ya nos dio una visual de lo que serían estos 4 años. Es decir, 4 años más de ostracismo puro y duro.

Hoy le escribo esta carta abierta, a días de cerrar la legislatura, Señor Presidente, para que desde su sentir pueda dar un cambio de rumbo en la política pública dirigida a los connacionales en el exterior. Necesitamos menos mentiras de la Representante Ramírez Boscán y más de realidades dirigidas a nuestro colectivo que aporta, aporta y sigue aportando y no se queja.

Tal vez le interese: Desmentidos, uno a uno, trinos de la representante de colombianos en el exterior

Presidente, necesitamos hechos, no promesas vanas de campaña. Necesitamos representación política, como el Presidente Rafael Correa hizo con su población migrante en el Ecuador, donde ser valoró el aporte al sostenimiento de la nación, el pago de impuestos y la dinámica económica que nuestras remesas le dan a la economía de nuestro país.

No nos queda mucho tiempo, Presidente Gustavo Petro. Los alternativos creímos en usted. No tenemos representación en este momento y los consulados están desbordados, la gente necesitando soluciones y la Congresista no tiene el liderazgo suficiente para hacer frente a este desafío de la migración colombiana, de la Nación Colombiana residente en el exterior.   

Nuestras preguntas, Presidente: ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo vamos entre todos y todas a dar soluciones a los segundos aportantes más importantes de la nación?

No espero nada, Presidente Petro; Es más, ni siquiera un pronunciamiento suyo, pero me queda en la conciencia el valor civil de comunicarle que desde el exterior no tenemos lobbys, ni dolientes en el actual gobierno y eso nos obliga a pensar en el futuro político de nuestra nación y nuestros aportes. 

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Caricatura: Atentado contra Trump

Caricatura: Atentado contra Trump

Nota Ciudadana
La guerra en Colombia: una herida que debe sanar

La guerra en Colombia: una herida que debe sanar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--