El uribismo ya hiede

“No hay ningún dios, ni mesías, ni demonio, ni fuerzas oscuras que puedan resucitar a este muerto”

Por: Juan mario sánchez cuervo
abril 27, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El uribismo ya hiede

La mejor manera de reconocer el sitio exacto donde se encuentran los despojos mortales de algo o de alguien es por medio del sentido del olfato. Para que me entiendan las aves carroñeras que han vivido del negocio del odio y de la guerra y de otras cosas ilícitas: el uribismo ya hiede Como dijo el Señor Jesús: “donde esté el cadáver allí se juntarán los buitres”.

En este sentido, la tragedia o catástrofe que ya comenzó para los mamertos o memos de extrema derecha y sus idiotas útiles, es la extinción ridícula y grotesca y hasta cómica de esa cosa dañina y perniciosa para la salud del cuerpo y del alma que se denomina o autodenomina uribismo. Y es que esa vaina ya apesta, hiede, incómoda, perturba la armonía y la paz y la vida que se merece el pueblo sufrido. Pareciera que la voz popular es ¡fo! Apenas se menciona esa palabrita, o palabrota, dado que denota violencia, corrupción y miseria para todos los colombianos.

La verdad, están fuera de base, fuera de órbita, desorientados, embolatados, enlagunados, pasmados, los que todavía le copien o le crean al innombrable. Y todavía están más embolatados los que le copien a los tibios de la política que trabajan para el susodicho. La trampa consiste en que el señor Uribe siga en el poder interpósita persona. Despierten, carajo, y háganme caso que no les voy a durar toda la vida.

A propósito, hace poco el dueño del Ubérrimo dijo que jamás había dicho una mentira en su vida. Imagínense, ni siquiera media mentirita. Solo él se creerá que es mi dios, pues según la teología el único que jamás ha dicho una mentira es el Señor Todopoderoso y Eterno. En todo caso, para que vayan entendiendo los inocentes que aún no despiertan y que se sienten muy seguros con la alcahuetería de un jefe que vive los días finales de su reinado corrupto.

Se trata de esta información: el punto de quiebre fue el triunfo de Joe Biden en las recientes elecciones de Estados Unidos. Si el “trompudo” Trump se hubiera quedado en la Casa Blanca, el señor Uribe estaría blindado para seguir haciendo de las suyas. ¿Acaso no lo notan más nerviosito y deprimido en los últimos meses? Tengan paciencia, mis hermanos, todo es un proceso. La mayoría de los demócratas de Estados Unidos conocen la situación de nuestro país y han de estar ideando estrategias para que la justicia internacional intervenga en Colombia ante la inoperancia de nuestra justicia.

Hace poco la administración de Biden envió un mensaje claro: su apoyo a la JEP y a los acuerdos de paz. Todo irá encajando poco a poco. Nada se da de la noche a la mañana. Son muchas variantes que deben calcularse en este problema de ajedrez que es el conflicto colombiano. También todo tiene su momento perfecto y su lugar perfecto. Y cuando llegue el momento de la justicia yo seré el primero en decir esta boca es mía. Me sueño aterrizando en La Haya, pues desde hace rato vengo pidiendo pista en la Corte Penal Internacional. No se preocupen por las pruebas y demás gajes del oficio, de eso me ocupo yo, y se exige máxima discreción y prudencia.

Mientras tanto que los fieles adoradores del innombrable repitan conmigo esta oración por el eterno descanso del uribismo, eso que tanto daño le ha hecho a nuestro pueblo, a nuestra democracia: réquiem eterna dona et domini et lux perpetuam luceam dei, descanse en paz. Amén.

-.
0
4000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Iván Duque, el candidato que divide al uribismo

Iván Duque, el candidato que divide al uribismo

Nota Ciudadana

"Ya no más, señora Cabal"

Nota Ciudadana
Del uribismo farandulero al uribismo vergonzante

Del uribismo farandulero al uribismo vergonzante

Nota Ciudadana
El ocaso del patriarca

El ocaso del patriarca