El triste presidio de Andrés Felipe Arias

A propósito de la carta abierta que el exministro de Agricultura le dirigió a Julián Román, donde hace un detallado relato de su vida como preso estrato seis

Por: Érika Sánchez
diciembre 06, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El triste presidio de Andrés Felipe Arias

La misiva inicia diciendo que pasa la mayor parte del tiempo en un habitación sencilla en una unidad militar, esto puede ser cierto, aunque nosotros no tenemos evidencia de ello. Sin embargo, la mayoría de los presos en Colombia no tienen una habitación para ellos solos, pues nuestro sistema carcelario hace caber en la misma celda a más de 5 reclusos. A lo que se suma que este detenido no debe pelearse con otros reclusos por un colchón medio podrido en el que pueda descansar o esperar eternamente por atención médica, como le toca, no solo a los presos sino a la mayoría de los colombianos.

Volviendo a su carta, el pobre Arias señala que solo ve a su familia "en los horarios dispuestos por el reglamento", algo que en principio es completamente normal para un prisionero. Ahora bien, yo supongo que ninguno de sus familiares debe hacer largas filas para visitarlo, o sufrir indignantes requisas antes de ver a su ser querido.

Por otro lado, Arias elige muy bien el inicio de su relato, se ubica ya recluido en una cárcel y menciona tanto la celda que ocupó en EE. UU. como la que hoy ocupa en Colombia. Pero su relato no respeta la cronología de los hechos. Podríamos nosotros ubicar el inicio mucho antes, tal vez cuando inició contactos con las poderosas familias que recibieron los subsidios, quienes en contraprestación le apoyarían en su campaña presidencial. Si quisiéramos una historia mucho más arriesgada, al estilo de Tarantino, nos ubicaríamos en la mitad de los hechos y comenzaríamos con la imagen de un exministro planeando su fuga hacia EE.UU.

En su carta Arias también alude los otros beneficiarios de su ley, y los describe como personas a la que se les garantizaría el derecho humano fundamental de impugnar una condena pues no han tenido la posibilidad de hacerlo. Si nosotros buscáramos un perfil un poco más completo de estos sujetos encontraríamos que muchos de ellos han sido condenados por parapolítica, por las chuzadas del DAS, por constreñimiento al elector y hasta por masacres, como en el caso del Gordo García.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Una justicia corrupta

Una justicia corrupta

Nota Ciudadana
El día que Andrés Felipe Arias reconoció dar plata a quien no la necesitaba

El día que Andrés Felipe Arias reconoció dar plata a quien no la necesitaba

FOTO: La cabaña donde Andrés Felipe Arias cumple su condena

FOTO: La cabaña donde Andrés Felipe Arias cumple su condena

¡¡Fiscal no se va, ni más faltaba!!

¡¡Fiscal no se va, ni más faltaba!!