El suicidio de un concejal en Hato Corozal (Casanare)

La muerte de Bayardo Sepúlveda no solo sorprendió y enlutó a la familia, sino a todo un pueblo que lo apreciaba y reconocía por su quehacer

Por: DEYLER ESCALANTE ARIAS
Diciembre 13, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El suicidio de un concejal en Hato Corozal (Casanare)
Foto: Franklin Bayardo Sepulveda Vargas
A las 9:50 p.m. del martes 11 de diciembre de 2018 arribó la carroza fúnebre con el cuerpo del concejal Franklin Bayardo Sepúlveda Vargas al casco urbano de Hato Corozal. Un grupo de amigos le esperaban al ingreso del pueblo y en medio de una caravana fue llevado a la casa de habitación en donde fue velado.

Este miércoles 12 de diciembre fue su funeral en Hato Corozal, con una bonita cabalgata y con la presencia de cientos de amigos que de”corazón” vertían sus lágrimas.

Qué se sabe de su muerte

Sobre las 5:30 de la tarde del pasado domingo 9 de diciembre, el concejal Bayardo Sepúlveda salió solo de casa a montar en su bicicleta rumbo al Alto las cruces —lugar ubicado a unos 5 kilómetros del casco urbano de Hato Corozal—, todo con el fin de ejecutar el plan que había ideado y que como una especie de ritual empezó a realizar.

Algunas personas lo vieron como de costumbre en la vía, le gustaba rezar en el monumento, por eso todo parecía normal para sus amigos. Sin embargo, pasaron las horas y tras hacer varias llamadas pronunciando palabras que daban luces de una despedida a un largo viaje, a eso de las 7:30 de esa noche le envió a su familia un último mensaje de voz que prendió las alarmas y que puso al descubierto un escrito que había dejado en casa. En este contaba entre líneas por qué habiendo tantas soluciones en esta vida él había tomado la más triste y también detalló cómo encontrarían su cuerpo. En efecto, allí a la pata de un árbol de camoruco, en medio de un bosque, fue hallado. Estaba tendido y tenía un disparo en la cabeza propinado por él mismo.

De ese lugar boscoso, ubicado a unos 200 metros de las cruces vía a Sácama, fue trasladado al Centro de Salud por sus familiares, quienes dedujeron su ubicación por el escrito dejado en casa. De inmediato se remitió al Hospital Regional de la Orinoquia, a donde alcanzó a llegar su limitado toque de vida sobre la media noche y donde horas más tarde, ya marcando el reloj las 3:00 a.m. del lunes, su propio hermano confirmó la noticia en redes sociales de la muerte de su “gemelo”, con quien compartió toda la vida, quien fue su “compañero de lucha”, como así lo menciona en esa noticia que no solo sorprendió y enlutó a la familia Sepúlveda Vargas, sino a todo un pueblo.

El cuerpo fue retirado del Hospital Regional a Medicina Legal sobre las 6:00 p.m,, por lo que no se pudo adelantar la necropsia ese lunes. El martes en la mañana coincidió con un evento de integración del personal del Medicina Legal que se había programado unos días antes, además el médico forense se encontraba en una audiencia, por lo que solo hasta la tarde de ese día se adelantaron los procedimientos de observación, intervención y análisis del cadáver; un procedimiento que duró hasta las 4:15 de la tarde. Luego, lo recibió la funeraria Los Ángeles, que preparó el cuerpo e inició el recorrido a las 7:45 de la noche desde la ciudad de Yopal con rumbo a Hato Corozal.

Fue una larga espera de 38 horas después de su muerte para poderlo velar.

Quién era Bayardo

Este joven proveniente de Cheva (Boyacá) llegó a Hato Corozal a la edad de 12 años en busca de un mejor futuro. Estudió en el colegio Luis Hernández Varga y después se dedicó al trabajo de llano y agricultura. Con su trabajo se ganó el cariño y confianza de muchas personas: era un hombre activo, se convirtió en organizador de coleos, de eventos como el día del campesino, colaboraba en cuanto actividad sociocultural había y terminó metiéndose a la política. Fue electo en dos oportunidades como concejal, en la más reciente, y que se encontraba ejerciendo, obtuvo la mayor votación por el Partido Liberal.

Se le podía ver en gobernación, asamblea y cuanta reunión de ministros y altos funcionarios del gobierno se realizara en Yopal… de ese calibre era el líder. Además, echándose al hombro logró gestionar obras para su municipio como la ampliación de red de gas domiciliario y de energía eléctrica. Y claro que tuvo salidas en falso en la parte política y personal como todo humano, pero eso no le quita lo demás.
Era un muchacho apuesto, bien presentado, lejos de las drogas, del licor, muy católico y en todo quería figurar. Quizás esto último pudo haberlo llevado a este triste final, y sin querer reprochar o condenar su bonita forma de ser y por lo cual lo recordarán en la mayoría los hatocorozaleños, los entendidos de la salud mental sí consideran sobre esta costosa vida reflexionar.
Este joven trabajaba con recursos productos de créditos bancarios y dineros que le habrían dejado amigos para que se las administrara, por lo que la apariencia ante la sociedad era de estar bien económicamente. Por eso, muchas personas aprovecharon su lado político para solicitarle patrocinios y buscar una “ayudita” para solventar necesidades, sin saber que lo que hacían con este generoso joven de 32 años era incrementar sus desfalcos que aunados a otros gastos se iban convirtiendo en deudas que para él le habrían parecido impagables. Es que a este Franklin, el hombre de buen corazón, le costaba decirle no a una persona, porque según sus publicaciones y comentarios en calle tenía todo el deseo de continuar escalando en sus aspiraciones políticas y negarse a auxiliar económicamente a un individuo podía costarle votos.
Ahora, por esto tampoco se puede responsabilizar a la comunidad, pues nadie sabe la sed con que otro vive. Sin embargo, uno sí debe de ser consciente de sus propios límites, de sus alcances y de que no a todo se le puede decir sí, de que a todos nos llega momentos en donde nos toca regularnos en nuestros gastos y bajarle a el ego (eso no debe desmotivarnos, son altibajos y retos de la vida). Solo es cuestión de tiempo y como dice un viejo adagio “Dios aprieta pero no ahorca”, solo es fe en sí mismo y pa’ lante. No afanar el tiempo o querer que nuestros deseos se cumplan ya. Todo a su debido tiempo.
Quienes han vivido este tipo de experiencias de ideación suicida dicen que solo se puede salir de ese conflicto mental que pareciera cerrar toda puerta si se reconoce el problema, se habla de lo que le sucede con un amigo y, por supuesto, con mucha fe en Dios. Además, más exitoso es su autocontrol si se encuentra a una persona que ya haya superado una situación similar. Jamás se debe mezclar con el licor o drogas, por el contrario, con buenos espacios y un entorno familiar donde se desborde de aprecio y amor. Otra de las situaciones es que entre más poder o estatus social se tenga o aparente más propenso se es a tener estos momentos de crisis en salud mental, y que por el “qué dirán” de los fracasos se tornan más difíciles de hacer visibles, por eso el diálogo constante y la mesura en todo nos puede o podemos ayudar.

Esta es una historia para reflexionar y aprender a llevar la vida de una forma descomplicada, responsablemente y sobre todo apreciar ese gran regalo que Dios nos dio: la vida.

Bayardo deja dos hijos reconocidos huérfanos, una familia con una agenda de cuentas por atender y unas cuantas personas que se preguntan qué de su dinero. Entonces, ¿qué tan cierto es que si el “cliente muere, la cuenta muere” o que “muerto el perro, muerta la jucha?”. Para entender esta situación cito un artículo publicado en agosto 08 de 2016 por María Trinidad León en Portafolio.co.

Dice en sus apartes: “Con frecuencia muchas personas consideran que una vez fallecen, hasta ahí llegarán las deudas que tienen pendientes, pero eso no es un asunto tan sencillo. En primer lugar, es preciso que tenga claro que no todas las deudas mueren junto con la persona, incluso, algunas pueden ser transferidas al momento de repartir la herencia”.

Estadísticas

En el orden departamental de Casanare, la estadística oficial suma 15 posibles casos de suicidio consumado y 223 casos de ideación suicida solo en el año 2018.

¿Cuántos estarán pasando por el mismo problema financiero o emocional que usted o yo está viviendo en solitario? En el mundo, miles a diario… pero déjeme contarle que uno se puede volver a levantar, pese a que todos le apuntaron a autoeliminarse, muy pocos terminaron consumando su idea. Todo fue cuestión de hablar. Esa sí es la jugada.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2781

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus