El periodista que no le teme al fuego

"Desconocidos ingresaron a su casa y quemaron dos computadores donde guardaba información sobre paramilitares en Norte de Santander."

Por: Juan Andrés Rodríguez Murillo
septiembre 03, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El periodista que no le teme al fuego
ealcina.blogspot.com

Hace poco conocí al periodista Javier Osuna. Es mi profesor en el laboratorio de periodismo de no ficción o periodismo literario, como preferimos llamarle, organizado por la fundación Fahrenheit 451. Es un hombre que llega puntual y menciona muchos autores y textos, tiene uno para cada situación, digo yo. En nuestra primera sesión, además de decirnos que esperaba nuestra total disposición para el laboratorio, nos comentó sobre su experiencia como periodista, el trabajo que hizo con el portal Verdad abierta y de su trabajo de tesis de maestría relacionado con víctimas de la violencia en Colombia.

El pasado 22 de agosto,  relacionada con su tesis llamada “Me hablarás del fuego: un texto escrito en homenaje a la memoria de los desparecidos de los hornos crematorios de los paramilitares en Norte de Santander” como él lo cuenta en la carta que publicó la FLIP (Fundación para la libertad de prensa) en la que señala como ingresaron a su casa cuando no estaba, luego de que en días anteriores viajara a Cúcuta y hablara con familiares de víctimas.

En momentos en los que los medios nacionales se indignan con lo que pasa con periodistas internacionales ¿Por qué no pasa lo mismo con hechos como estos? ¿Es necesario esperar hasta que asesinen para aparecer como un mártir? Pero ni con la muerte le dieron el cubrimiento requerido a el caso de Luis Carlos Cervantes, a quién le quitaron la escolta, tal como lo decía una publicación de este portal.

Javier asegura que sólo dejará el periodismo por viejo y no por miedo, se siente orgulloso de su labor y su trayectoria. Yo me siento igual de poder conocer un periodista así. Desearía que fueran más los comprometidos con la verdad que este país oculta y quiere enterrar a fuerza de sangre y tierra.

En el país de la burocracia infinita se requieren tres meses para que le sea asignada protección ¡tres meses! en un país dónde esto no es un caso nuevo. Parece que todo opera para apoyar al victimario y no a la víctima. Ojalá nada suceda y que Javier ni deje de hacer su trabajo ni de dictarme la clase.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1375

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los periodistas

Los periodistas "vendidos" de Colombia

Nota Ciudadana
Fabián Montoya, otro periodista exiliado por miedo

Fabián Montoya, otro periodista exiliado por miedo

Entre la envidia y la ‘mala leche’

Entre la envidia y la ‘mala leche’

Nota Ciudadana
Miseria del periodismo

Miseria del periodismo