Opinión

El peor de los peores

“Colombia va a elegir al candidato Vargas Lleras, y es el peor simplemente porque es un personaje siniestro al que nada se le puede creer”

Por:
diciembre 29, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El peor de los peores
Vargas Lleras duró de vicepresidente su buen número de años inaugurando con serpentinas tricolores carreteras con platas de Odebrecht

Cada vez parece más común que los países eligen como mandatario al peor de todos de los que se presentan y en Colombia, si las cosas se dan como parecieran darse, Colombia va a elegir al peor de los peores, el candidato Vargas Lleras.

Y es el peor simplemente porque es un personaje siniestro al cual nada se le puede creer, además de tener miles de pecados escondidos.

De vicepresidente duró su buen número de años inaugurando con serpentinas tricolores carreteras con platas de Odebrecht, y será tan leal a sus principios que guardó escondidita la lengua, sonriéndole todos los días al jugoso sueldo que recibirá y dándole cínicamente palmaditas en la espalda a su otrora mejor amigo, el baboso del presidente Santos.

 

Será tan leal a sus principios que guardó escondidita la lengua, dándole cínicamente palmaditas en la espalda
a su otrora mejor amigo, el baboso del presidente Santos

 

Y suelta como buen demagogo, apenas sale de su cargo, que él, preciso él, está alarmado porque durante su mandato de vicepresidente las áreas sembradas de coca han pasado de veintipico mil hectáreas a casi doscientas mil, y pone tan cara de alarma que cualquiera diría que cuando eso ocurrió él andaba de viaje por la luna. Simplemente es un tipo al cual no se le puede creer.

Ello me llevó a recordar un cuento recién inventado de la rata de alcantarilla que es tan fea que cuando va a tomar unas copas con sus amigos acude siempre con careta de persona bonita.

Lleva haciendo política con los peores y más corruptos personajes, fundó un partido  del cual hoy sus miembros o están encarcelados por ladrones o están manchados por todas partes, y él, como el animalito del relato inacabado, dice que se sale del partido y se pone la carita de conejo feliz.

Se abrazó con la escoria de la política colombiana, los malos dineros financiaron sus campañas, durante su vicepresidencia Colombia se catapultó como un país bañado por la corrupción, y él, como buena persona clara y de principios, se lava las manos como cierto personaje histórico.

No sé cómo terminaría aquel relato de la rata y sus disfraces, no creo siquiera que lo escriba, pero con una tristeza absoluta sé que el señor Vargas Lleras será presidente de Colombia y nos esperarán muy malos tiempos.

 

Y hablando de…

Y hablando de malos tiempos, es imperioso salir a la calle este sábado, caminata por la Séptima para decirle a ese señor que se vende como uno de los diez (¿o eran quince?) mejores y más lúcidos urbanistas del mundo, que su proyecto de Transmilenio por la séptima es una salvajada completa.

La referencia que tenemos es la Caracas, construida por él y hoy dejada en el olvido, con humeantes buses destartalados  y estaciones que dan tristeza y en donde los pasajeros entran como ratas (haciendo alusión a las palabras del mismo “urbanista” cuando se refería al metro subterráneo).

A la calle el sábado a decirle NO al “doctor”.

Publicada originalmente el 20 de octubre de 2017

 

 

-Publicidad-
0
4688
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Por suerte casi los mato

Por suerte casi los mato

Celos de hombre (II)

Celos de hombre (II)

Celos de hombre

Celos de hombre

Seis micros agradeciendo a los gringos

Seis micros agradeciendo a los gringos

Feliz 2019 con cinco gotitas

Feliz 2019 con cinco gotitas

¿Sabrá la ciencia la verdad?

¿Sabrá la ciencia la verdad?

Solo dio para tres, como un mal polvo

Solo dio para tres, como un mal polvo

El primero no va contra nadie

El primero no va contra nadie