El olvido que seremos llega a Cannes

Fernando Trueba explica las claves sobre cómo convirtió el 'Best Seller' de Héctor Abad en una película que ahora entra en la disputa por la palma de oro

Por:
junio 03, 2020
El olvido que seremos llega a Cannes

El director de cine español Fernando Trueba está en la XV edición del Hay Festival en Cartagena de Indias. El creador cinematográfico, que obtuvo un Oscar de la Academia en  1993 con su película Belle Époque y fue premiada con nueve premios Goya, a mejor película, mejor director y mejor actriz (Ariadna Gil), dialogó con Las2Orillas. En 1993 este filme fue galardonado con el Premio Óscar a la mejor película de habla no inglesa. En el 1994 dirigió Two Much con Antonio Banderas, Melanie Griffith y Daryl Hannah.

El Olvido que seremos, novela creada por el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, fue llevada a la pantalla grande por Fernando Trueba y su hermano el también director y guionista cinematográfico David Trueba, quien fue el encargado de adaptar el libro a guión cinematográfico y como estrella principal se encuentra el actor Javier Cámara, reconocido por protagonizar el largometraje español ‘Truman’, entre otras.

¿El público colombiano está deseoso de ver la película también llamada El Olvido que seremos?

Yo también estoy deseoso y, mucho, de que los colombianos puedan ver la película y  no lo puedo evitar. En el caso de esta película estoy muy ansioso de poder saber la reacción de las personas.

¿Esta es su primera adaptación de un libro y llevada al cine?

Esta es una novela que de verdad he querido hacer, y estoy deseoso de verla en cines; porque además he adaptado obras de teatro, creo que he realizado una docena de textos; recuerdo que cuando comencé fue haciendo cortometrajes, hice algo muy extravagante adapté la carta de un lector al director de un periódico. Yo iba en un autobus y recuerdo que iba  leyendo las cartas y estallé de risa cuando lo leí. Entonces, bajándome del bus, decidí que iba a hacer ese cortometraje. Me pregunté cómo alguien envía una carta y se la han publicado, con una historia que sucedió en la India, que vinculaba un hombre que se había quitado la barba y unos principios religiosos.

¿Qué le diría usted para convencer a las personas que se han leído el libro El Olvido que seremos y que deben también ver la película?

¡No les diría nada! De hecho, cuando acepté hacer la película, pensé muchas veces que la persona que ya ha leído el libro no necesita ver la película. Y algunos amigos me han dicho que sí podrán ir a ver la película. Es que realmente el cine no lo inventaron los hermanos Lumière, lo creó la literatura que tiene la capacidad de crear los mundos; porque es que cada vez que leemos un libro, cada uno de nosotros le pone los colores, la cara de los personajes y la música que nos agrada para darle sentido a esa realidad y la ilustramos, porque es que materializamos lo que nos importa y, lo que no,  los dejamos fuera de foco. Lo que los hermanos Lumière inventaron fue la máquina para fijar la historia sobre un soporte. El cine es un instinto primitivo, pero primero estuvo la palabra.

Usted dijo en una primera instancia que no se podía llevar a la pantalla el texto de Héctor Abad. ¿Cuáles fueron esas razones en una primera instancia que lo llevaron a decir que no?

Eran varias, sobre todo por lo técnica narrativa. El autor inicia con la historia de un niño de tres años y termina con una persona de 28 años; entonces contar esa línea de tiempo en el cine es muy complejo. La otra es que el libro es verdad, porque no es una novela o una realidad ficcionada y ese espíritu de libertad y aparte de eso el autor exponía en el libro de que las películas son mentiras. Otro argumento poderoso, bueno yo soy muy cobarde, que es además un libro  muy bueno es meterte en un lío de gran tamaño, porque con el libro no se compite.

¿Qué lo hizo cambiar de opinión para hacer la película?

La verdad me hizo cambiar de opinión Héctor Abad y Gonzalo Córdoba, el productor quien me dio la completa libertad para hacer lo que quisiera y me insistió un par de veces en que me atreviera a encontrar un ángulo para hacer la película; porque además creí y sigo creyendo en la honestidad creativa de Héctor Abad. Es que  lo leí como unas tres veces y de verdad que era complejo, pero logramos darle un vuelco que conservara la historia.

¿Cuáles fueron esos elementos que le iluminaron para impulsar su creación con esta película?

Creo que el guión, y sueño con el guión, y el asistente de dirección siempre me ha preguntado qué he soñado cada mañana. Y de repente le he dicho que he soñado unos planos y llamábamos al maquinista para establecer lo que se iba a hacer. Es que con esta película me ha pasado que he soñado cada plano que hemos desarrollado y soñaba con planos que nos tomaba algo más de tiempo y la presión nos llevó a desarrollar un rodaje muy feliz.

En sus películas la música juega un papel muy importante. ¿A quién tienes en esta película?

Por un lado están las músicas incidentales de la época, que pueden estar bailando o que alguien canta y se referencian en la época. He usado también elementos de la música chucu- chucu y he descubierto que hay unos elementos muy bellos que pudimos rescatar y lo introdujimos como el Loco Quintero, de Los Golden Boy´s, y el tema Tiro al blanco de Afrosound. Yo he necesitado una música que venga de adentro y también una música que genere intimismo con la realidad que recreamos.


*Artículo publicado originalmente el 02 de febrero en el marco del Hay Festival de Cartagena.

-.
0
2604
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Fernando Trueba y el reto de dirigir 'El olvido que seremos'

Fernando Trueba y el reto de dirigir 'El olvido que seremos'

Lady Tabares: una niña prodigiosa y una maleta

Lady Tabares: una niña prodigiosa y una maleta

Nota Ciudadana
'El olvido que seremos', un tributo a la vida y amor que trasciende más allá de la muerte

'El olvido que seremos', un tributo a la vida y amor que trasciende más allá de la muerte

Nota Ciudadana

"No me gusta ni cinco 'El olvido que seremos'"