El día de la rebeldía: el país celebró como hace mucho no la llegada de un presidente

Los ganadores tomarán las riendas del caballo salvaje del Estado. Los perdedores harán sus encarnizada oposición. Uno seguirá con la esperanza de revolución social

Por: César Curvelo
junio 23, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El día de la rebeldía: el país celebró como hace mucho no la llegada de un presidente
Foto: Leonel Cordero

Implacable el dios Crono y sus tres cabezas: una de hombre, otra de toro y una más de león.

El pasado domingo 19 de junio, desde las ocho de la mañana a las cuatro de la tarde, habló, mugió y rugió el fluido pasar de granos en el reloj de arena de este mitológico padre de las Horas, diosas del orden de la naturaleza y de las estaciones. Por cierto, una de las Horas es Eunomia, diosa de la política y la legislación.

Ese día tomé un cronómetro y comencé a contar las horas que faltaban para la batalla final de la contienda presidencial del 2022. También recogí unos apuntes y dejé sentado mi pronóstico, que ya habrás adivinado.

Una de las ocupaciones del economista es proyectar hechos derivados de eventos políticos, lo cual en parte es intuitivo. A los que no les guste lo que pienso dirán: “Ah, claro, reconoce que no es científico lo que afirma”. Un crítico una vez dijo que el economista es como el meteorólogo: mañana explicará por qué lo que pronosticó ayer no se cumplió hoy.

Como profesional de la economía con 35 años de experiencia y lecturas del tema, Gustavo Petro se ha preparado para ser el líder nacional. Sabrá escoger su equipo. Sabrá llevar adelante muchas de sus propuestas. Sabrá garantizar un mínimo de gobernabilidad sin renunciar a sus principios. Que algunos o él mismo metan alguna vez la pata, pues esperamos que lo reconozcan, que no sean como los que sabemos. Tantos escándalos de corrupción y saldrán tan campantes. Ya los verás de criticones, quejicosos y desafiantes.

La gran mayoría de amigas y amigos metidos a la política en niveles populares me han dicho que apoyaron y apoyarán a Petro. “Oh, se descubrió que el agua moja. Qué gran descubrimiento el de este fulano que para de Mocanápolis a Bacatápolis, y de Bogotá a Barranquilla, donde ya se sabe que Petrozky va a ganar”, dirá alguno que me conoce y que está del otro lado. Para mí, el lado ultramontuno de los muy equivocados.

Supongo que algo puede tener de razón el tipo, así como también podría argumentar o elucubrar cualquier excusa ―excusado sea―, para justificar su contemporización con las barrabasadas del otro candidato. Sé que algunos o muchos se fundamentan en los entresijos más rabiosos de su cieno cerebélico para tomar tal determinación.

Las cosas de ninguna manera la tienen fácil, como en anteriores ocasiones. Hay gente en Santander y Antioquia que a última hora tomó las de Villadiego y saltó al tren de la victoria. Esto es típico a última hora: le voltearon la torta a la Momia Mentirosa.

Así está el preludio.

Este es solo otro escaño en la escalera infinita de nuestro destino patrio. Pasados cuatro años estaremos en las mismas.

Y pasó el día domingo. Quedará en la pátina fresca de la historia. El resultado será el resultado y durante cuatro años veremos cómo serán sus consecuencias. Los ganadores tomarán las riendas del caballo salvaje del Estado el domingo 7 de agosto. Los perdedores harán sus encarnizada oposición. Relativa. Todas y todos a la espera de acontecimientos. Uno seguirá con la esperanza que haya una revolución en las estructuras motóricas de los individualistas colombianos, como diría Herbert Marcuse. Quizás se abran puertas a nuevas formas de organización social, empresarial e institucional.

Espero estar pronto en uno de los estaderos salseros de la Primera de Mayo, escuchando ese disco que dice... “Que yo le canto al presidente / (que cante, mi gente) / Y yo le canto a papá Dios  y pa´todo el mundo y mi gente…” Es letra de la canción Mi gente, de autoría de Johnny Pacheco, interpretada por Héctor Lavoe y la Fania All-Stars. Todo parece indicar que esta parte fue compuesta por el propio, el inmortal Héctor Lavoe.

Twitter: @CesarCurvelo

YouTube: elvesinal

-.
0
300
El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus