Opinión

De banqueros abúlicos y pactos cojos

Cómo reasumir nuestra soberanía sin los políticos de oficio y quitarle la contratación pública a la casta politiquera al servicio de los banqueros

Por:
febrero 13, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De banqueros abúlicos y pactos cojos
Luis Carlos Sarmiento, el banquero de Duque, Gustavo Petro, el político en busca de un pacto de izquierda

Siempre he dicho que hay que ser demasiado culto como para ser grosero. Y creo que estamos en un país de banqueros estériles y políticos desprovistos de amor genuino. La única satisfacción erótica que les queda, la tienen lejos de su centro, en los bolsillos.

Oí por estos días varias propuestas, una de ellas, la de hacer un nuevo Frente Nacional en otras condiciones para acabar con la violencia. Y otra de un pacto para consolidar un solo partido de izquierda, volviendo a ser un país bipartidista: Nuevos liberales (los de izquierda) y nuevos conservadores (los de derecha), pero los mismos de siempre.

Con el asesinato de líderes sociales y la polarización, las formas de fanatismo que conducen al exterminio selectivo, creo que no es una mala idea, pero opino que no necesariamente debemos centrarnos en el Ejecutivo, ni en obtener las mayorías del Congreso con un pacto nacional como lo busca Petro. Sino que podríamos centrarnos en darle la mayor parte de la contratación pública a los barrios (por principio de soberanía); y los órganos de control, que son para efectos la reina en el tablero de ajedrez, deberían en ese Frente Nacional, cambiar cada cuatro años para que los administre la oposición.

Cada período presidencial, los órganos de control serán para el partido que tenga una mayoría contra el Gobierno y este último no dirigirá la totalidad del gasto público, sino que lo hará el pueblo, recibiéndolo en una cuenta cada barrio, partiendo de un principio de equidad: por estratos más bajos primero, y los más ricos al final.

________________________________________________________________________________

En Colombia, donde el Congreso no es oposición, y los entes de control son del partido de gobierno estamos en una demagogia que se aproxima a una “Ñeñe-Sarmiento-Uribe dictadura”

_______________________________________________________________________________

Montesquieu, un pensador anterior a la Revolución Francesa, advirtió en el libro 11 de su obra El espíritu de las Leyes que en todo Estado moderno debe haber tres tipos de poder: el legislativo; el ejecutivo y el judicial. El primero crea las leyes, el segundo las ejecuta y el tercero vela por que se cumplan y no se violen.

El juez James Madison autor de los Federalist Papers (base del federalismo actual norteamericano), habló sobre la necesidad de que estas ramas se controlen entre sí para que no degenere la democracia en demagogia y la demagogia en dictadura: Checks and balances o "pesos y contrapesos"; controles y equilibrio entre los controles; el Congreso (poder legislativo) deberá controlar al presidente (poder Ejecutivo) y a su vez ambos deben ser controlados por las altas cortes (poder Judicial). Pero claro, en Colombia, donde el Congreso no es oposición, y los entes de control son del partido de Gobierno, y donde las campañas políticas no se pagan con sueldos (que debería financiarlas el Gobierno prohibiendo la intervención de las empresas privadas de forma taxativa), estamos en una demagogia que se aproxima a una “Ñeñe-Sarmiento-Uribe dictadura”.

Todo lo que se hace, bueno o malo en Colombia, es para beneficio de los banqueros, y especialmente ha sido así en medio de la pandemia: durante el 2020 se devolvieron con creces al Grupo Aval los 17.000 millones de pesos que le dio Sarmiento ("Zar-Miento") a la campaña de Martha Lucía Ramírez a la Presidencia y otros 7.000 mil a la de Duque (el único duque sin nobleza).

El Ejecutivo, puesto con votos comprados por el Ñeñe Hernández, que no es muy ejecutivo, excepto para trabajarle a los bancos, endeudó a nuestro Estado con la banca privada y no con el Banco de la República, cuyos intereses ascendieron a 500.000 millones de pesos que salen de nuestros bolsillos para llenar los del banquero.

Los colombianos, afectados económicamente por el IVA (la vacunación no masiva, sino MÁS el IVA de Iván) en medio de una pandemia, le damos a través de Duque a Sarmiento Angulo, 500.000 millones para que sus empresas que son las únicas que crecen anualmente al 37%, ahora sean mucho más ricas. Increíble. Vaya goce más perverso. Vaya erotismo más abúlico.

________________________________________________________________________________

 Armar un gran pacto a la izquierda, volver al Frente Nacional o armar otra guerrilla, son actos cojos

_______________________________________________________________________________

 Pero no, no hemos sido los colombianos. Nuestra democracia ha sido secuestrada por los narcotraficantes, los banqueros y los paras que fueron necesarios para combatir la guerrilla pero se crecieron y se hicieron empresarios de la droga (al igual que las Farc y tantos colombianos), como se ha denunciado; y lo que aquí se plantea, parece ser, única forma alternativa de recuperar la dignidad de Colombia, lo cual evidencia que armar un gran pacto a la izquierda, volver al Frente Nacional o armar otra guerrilla, son actos cojos. A lo mejor, el zar banquero sí podría pacificar al país pidiéndole esto a sus políticos vasallos y pasar a la historia como algo mejor de lo que fue.

Sarmiento Angulo también está relacionado con Marcelo Odebrecht; y según la investigación de Gonzalo Guillén y Julián F. Martínez, el banco de Occidente que es suyo, fue multado por Estados Unidos razón de que lavaba el dinero de Pablo Escobar (producto de la Operación antidrogas Polar Cap). Quisiera decirle a los españoles que ¡les cambiamos a Sarmiento Angulo por Amancio Ortega! Y de paso, a Duque por Rajoy.

Pero volviendo a lo serio, ni la izquierda ni la derecha entienden esto o hacen oídos sordos porque quieren mantener polarizado al país, peleando por la torta de la contratación en lugar de quitársela a los políticos y dársela a los ciudadanos. ¿Por qué no salimos de ese círculo vicioso? ¿No es lo mismo la lucha de Petro a la lucha de liberales contra conservadores de hace 50 años, una lucha por la torta de la contratación, pero no por cambiar sustancialmente el modelo de Estado? "Encuentra las siete diferencias"...

Estoy cansado de oír políticos polarizado el país. Vaya horror es tener que leer dos caras de la misma moneda, como si pudieran pagar campañas de diez mil millones de pesos al Senado con sueldos de 30 millones sin serrucharse un solo peso; y como si fuera poco, ahora pretenden que los votantes de izquierda se lanzarán todos al parlamento como si cada uno tuviera los 10.000 millones de la campaña en el bolsillo y otros 50.000 votantes por persona para conseguir los votos. Es más probable que Uribe se lance al Magdalena, en lugar de lanzarse a las elecciones y se ahogue.

Debemos reasumir nuestra soberanía sin los políticos de oficio y quitarle la contratación pública a la casta politiquera de pícaros al servicio de los banqueros, para que la manejemos los constituyentes primarios o los ciudadanos de a pie, desde la pequeña, elemental y por ello muy funcional administración de nuestros barrios en un nuevo modelo de Estado microfederal, muy a pesar del Pacto.  Para ser justos, a veces es necesario dejar de ser mesiánicos. ¡No más votantes ni políticos peleando por la torta de la contratación! La torta para el pueblo…

[email protected]

-.
0
2200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal? (II)

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal? (II)

Las cuatro tragedias de Gigante en el 2021

Las cuatro tragedias de Gigante en el 2021

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal?

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal?

El carro bomba: otra cortina de humo. ¿Adónde refugiarse del uribismo?

El carro bomba: otra cortina de humo. ¿Adónde refugiarse del uribismo?

“La única iglesia que ilumina es la que arde

“La única iglesia que ilumina es la que arde"

Estadísticas revelan: es más fácil ser asesinado en Colombia que ganarse el Baloto

Estadísticas revelan: es más fácil ser asesinado en Colombia que ganarse el Baloto

Los puntos a negociar entre el paro y el gobierno

Los puntos a negociar entre el paro y el gobierno

Los mejores memes de la reforma tributaria

Los mejores memes de la reforma tributaria