Colombia en la Ocde: a quién le sirve y quién se friega

En su viaje a Europa, el presidente Santos formalizó la entrada del país al organismo. Las consecuencias aún son impredecibles

Por:
mayo 30, 2018
Colombia en la Ocde: a quién le sirve y quién se friega
Foto: Presidencia

La entrada de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) como país número 37 implicará que el país deberá a medirse contra los países miembros, países que representan el 75 % de la inversión extranjera directa a nivel global, y concentran el 60 % del comercio y del PIB mundial. O sea, es un club de ricos, aunque normalmente se conoce como el club de buenas prácticas en política pública. No cumplir con los indicadores y compromisos que se adquieren en cuanto a políticas públicas, seguridad jurídica y comercio internacional, podría significar ser expulsado, situación que no se ha presentado hasta la fecha.

La Ocde es la heredera de la Organización para la Cooperación Europea que surgió en 1949 para dirigir el Plan Marshall de los Estados Unidos para reconstruir el continente a partir de la cooperación entre los países. A finales de 1960, se unieron Canadá y Estados Unidos y firmaron la convención de la Ocde que entró en vigencia en 1961. A partir de ahí han venido entrando otros países, hasta la entrada de Colombia, los únicos miembros de América Latina eran Chile y México.

Las ventajas de pertenecer a la Ocde se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Acceso a financiamiento con tasas de interés preferenciales. El desarrollo de las políticas pública que implica pertenecer a la Ocde es bien visto por la comunidad internacional, las calificadoras de riesgo y los inversionistas públicos y privados del exterior.
  • Evaluación constante por parte de la Ocde de los datos económicos, que provee estadísticas confiables y comparables.
  • Acelera el desarrollo de los países miembros compartiendo experiencias, buscando respuestas conjuntas a problemas comunes y coordinando sus políticas para lograr mejores resultados.
  • Los países que pertenecen a la Ocde deben mantener altos estándares de calidad en todos sus frentes para garantizar mejor bienestar político, social y económico para sus ciudadanos.

A partir de la firma del acuerdo por parte del presidente Juan Manuel Santos en París esta semana, el país se verá en la necesidad de cumplir con unos comportamientos de políticas públicas similares con los otros miembros, como son las laborales, tributarias y de protección intelectual, entre otras. Durante la bienvenida a Colombia a la Ocde, los expertos indicaron que el país necesita ejecutar reformas para aumentar impuestos con el fin de cumplir la Regla Fiscal y las necesidades de gasto social, además de otras reformas estructurales necesarias para incrementar la productividad y diversificar la economía.

El país deberá buscar obtener indicadores económicos similares a los otros miembros, como son el gasto en porcentaje del PIB para las áreas de educación, en salud, en protección social, situación que representará una carga fiscal difícil de asumir, y lo más probable es que sea necesario aumentar los impuestos a los ciudadanos. El promedio del peso de los impuestos sobre el PIB para de los países de Ocde es 35 %, en Colombia en impuesto de renta, por ejemplo, si acaso llega al 14 % e incluyendo otros impuestos difícilmente llega al 22 % del PIB.

En comparación con los demás países miembros, los economistas estiman que estos serían algunos de los puntos sobre los que se afectaría la contribución de la clase trabajadora colombiana en los próximos años:

Mayor contribución para seguridad social

Las contribuciones a la seguridad social en promedio en los países de América Latina y el Caribe (ALC) suman 3,7% del PIB, mientras que en la Ocde representan 9,1%. Las razones para estas diferencias, es que en Colombia y demás países de ALC, los reducidos aportes de las contribuciones a la seguridad social se explican por la informalidad laboral, para lograr esos niveles de contribución sobre el PIB será necesario ampliar la base o aumentar el porcentaje de aporte de los trabajadores.

Mayor población objeto de impuesto a la renta y a una tasa mayor

En Colombia y ALC, los umbrales a partir de los cuales se debe pagar impuesto sobre la renta personal son relativamente altos en comparación con los salarios promedio, lo que hace que la gran mayoría (más del 80 %) de la población trabajadora formal en nuestro país no pague renta al estar por debajo del umbral. La Comisión Tributaria encontró que este umbral es 12 veces mayor que el promedio de la Ocde, al bajarlo para buscar igualarnos mucha más gente tendrá que declarar renta.

La tasa máxima del impuesto de renta aplica en Colombia a partir de un ingreso equivalente a 10 veces el salario promedio, mientras que en los países de la Ocde la tasa máxima se aplica a ingresos que son 5 veces el salario promedio.

Tasa impositiva sobre el empleado más alta

La Ocde maneja un indicador de tasa de impuestos que se define como la proporción de salario bruto que se destina al impuesto de pago sobre la renta personal más las contribuciones a la seguridad social obligatorias de un trabajador sin hijos que devenga el salario promedio de cada país. Para los países no latinoamericanos de la Ocde (sin incluir Chile y México) el indicador es 26,5 % (en 2017) para los países de ALC es de 9,3 % (en 2016).

-.
0
6163
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus