Carta a mi mejor versión

"No hay peor sentimiento que no estar satisfechos con quien somos, porque el hecho de desear ser otra persona elimina el amor propio"

Por: Juan David Ariza
abril 17, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Carta a mi mejor versión

No nos podemos mentir, no podemos ocultar quienes somos ante nosotros mismos. No podemos nublar nuestras imperfecciones y desvalorar nuestros atributos. No podemos seguir viviendo de la misma manera si nuestros sueños son más grandes que nuestras ganas de vivir. La vida apenas la conocemos, es una realidad que sobrepasa cualquier mente subjetiva. No todo lo has visto, porque o sino nada tendría sentido. Aunque a veces, solo a veces, la vida es más bella cuando nada tiene sentido. Cuando lo impensado se vuelve real ante nuestros ojos y cuando la magia armoniza el momento. Irónica, paradójica y algo absurda son algunos de los atributos de esta vida. Siempre podemos vivir mejor, siempre podemos obtener lo que queramos, siempre hay una chance más.

¿Cómo podemos llegar a ser nuestra mejor versión?

Desearía levantarme de la cama una mañana y ser mejor, sentirme más confiado, sentirme poderoso e imbatible ante cualquier adversidad. Desearía ver mis sueños materializarse ante mis ojos, sentir que el universo confabula conmigo y me lleva de la mano a la consecución de mi éxito. Mi éxito que me rodea, que se me escapa y vuelve a venir hacia mí. A veces viene con grandes noticias, a veces se aleja con imprevistos desafortunados. Se puede desear mucho, se puede aspirar a más, se puede fracasar y se puede ganar. Ninguna de las opciones anteriores es mala, lo que es malo es no vivir en el nivel que deseamos. Porque en esta escalera de la vida, yo subo hasta el peldaño que desee no hasta que alguien me diga que pare o que mis piernas no puedan más. No importa que tan alto quiera llegar, mi vida es un éxito en todos los sentidos. Lo único que no aceptaré es verme frente al espejo decepcionado, estresado o bajo de ánimo. Porque ese tipo de sentimientos me alejan de mi destino, me hacen sentirme mal conmigo mismo y lo peor de todo, sabotean quien soy.

Quiero ir más allá de mis límites impuestos, quiero escribir mi propia historia, quiero estar orgulloso de quien soy. No hay peor sentimiento que no estar satisfechos con quien somos, porque el hecho de desear ser otra persona elimina el amor propio. Así que el deseo se volverá un hecho y el sueño se transformará en realidad. Lo que vemos en estos momentos es un pequeño pedazo del rompecabezas. Un rompecabezas que abarca lo que podemos ver, lo que estamos dispuestos a ver y lo que es. Desearía que este sueño que se llama vida, se acabe cuando todos ganemos y venzamos a nuestro pesimismo, nuestra incredulidad y nuestra falta de confianza. Si mejoras 1% durante cien días, tendrás una mejora de 100%. Y sin lugar a duda, creo que nunca estarás mejor que en ese preciso momento.

Tengo la oportunidad de ser mi mejor versión, tengo la oportunidad de hacer historia. Y esa historia no tiene un comienzo perfecto, pero con certeza tiene un final deseado. Comprométete a mejorar un 1% cada día y haz que esta vida sea un recuerdo inolvidable.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
654

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Modela tu vida

Modela tu vida

Con promesas instantáneas de éxito, Hernán Orjuela se reinventa

Con promesas instantáneas de éxito, Hernán Orjuela se reinventa

Nota Ciudadana
Jimmy Naranjo y su lucha sobre ruedas

Jimmy Naranjo y su lucha sobre ruedas

"Terminé de prepago en el Caquetá por no irme pal' monte con la guerrilla"