¿América Latina, la cultura ebria?

En general, el consumo de bebidas alcohólicas es alto y aunque se han tratado de tomar medidas para reducirlo y mitigar sus efectos, los esfuerzos se han quedado cortos

Por: luis eduardo forero medina
Febrero 23, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿América Latina, la cultura ebria?

La mayoría de países de América Latina dictan normas infructuosas para regular responsablemente la venta de bebidas alcohólicas; se fijan horas límites; se restringen espacios para el consumo como en escenarios deportivos, lugares cerrados y en la calle; aumentan las penas por conducir vehículos de parte de personas ebrias, etcétera; sin embargo, no siempre las autoridades alcanzan su objetivo. En estos países el consumo de alcohol no tiene nada que ver con el PIB del país, así como lo consumen los habitantes de países de altos ingresos, los menos afortunados económicamente ingieren alcohol atraídos por su bajo precio.

Desde los años 80 del siglo pasado, las autoridades sanitarias comenzaron a interesarse por el tema, antes no abordado por considerar el consumo de alcohol como algo personal que forma parte de la cultura de la mayoría de países de las Américas. Ese seguimiento ha permitido valorar la dimensión del affaire: en México y Bolivia, el consumo irresponsable de alcohol es un grave problema de salud pública; en Paraguay, el 50,9% de la población consume bebidas alcohólicas y el 24% lo hace de manera excesiva; en La Plata (Argentina) “es frecuente que lleguen al hospital de niños entre 10 y 19 años que toman bebidas alcohólicas esporádicamente, pero en cantidades exorbitantes”, como admitió el Ministerio de Salud de esa nación.

La responsabilidad también atañe a los pequeños expendedores, cabe anotar que en estos países el alcohol es de fácil accesibilidad. La compra de trago se facilita por la interconectividad: se lleva a domicilio, se surte las 24 horas, se deja de muestra o en depósito para facturar solo lo consumido. Por ejemplo, en Argentina se vende en kioscos, maxikioscos y estaciones de servicio; en Colombia y otros países andinos, se consigue en los semáforos y a lo largo de las ciclovías; en Paraguay la cerveza es la reina de las bebidas y está siempre a la mano, se dice que en este país se ingieren más bebidas alcohólicas que leche.

Países piperos y sobrios se encuentran a lo largo de la geografía de este continente. En Costa Rica por lo menos la mitad de la población no ingiere alcohol en ninguna ocasión y en el país azteca más de la mitad de muertes de jóvenes en accidentes automovilísticos tiene que ver con el consumo de alcohol. En un año el alcohol deja 10,000 mexicanos muertos y 25,000 incapacitados, según el Consejo Nacional Contra las Adicciones. Por su parte, en el Perú el trago más amargo es el consumo de bebidas embriagantes falsificadas o trago bamba; en Ecuador hace poco hubo decenas de muertos por ingerir alcohol falsificado; en Quito y Guayaquil, y probablemente en otras zonas del centro del mundo, se vende en tienduchas licor elaborado de manera artesanal mezclado con alcohol de uso industrial.

No faltan los planes anti alcohol, que varias veces se convierten en manuales de buenas intenciones. En Paraguay es una prioridad, la política nacional de prevención del consumo nocivo de bebidas alcohólicas; Bolivia se incluyó el alcoholismo en el Plan Nacional de Salud Mental 2016-2020; en Venezuela se dictó el Plan Nacional Antidrogas 2015-2019; en Ecuador se rige el Sistema Nacional de Educación libre de tabaco y similares. Pese a esos y otros programas con nombres rimbombantes, que se califican como de doble moral, el consumo de alcohol y cerveza en la región latinoamericana no disminuye ni se convierte en responsable.

A la hora de adoptar las medidas que aconsejan las autoridades sanitarias mundiales en América Latina se presenta deficiencia en el número de especialistas e instituciones para el tratamiento del alcoholismo. En Costa Rica las autoridades de tránsito son insuficientes para controlar a los conductores borracho, por cada 17 mil vehículos hay un alcoholímetro​; en Uruguay las autoridades se cruzaron de brazos, Tabaré en la primera presidencia y en la segunda próxima por terminar no ha logrado se apruebe el proyecto de ley de 55 artículos contra el consumo abusivo de alcohol, que prevé que sólo podrán comercializar bebidas quienes estén inscritos en un registro especial. Tabaré había dicho que tomaría “acciones muy fuertes” contra el consumo irresponsable de alcohol por ser un “tema prioritario”. Allí, de la población joven, siete de cada diez consumen alcohol.

De otro lado, la Fifa dejó fuera de lugar a Brasil en el pasado campeonato mundial de fútbol, al lograr que temporalmente se suspendiera la ley que prohíbe la venta de cerveza y alcohol en los estadios donde se juega el balompié. Forzoso reconocer que en Río de Janeiro, y Brasilia, la capital federal, en ese tiempo ha reducido los accidentes ocasionados por personas ebrias, pero no en el resto del país. Algunas veces el Estado le conviene que la gente beba, en Colombia las arcas de las cantinas y similares financia la educación. En este país el Ministerio rector pasa indiferente frente a los negocios de venta de cerveza que funcionan alrededor de algunos centros educativos.

De su parte, Chile con la ley de “Tolerancia Cero” aspira frenar a sus nacionales, que parece son de los más bebedores en el continente. Hace 10 años en el gigante suramericano se expidió la ley antialcohol que promueve cero alcohol e implanta la obligación de practicarse la prueba del alcoholímetro, que tampoco ha conseguido sus nobles propósitos.  En Chile, La ley laboral es tolerante respecto de los empleados que se encuentren ebrios en el sitio de trabajo; no contemplando como en otras legislaciones, una justa causa para terminar el contrato de trabajo. Hasta hace poco en Ecuador estaba prohibido la venta de alcohol y cerveza los domingos; era el día era cuando más se vendía por debajo de la mesa o a escondidas y más caro. En Caracas la gente bebe alcohol en calles, parques y sitios públicos, sin que se lo impidan. Permitir el uso recreativo de la marihuana, ha concedido que en Uruguay, baje el consumo de bebidas alcohólicas.

Las cerveceras locales son definitivas en el momento de instaurar en los países el consumo responsable de alcohol. En Costa Rica las cerveceras locales han presionado la no aprobación de leyes que buscan la invisibilización del fomento del alcohol. La presión de las cerveceras y licoreras nacionales y extranjeras determinó en mayo del año pasado un acuerdo entre dos Ministros del gobierno de Rafael Correa para levantar la medida restrictiva dominical. Una medida fallida en varios países es disminuir la publicidad para estimular el consumo de alcohol. El marketing a la hora de brindar se ingenia herramientas inimaginables para que aumente la facturación de las cerveceras.

Las consecuencias fatales del consumo exagerado de alcohol, que es el común denominador bébase donde se beba, se resumen en las 200 enfermedades que puede causar, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Bolivia, en el departamento de Santa Cruz la imprudencia y alcohol son causantes del 90% de siniestros viales con muerte. En México, más del 50 por ciento de muertes de jóvenes en accidentes automovilísticos tiene que ver con el consumo de alcohol. En un año, el alcohol deja 10,000 mexicanos muertos y 25,000 incapacitados. Se supone que unos 260.000 uruguayos que ingieren alcohol son adictos problemáticos. En Venezuela, de acuerdo a la oficial agencia de tránsito, el alcohol, es el principal responsable de accidentes de tránsito en ese país.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
671

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus