"Aclaremos lo del diezmo de una vez por todas"

Análisis de los argumentos que utilizan los pastores evangélicos como Miguel Arrazola para sustentar, con pasajes bíblicos, el diezmo de sus fieles

Por: David Fernández
marzo 25, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Foto: Archivo eluniversal.com

Los pastores evangélicos no tienen ningún fundamento bíblico para exigir el diezmo. Sin embargo, de manera astuta y sibilina toman tres o cuatro versículos del Antiguo Testamento y se lo restriegan a sus feligreses cada domingo y consiguen su torticero cometido. Uno de esos pasajes bíblicos lo encontramos en Malaquías 3:8-12, el cual constituye el caballito de batalla más importante para convencer y atemorizar a sus incautos seguidores, pues esos versos dicen que quien no diezme, es un ladrón.  Veamos: 

“¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas”. 

Como es natural, un creyente no quiere llegar al cielo y llevar el sambenito de haberle robado a Dios.  Y tampoco quiere caer en desgracia como reza en el verso 9: 

“Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado”.

Como pueden ver, ese pasaje de Malaquías, sería, supuestamente, el fundamento bíblico para cobrar el diezmo, pero aquí encontramos un problema. La doctrina evangélica tiene como piedra angular de su fe, algo que predican y enseñan con virulencia: “El cristiano ya no está bajo la ley sino bajo la gracia”, dogma éste acuñado por el apóstol Pablo y luego por Lutero. Entonces, si ya no están bajo la ley sino bajo la gracia, ¿por qué apelan a un expreso mandato de la ley? Y lo que es peor, ese mandato legalista es para los judíos. No para los gentiles. Vayamos al encabezado de Malaquías en su capítulo 1: “Profecía de la palabra de Jehová contra Israel, por medio de Malaquías”. Recordemos que lo que el cristianismo llama Antiguo Testamento es un texto judío para los judíos, no para el habitante (no judío)  de Bogota, Medellín, Londres, Facatativa, Juanchito, Quibdo, Soacha, Tunjuelito o Moscú. Tampoco ese texto de Malaquías expresa tácita o expresamente que puede ser aplicado a otras naciones. Lo que allí se expresa era una profecía Malaquías en tiempos del Segundo Templo. Ahora, como la pastores atrevidamente les encanta zambullirse en la ley cuando les conviene y alejarse de la gracia cuando quieren, vayamos a la misma ley. Leamos el libro de Números 18, Deuteronomio 14 y 18, los cuales prescriben de manera clara a quién, dónde y cómo se debe gastar el diezmo. Allí se dice que es en Jerusalen, con destino a los levitas y los pobres.

Otra cosa, el cristianismo tiene como texto de su fe, el Nuevo Testamento, y en este libro no hay ninguna (léase bien), ninguna referencia al diezmo. Pablo, que es su máximo redactor, tampoco menciona el diezmo como un mandato obligatorio para los gentiles. Lo que sí dice Pablo en la carta a los Corintios, capítulo 9, es que “ cada quien dé como propuso en su corazón”. Es decir, cualquier cantidad; y no la hace obligatoria. Es necesario recordar que Jesús no le predicaba a los gentiles, sino a los judios, quien lo hace es Pablo, y cuando se presenta el conflicto de qué se le debe exigir a los gentiles, el primer Concilio Cristiano de la época, relatado en el libro de los Hechos de los Apóstoles en su capítulo 15: acordó: 

“Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolo de fornicación de ahogado y de sangre”.

Pregunto ¿Dónde está el diezmo en ese pasaje?

Algunos pastores para no dar el brazo a torcer dicen que en el Nuevo Testamento sí habla del diezmo cuando Jesús sostiene una discusión con los fariseos sobre si se podía o no pagar tributos al César, y Jesús les dice en Marcos 12: ……”Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios”. Pues bien, esta es una discusión entre judíos, no entre judíos y gentiles. Jesús nunca cobró diezmos a los gentiles. Pablo tampoco lo hizo. Entonces, ¿con qué autoridad bíblica Arrazola & Asociados salen como chepitos a cobrar lo que no está permitido para los gentiles? A mi que me expliquen. 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
5300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Cuarentena en cuaresma: una reflexión para los colombianos

Cuarentena en cuaresma: una reflexión para los colombianos

"Petro y Gustavo Bolívar: dos violadores de derechos humanos"

"El pastor Arrázola y su familia han hecho más por Cartagena que todos sus políticos"

Nota Ciudadana
15 ventajas de las misas online por coronavirus

15 ventajas de las misas online por coronavirus