Yo le creo a Aída Merlano

El gobierno colombiano ha tratado de deslegitimar las declaraciones de la excongresista que salpican a varios políticos, pero tenemos motivos para creerle

Por: César Augusto Patiño Trujillo
febrero 19, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Yo le creo a Aída Merlano
Foto: YouTube

El show mediático que se ha generado con la huida de la exsenadora conservadora de la casa Gerlein, Aida Merlano, y su aparición en los escenarios de la hermana república de Venezuela, demuestran que las denuncias de algunos congresistas progresistas y las investigaciones de algunos periodistas aún con ética y amor por la profesión, son cada vez, más y más veraces.

La autenticidad de las afirmaciones de la señora Merlano no parte de sus denuncias, lo que hace es ratificarlas, y esas ratificaciones tienen mayor solidez cuando los políticos involucrados guardan silencio y sus aliados del alto gobierno y las instituciones que deberían asegurar los derechos de la señora, lo único que han hecho es comunicar que no se abrirá ninguna investigación y que, la loquita que está en Caracas está siendo cooptada por el "dictador" Maduro. ¡Rabonería y terror a gran escala en el gobierno central!

Para nadie es un secreto lo que en el país representan los Char, los Gerlein y el señor Vargas Lleras, además del exfiscal de Odebrecht, Martínez Neira. El canto adolorido de Merlano no tendría por qué levantar polvaredas ni debería generar rasgarse vestiduras de parte de los acusados, pues, ellos saben que hace rato se encuentran en el ojo del huracán y que el pueblo colombiano no está dispuesto a entregarles el poder en 2022.

Por lo pronto, y si este país se cura de la amnesia que sufre, Alejandro Char y Germán Vargas Lleras, al igual que al perverso exfiscal Martínez Neira, han quedado anulados para el partidor electoral de esa fecha y queda la posibilidad de que un candidato honesto que represente los intereses de todas las bases logre, por fin, encabezar un proyecto nacional que incluya a todas esas fuerzas democráticas de la nación.

Un proyecto nacional que excluya tan solo a una sola fuerza progresista, no es tal, y entregará en bandeja de oro el poder a los mismos con las mismas, como ocurrió en 2018 con algunos líderes que se suponen democráticos y pluralistas, pero que con sus decisiones erráticas aportaron un grano de arena para tenernos así, condenados a otros cuatro años de deterioro institucional y democrático. Cualquier defensa hacia esas decisiones egoístas es realmente irresponsable y dogmática, no obstante, es necesario pasar la página y buscar acuerdos en medio de las múltiples diferencias.

Volviendo al asunto, es impajaritable que la justicia colombiana, si desea resarcirse ante la nación, tome cartas en el asunto, que el fiscal Barbosa demuestre con hechos las palabras que emitió en estos días de que, él no era ni uribista ni duquista, sino que es el Fiscal General de la Nación, y que la lucha contra la corrupción es un tema fundamental para Colombia, que no sigan denostando contra la señora Merlano por ser una reo ausente, desviando hacia ella la atención de la ciudadanía, y sobre todo, que desde Caracas se le brinde la seguridad necesaria para que, de alguna manera, pueda tener un mínimo de garantías.

Merlano es responsable de sus delitos, pero, también es víctima de un patriarcado politiquero y delincuencial que gobierna a su antojo a la Costa. Se obnubiló con el poder y el dinero. Creyó que aunándose a esos caraduras iba a lograr arrancarle al cielo estrellas y planetas para tenerlas en sus manos. Todo ese universo de poder se esfumó, se desintegró, fue absorbido por un agujero negro de intrigantes criminales que hoy, seguramente, la quieren absorber y desaparecer para que no pueda más hablar; se ha convertido en un chivo expiatorio, en una cortina de humo para ocultar toda la escoria putrefacta que se mueve en Barranquilla, Atlántico y otras zonas del país.

Esperemos que el señor Arturo Char tenga al menos un dejo de pudor-cosa que dudo- y renuncie a su aspiración de ser presidente del Senado de la República, más aún, que renuncie a su curul y dé la cara a la nación, aclarando todo lo que la exsenadora barranquillera ha podido en medio del llanto y el dolor denunciar.

No sé si la exsenadora Merlano esté denunciando solo verdades, no sé si por venganza quiera enlodar a algunos personajes de la vida política, no sé si estas sean verdades a medias, no sé, pero yo… le creo, no porque sea ella la que denuncie, es porque en ese oscuro escenario donde se mueve la clase dirigente costeña, mucho ruido se está oyendo hace mucho rato.

Le puede interesar:

https://www.las2orillas.co/las-cinco-senalamientos-mas-graves-de-aida-merlano/

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
700

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Maduro se aprovechó de Aída Merlano?

¿Maduro se aprovechó de Aída Merlano?

Nota Ciudadana
¿Qué pasará con lo que declaró Aída Merlano?

¿Qué pasará con lo que declaró Aída Merlano?

Nota Ciudadana
Chanchullos, lo que más nos dan de comer en Colombia

Chanchullos, lo que más nos dan de comer en Colombia

Nota Ciudadana
¿A quién le conviene que Aída Merlano se quede en Venezuela?

¿A quién le conviene que Aída Merlano se quede en Venezuela?