¿Y la salud mental para cuándo?

Aunque el país no parece dar indicios de brindarle a este tema la importancia que merece, es hora de hacerlo

Por: Filanderson Castro Bedoya
Abril 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Y la salud mental para cuándo?
Foto: Pixabay

Dolor, sorpresa, rabia e impotencia… Estos son algunos de los sentimientos que despierta comúnmente en el ser humano un suicidio, la muerte es un hecho que conmociona, más aún cuando un ser inocente se desvanece ante la cruda e infame realidad de esta sociedad; este hecho que se hace “visible” por la dureza del acto mismo, no es un hecho aislado, es un reflejo de la realidad colombiana donde al año se registran miles de suicidios que pasan desapercibidos bajo alarmantes cifras de homicidios, violencia intrafamiliar entre otros, cifras que claman a gritos darle a la salud mental la importancia que se merece.

Y es un hecho, la salud mental parece ser un tema de poca relevancia en nuestro país, donde astrólogos, consejeros, coaches y cuanto individuo se “sienta con la autoridad” de hablar del tema han generado una confusión colectiva que se refleja en comentarios como “el que se va a suicidar no da tanto visaje” o “ se debió suicidar sola”, mostrando una falta inmensa de comprensión de lo que implican los trastornos mentales y la imposibilidad de que una persona que lo padece pueda pensar y actuar de una forma digamos, adecuada.

No es cuestión de justificar, sino de ver el fenómeno como lo que es, en sus casos más graves una enfermedad como cualquier otra, que merece la atención de profesionales, que se sustenta en la prevención y comprensión de todo lo que ella implica, tampoco es de extrañarse que sucedan en nuestro país hechos tan aberrantes, si cuando enfrentamos dificultades en nuestras vidas, nos han puesto el alcohol o las drogas como soluciones, siendo estos elementos que generaran un daño mayor.

Así, más que otra columna informativa, es una invitación para que los colombianos estén atentos a su salud mental y las de sus conocidos, trabajando juntos podemos evitar que sea la muerte la que anuncie como otra vida se esparció en el viento.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
463

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Qué le dejó a Nariño el bloqueo indígena?

¿Qué le dejó a Nariño el bloqueo indígena?

Nota Ciudadana
Colombia, en camino a la pluralidad religiosa y la secularización

Colombia, en camino a la pluralidad religiosa y la secularización

Nota Ciudadana
Sentipensar, la exigencia de esta coyuntura histórica

Sentipensar, la exigencia de esta coyuntura histórica

Nota Ciudadana
Calobozos y dragones, lo último en terapía infantil

Calobozos y dragones, lo último en terapía infantil