¿Y en dónde está Carrasquilla?

Si el exministro llega a ser nombrado en la presidencia del Banco de Desarrollo de América Latina se desataría una nueva ola de indignación

Por: ARMANDO JAVIR LÓPEZ SIERRA
mayo 10, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Y en dónde está Carrasquilla?

Del 28 de abril, fecha en que comenzaron las marchas, ya van más de 10 días y aún ellas siguen vigentes. Los estragos que ha dejado a su paso, como un huracán, son muestra fehaciente del dolor de patria, del resentimiento que se ha acumulado por años y años en nuestra gente. Los muertos, los heridos y los desaparecidos se cuentan por montones, pero nadie responde. Lo inaudito de todo esto es que la persona que encendió la llama, hoy cree que por renunciar a su cargo y desaparecer del mapa, ya salvó toda su responsabilidad.

Si esto fuese así, se estaría mandando un mal mensaje al pueblo. Las consecuencias del paro no pueden quedar impunes, hay que castigar a los responsables de los daños, y no me refiero a quienes lo han liderado; sino a quienes con su terquedad y malas praxis contra el pueblo lo inspiraron; también hay que castigar a aquellos que pescando en río revuelto, atentaron contra la gente de bien, que solo buscaban hacerse sentir a través de las marchas, porque en este país tu voz no se escucha de otra manera.

Ya en una oportunidad Carrasquilla aspiró a gerenciar el Banco de la República, una de las entidades más poderosas del país, económicamente hablando, ya que ejerce el papel en Colombia de su banca central: produciendo los billetes y las monedas que aquí circulan, prestando a los bancos, fijando las tasas de interés bancarias y controlando la inflación. Qué bueno que este tipo no logró ese cometido en su momento; pero no contentos con eso, el gobierno busca la forma de seguirlo premiando, y para ello lo postuló a la Presidencia del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). La verdad es que sería una falta de consideración de nuestros mandatarios nacionales y latinoamericanos; ya que su apoyo a este personaje representaría una bofetada al pueblo colombiano, después de la estela de desolación que nos ha ocasionado y nos está dejando.

En una misiva, diferentes líderes mundiales, entre los que se cuentan académicos, organizaciones mundiales de derechos humanos, artistas y hasta Premios Nobel, han solicitado la separación del cargo del señor Miguel Ceballos, alto comisionado para la Paz, por su actuar contrario al cargo que regenta, al sentir que va en contravía de la paz y la justicia que muchos promulgamos y tanto anhelamos en este país. Sus acciones hacen recordar al señor Luis Gustavo Moreno, cuando ejerció como fiscal anticorrupción. Si personajes internacionales se han atrevido a pedir que no lo quieren liderando los diálogos del paro en Colombia, así mismo deberían exigir que el señor Carrasquilla no vaya a salir premiado a ocupar semejante cargo; es más, deberían prohibirle la salida del país. 

Aunque eso es solo un sentir, porque se sabe que aquí se ha recomendado a muchos que han saqueado y maltratado a este país, saliendo premiados con altas dignidades en otros países, en donde han vivido a costa de nuestros impuestos, esos mismos que hoy nos quieren seguir subiendo para esclavizarnos mucho más.

Estamos tan preocupados por el futuro que nos depara esta pandemia y la corrupción que cabalga libremente en este país, y tan ocupados en nuestra lucha con este paro que se ha extendido; que no nos hemos dado cuenta de que estamos viviendo aquella escena de película, en donde dos bandos pandilleros se han tejido a golpes, inicialmente los unos contra los otros, luego todos contra todos, confundidos sin identificar quién es el bueno y quién es el malo; pero aquel que encendió la contienda, desapareció, dejando una estela de víctimas y charcos de sangre. No contento con todo eso, hoy está desde la tranquilidad de su palacio, salvando su responsabilidad, porque supuestamente él a nadie le puso una mano encima.

Por eso, parodiando aquel concurso titulado ¿Dónde está Javier?, del periódico El Espectador, que marcó un hito en la prensa escrita hace más de 30 años; hoy muchos se preguntan ¿Y dónde está Carrasquilla? Parece que ya hubieran borrado su apellido, que ya salvó su responsabilidad; como quien dice: Yo me voy, yo me lavo mis manos, esto ya no es conmigo. ¿Ahora quién responde?

-.
0
1700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Cómo quedó finalmente la Ley de Financiamento?

¿Cómo quedó finalmente la Ley de Financiamento?

"La renuncia de Carrasquilla vale menos que un huevo"

Aprobada en primera reforma tributaria de Duque en el Congreso

Aprobada en primera reforma tributaria de Duque en el Congreso

Una reforma tributaria misteriosa (¿sospechosa?)

Una reforma tributaria misteriosa (¿sospechosa?)