Trump se fue y Miss Universo se derrumbó

El concurso de belleza más famoso del mundo perdió su brillo desde que el hoy presidente de EEUU lo vendió como se verá este domingo

Por:
noviembre 26, 2017
Trump se fue y Miss Universo se derrumbó

Cuando Donald Trump vendió Miss Universo para aspirar a la presidencia de Estados Unidos, los seguidores del concurso celebraron. El magnate se caracterizaba por usar a las reinas como símbolo de ostentación. Las paseaba en cuanto evento de la Organización Trump había y las presentaba a sus amigos multimillonarios en cocteles, clubes de golf y lanzamientos de su marca. Trump había comprado el concurso durante una época en que éste estaba al borde de la quiebra en 1996, por capricho de su entonces esposa Marla Maples. Sin embargo, cuando se separó de esta, decidió conservarlo porque vio en las mujeres bellas un gran negocio.

Por esa razón no tuvo problema en explotar el sobrepeso de la venezolana Alicia Machado, a quien sometió a una sesión de ejercicio ante cientos de periodistas. Tampoco le importó armar un show mediático con la destitución de la rusa Oxana Fedorova en 2002, de quien dijo públicamente que era la peor Miss Universo jamás escogida. Igual hizo con Tara Conner, Miss Estados Unidos 2006, a quien le dejó conservar el título pese a sus escándalos por los excesos con el alcohol, las drogas y la fiesta. Trump hacía lo que fuera con tal de mantener al concurso sonando en los medios y en el interés de su público. El escándalo era solo parte del show en que había convertido el concurso.

Era tanto el interés de Trump por Miss Universo, que metía mano en los resultados. Es de conocimiento público que de las 15 candidatas que desfilaban en la transmisión final, 5 eran escogidas directamente por Trump y su equipo. Además, cada año había miembros del jurado que eran amigos personales del hoy presidente de Estados Unidos. Durante los 20 años que Trump fue dueño del concurso, la belleza y el carisma eran los principales elementos que se valoraban en las participantes.

No hay que ser experto para ver la decadencia del concurso frente a sus ediciones anteriores. A la izquierda, la producción fotográfica que se hizo con las participantes de 2010 en Las Vegas. A la derecha, la misma producción con las participantes de esta edición en la misma sede.

Bajo el mandato Trump, Miss Universo pasó de ser una empresa al borde de la quiebra a una compañía que producía tres concursos de belleza (Miss Universo, Miss Estados Unidos y Miss Teen Estados Unidos). Además, tenía millonarios acuerdos con distintas marcas patrocinadoras. También iba de la mano con Trump Model Management, agencia de modelos del magnate de la cual pasaron a ser parte varias ganadoras y participantes del concurso. Todo parecía ir bien hasta que Trump se lanzó a la candidatura presidencial con un discurso xenófobo. No le quedó más que vender el juguete que por 20 años guardó con tanto apego.

En septiembre de 2015 Miss Universo pasó a ser parte de IMG, compañía productora de eventos de entretenimiento. Teniendo en cuenta que IMG tiene su propia agencia de modelos, de la cual hacen parte figuras como Giselle Bundchen, Gigi Hadid o Candice Swanepoel, los seguidores del concurso creyeron que Miss Universo estaba en las mejores manos y que los nuevos dueños se encargarían de darle proyección al concurso.

Sin embargo, los dos últimos años no han sido los más fructíferos para el concurso que este domingo escoge a su nueva reina, la tercera de la era IMG. El mismo año que IMG compró el concurso ocurrió el error de Steve Harvey al anunciar a la ganadora, cuando la colombiana Ariadna Gutiérrez fue coronada por error. Aunque en términos mediáticos el incidente le dio al concurso una publicidad que nunca antes había tenido, el reinado de la entonces ganadora, la filipina Pia Wurtzbach, se caracterizó por mínimas apariciones en premieres, galas, eventos y pocos viajes. Aunque sus defensores aseguraban que la idea era mostrar a una mujer real, lo cierto era que a la reina se le podía ver bastante desocupada en su apartamento en Nueva York. Muy atrás había quedado la apretada agenda de la que ganadoras pasadas, como Paulina Vega, tanto hablaban.

La preliminar, evento donde se escogen las 15 finalistas, también evidenció el mal momento del concurso.

Sin embargo, los malos tiempos del concurso parecen estar tocando fondo en esta edición. El concurso, que normalmente se hacía en algún país distinto a Estados Unidos y duraba hasta un mes donde las reinas iban a distintos eventos, este año se lleva a cabo de manera bastante modesta en Las Vegas. Han sido dos escasas semanas donde las reinas han pasado concentradas en un hotel. El desfile preliminar, donde se escogen las 15 finalistas, nunca había sido tan austero. Una tarima en un salón de conferencias fue escenario del evento. La producción fotográfica también ha dejado mucho que desear frente a años pasados, cuando brillaba por su calidad y originalidad.

Hay quienes sugieren que los tiempos de crisis benefician a los países que aún mantienen interés por el concurso. Es así como Filipinas, Indonesia, Venezuela, Puerto Rico, Tailandia y Colombia, entre otros, tendrían más posibilidades de ganar. Los ingresos de la organización de Miss Universo durante un año, están condicionados en buena parte al país de procedencia de la ganadora. En la medida en que este país se interese por tener una Miss Universo, más campañas publicitarias (como la que hizo Falabella con Paulina Vega) y dinero facturará una reina. Así pasó con la filipina Pia Wurtzbach, donde los reinados mueven a casi todo el país.

En el caso colombiano, el tenedor de la franquicia del concurso en el país es RCN. El canal invirtió una suma nada despreciable en comprar los derechos de transmisión y cubrimiento del concurso. Los conocedores del tema dicen que esta es la mejor carta que tiene Laura González, actual Señorita Colombia, para lograr un buen cupo la noche final. Después de todo, Miss Universo, como cualquier otra empresa, es un negocio donde el cliente siempre tiene la razón.

-Publicidad-
0
13922
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: La receta de Trump

Caricatura: La receta de Trump

Nota Ciudadana
Caricatura: La reelección de Trump

Caricatura: La reelección de Trump

La victoria solitaria de Donald Trump: un golpe al ´establishment´

La victoria solitaria de Donald Trump: un golpe al ´establishment´

Cambalache

Cambalache