¿Tiene presencia el régimen Iraní en Venezuela?

Entrevista con el coronel Isidro Pérez, quien estuvo en el golpe que tumbó transitoriamente a Chávez y vive en Colombia. Cree que Maduro solo sale a la fuerza, militarmente

Por:
enero 08, 2020
¿Tiene presencia el régimen Iraní en Venezuela?

Afincado en Colombia desde hace años tras sufrir la persecución por parte del régimen Chavista, el coronel Isidro Pérez fue testigo, en primera persona, de los sucesos de abril de 2002, cuando una revuelta cívico-militar provocó la renuncia del dictador Hugo Chávez y una breve esperanza de cambio cuando pudo entronizarse, aunque fugazmente el empresario Pedro Carmona. Sin embargo, la alegría apenas duró unas horas, Hugo Chávez regreso al poder y los implicados en aquella compleja "operación" fueron detenidos, como fue el caso del coronel Pérez. Ahora, desde Bogotá, donde reside y trabaja, nos habla de aquellos días y del aciago presente de la nación venezolana, qué él ve como "muy negro".

Ricardo Angoso: ¿Qué papel tuviste en los sucesos de abril de 2002 y cómo examinas ahora, con el paso del tiempo, aquellos acontecimientos?

Isidro Pérez: Yo fui parte del proceso conspirativo contra el régimen de Hugo Chávez Frías, que en esos momentos estaba en proceso de consolidarse como una esperanza de cambio. Pertenecía a un grupo dentro de las Fuerzas Armadas que estábamos en contra del proceso político e ideológico que trataba de implementar Chávez. La oficialidad, y el país en general, ni vieron ni entendieron la amenaza castrocomunista que se cernía sobre Venezuela. Nosotros no lo entendíamos y quisimos actuar, pero lamentablemente no tuvimos éxito. Nuestra conspiración hubiera salvado al país y la misma se articuló al mismo tiempo que las masivas protestas civiles que se estaban dando contra el régimen, en el preciso momento en que el mismo sacó adelante las famosas cuarenta leyes habilitantes, que tenían un contenido abiertamente comunista para transformar a Venezuela en lo que vemos hoy y que nosotros supimos ver en su momento.

R.A.:¿Y por qué fracasaron?

I.P.:Fracasó porque  no había una sincronización y coordinación entre los distintos sectores militares y civiles externos. Todos perseguíamos el mismo fin, que era el cambio de régimen, pero no hubo esa sincronización con los políticos y los militares para lograr ese objetivo. No hubo ni integración ni coordinación, aparte de tampoco había al frente un líder único que realmente personalizara esa gran preocupación que teníamos entonces por la ciudadanía venezolana, en el sentido de que caminábamos claramente hacia una dictadura comunista.

R.A.:¿Es cierta esa acusación de que los servicios secretos cubanos están detrás de Maduro dándole su apoyo?

I.P.: No es una sospecha, sino que los mismos son parte del Estado venezolano en estos momentos, es algo inherente sin duda a la naturaleza misma del régimen. El centro estratégico, el centro de gravedad de todo este proceso político, se encuentra en La Habana y no en Caracas. Y, lamentablemente, en el contexto internacional no se ha entendido este proceso y el alcance del mismo.La ciencia militar no enseña que siempre se debe visualizar el centro de gravedad del adversario para enfocar todos los esfuerzos para golpearlo y derribarlo, pero en este caso no se ha entendido que el centro de gravedad del problema está en La Habana. No es que los agentes cubanos participen del proceso venezolano, sino que la propia revolución cubana se insertó en Venezuela con éxito y el régimen de Maduro participa de esas esencias ideológicas que proceden de Cuba.

Maduro no es venezolano, simplemente es un agente del régimen castrocomunista cubano. El régimen venezolano, primero con Chávez y Maduro, está ligado a través de un cordón umbilical con la dictadura comunista cubana. Aparte el régimen se ha articulado con estructuras ligadas al narcotráfico y al terrorismo internacional que han convertido al Estado venezolano en un Estado criminal, cuyas actividades criminales atentan directamente contra los Derechos Humanos y los principios democráticos. Y este Estado criminal está ahora trabajando contra las democracias en todo el continente americano, tal como estamos viendo en estos momentos. Mientras no se toque al centro de gravedad cubano, como ya he dicho antes, el régimen venezolano pervivirá y sobrevivirá.

R.A.:¿Crees que Chávez desde sus orígenes era comunista?

I.P.:La respuesta es sí, pero con algunas salvedades. Chávez era un hombre mediocre y con unas cualidades histriónicas que fueron aprovechadas por otros. Castro y Chávez era muy distintos porque el dictador cubano tenía una claridad en sus ideas y exposiciones que nunca tuvo el venezolano. Chávez llega a la Academia Militar ayudado y apoyado por su hermano Adán Chávez, que era un hombre que sí tenía las ideas claras y el esquema político e ideológico bien definido, y que fue el verdadero organizador de toda la trama. Chávez fue una marioneta que fue hábilmente llevada al interior de las Fuerzas Armadas a través de una planificación clara y exacta para trazar el plan castrocomunista. Había un plan para infiltrar en el interior de las Fuerzas Armadas a Chávez y a otros y lo lograron con creces, vistos los éxitos alcanzados.

R.A.:¿Hay pruebas de la infiltración del régimen iraní en el venezolano?

I.P.:Yo, personalmente, no tengo esas pruebas en mis manos pero desde el 2008 o antes se pone en marcha un plan de articulación y coordinación con las estructuras terroristas del Medio Oriente, bien sean de Hamas o Hezbolah. Ya desde antes de la llegada de Chávez al poder llegaron a Venezuela ciudadanos de Medio Oriente con estas ideas radicales e islamistas y, una vez que llega Chávez al poder, en 1999, estos grupos comienzan a expresarse y acercarse al naciente régimen, infiltrándose con éxito en el mismo. No debe de quedarnos duda de que esos grupos están presentes en Venezuela.

I.P.:No se puede esperar nada de esas Fuerzas Armadas, ya han perdido su verdadera naturaleza de lo que debe ser un ejército. No se puede esperar una solución a la crisis venezolana de una estructura que ha mutado en algo que no responde ya a lo que sería una estructura militar en el sentido clásico. Esta fuerza ya solamente se dedica a la defensa operacional del proceso revolucionario o mejor dicho de lo que denomina "revolución bolivariana". Aquel que esté esperando una respuesta militar de ese aparato se puede quedar esperando todo el tiempo del mundo. Venezuela no puede salir por sí misma de este problema, necesita claramente una ayuda internacional y la única ayuda no solamente es la coacción política y diplomática por parte de Estados Unidos y otros, sino que necesita una acción más determinante y quizá de índole militar. El régimen venezolano no entiende otros términos y no olvidemos que estamos tratando con criminales que solo entienden el lenguaje de imponerles la Ley por la fuerza. Si la comunidad internacional cree que se puede establecer un diálogo con este régimen e iniciar una apertura democrática, creo que estamos perdiendo el tiempo y se equivocan quienes piensan así. Venezuela necesita una coacción política y militar clara y definida para poder derribar a este régimen; la dictadura no saldrá sin esa acción determinante por parte de la comunidad internacional.

R.A.:¿Cómo examinas la gestión de Guaidó y sus expectativas reales?

I.P.: No espero nada de posiciones blandengues y débiles frente a este régimen. El gobierno provisional de Guaidó es presa de la jugada estratégica que está haciendo el régimen venezolano. Hay que batirse en las calles y agrupar todos los esfuerzos y medios para enfrentar a un régimen de carácter criminal. No hay otro camino. La dirección adoptada por Guiadó, basada en las movilizaciones populares, es una vía errónea, creo yo, en tanto y cuanto este régimen solamente entiende el lenguaje de la fuerza. Hace falta enfrentarse con determinación y con todas las fuerzas contra este régimen criminal, sin olvidar que esta gente solamente entiende el lenguaje de la fuerza, como ya he dicho antes.

R.A.:¿Qué futuro le ve a Venezuela?

I.P.:Sinceramente, muy negro. El pueblo venezolano creo que no ha entendido que aquí tiene que haber un enfrentamiento a muerte con el régimen porque si no el destino de nuestra gente será la misma que la del pueblo cubano, una larga dictadura durante años, incluso décadas. Es una lástima que un pueblo con una larga historia a sus espaldas de grandes gestas haya aceptado tan mansamente la bota castrocomunista y la dictadura cubana. El destino de Venezuela es negro, muy negro. Yo hago desde aquí un llamado al pueblo venezolano para que invoquen al ardor de la nación y que rescaten los valores históricos del pueblo venezolano en este momento tan aciago. Tenemos que rescatar esos valores de nuestro pueblo y restablecer la unidad nacional de Venezuela para derrotar a este régimen abyecto.

 

-.
0
3102
Angela Merkel, despedida con honores militares en Alemania

Angela Merkel, despedida con honores militares en Alemania

"No me arrepiento ni de la guerra ni de la paz"

Los 2000 jóvenes que ven en María Fernanda Cabal la salvación de Colombia

Los 2000 jóvenes que ven en María Fernanda Cabal la salvación de Colombia

Policías y civiles armados, una alianza en Cali a la que la justicia le puso le ojo

Policías y civiles armados, una alianza en Cali a la que la justicia le puso le ojo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus