Opinión

Terror en Londres: ¿hasta cuándo?

En la “guerra total” contra los “infieles de Occidente”, el Estado Islámico ha creado un macabro nexo entre criminalidad y terrorismo

Por:
junio 05, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Terror en Londres: ¿hasta cuándo?
Ninguno de los terroristas de los atentados en Londres eran inmigrantes recientes, la gran mayoría de los yihadistas europeos son de segunda o tercera generación

En los últimos tres meses, el Reino Unido ha sufrido tres atentados ejecutados por terroristas islámicos. Primero fue el ataque en Westminster, el 22 de marzo, a manos de un delincuente inglés de poca monta, Adrián Ajao de 52 años, quién se convirtió al islam en prisión y asumió el nombre Khalid Masood. Asesinó a cuatro peatones y atropelló a otros 50. Luego estrelló su todoterreno frente al Patio del Parlamento, irrumpió por la puerta del Palacio de Westminster armado con dos cuchillos grandes y apuñaló fatalmente a un policía desarmado, antes de ser abatido.

El 22 de mayo de 2017, un terrorista suicida activó un dispositivo casero en la entrada del Manchester Arena en la ciudad de Manchester, inmediatamente después de un concierto, asesinando a 22 personas e hiriendo a 116 más. El perpetrador, Salman Abedi de 22 años, nació en Manchester y era hijo de inmigrantes libios, tenía antecedentes por hurto, posesión de mercancía robada y asalto. Luego de viajar a Libia en el 2011, cambió su vida, se alejó de sus viejos amigos y se volvió religioso.

Y finalmente el sábado pasado, poco después de las 10:00 de la noche, 3 sujetos cuyas identidades no han sido reveladas por las autoridades, condujeron una camioneta por el puente de Londres donde atropellaron a decenas de peatones. Se bajaron del vehículo en Borough Market, una popular área de bares y restaurantes, y comenzaron a atacar a los clientes y empleados con cuchillos.  Siete personas resultaron asesinadas y 48 heridas, algunas de ellas se encuentran en condición crítica. El Estado Islámico asumió la responsabilidad por el atentado.

 

Se calcula que el 40 % de las conspiraciones terroristas en Europa
se financian, al menos parcialmente,
a través de la criminalidad ordinaria, especialmente el narcotráfico

 

Es muy interesante observar que ninguno de estos sujetos eran inmigrantes recientes, sino ciudadanos de los países en donde cometieron sus crímenes. La gran mayoría de los yihadistas europeos son de segunda o tercera generación, y surten un cierto proceso de autorradicalización. Tanto Khalid Masood como Salman Abedi tenían conexiones con la criminalidad común antes de convertirse en terroristas islámicos. En lo que el Centro Internacional de Estudios de la Radicalización llama el “nuevo nexo entre crimen y terror”[1], es cada vez más claro que el Estado Islámico está reclutando activamente entre la población criminal, especialmente en las prisiones. Los reclutadores yihadistas están ofreciendo una “visión de redención” a los criminales, y a la vez los focalizan por sus talentos específicos, como el acceso fácil a las armas, su experiencia en permanecer por fuera del radar de las autoridades y su familiaridad con la violencia. En la actualidad, se calcula que el 40 % de las conspiraciones terroristas en Europa se financian, al menos parcialmente, a través de la criminalidad ordinaria, especialmente el narcotráfico, el hurto, el robo, la venta de productos falsificados, el fraude de préstamos y los asaltos a bancos.

Algunos de estos terroristas habían levantado sospechas en su entorno social, pero no fueron investigados más profundamente. Según Scotland Yard, el número de personas que han sido investigadas por los equipos de lucha contra el terrorismo en el Reino Unido asciende a unos 20 000, y alrededor de 3 000 personas están siendo vigiladas en el marco de 500 investigaciones de contraterrorismo actualmente en curso. Hay que tener en cuenta que solamente hasta finales de 2015, según fuentes oficiales, 760 ciudadanos británicos viajaron a Siria o Iraq para unirse al Estado Islámico, de los cuales unos 350 ya regresaron a casa, sin tener en cuenta otros lugares en donde los terroristas islámicos han establecido una seria presencia, como Libia. Los servicios de seguridad no cuentan con los suficientes recursos para hacer seguimiento y vigilancia a todas estas personas.

Estas lecciones son difíciles de asumir, como se ha visto en las reacciones de la política oficial británica. La primera ministra Theresa May ha dicho que el país iniciará una revisión de sus políticas antiterroristas. Este tipo de discurso crea la falsa impresión de que es posible impedir futuros atentados al cien por ciento. Además de causar el máximo daño material y político a las sociedades occidentales, el fin último de los terroristas es que se introduzcan medidas de seguridad cada vez más opresivas y costosas, que destruyan nuestras sociedades abiertas, tal y como lo expresó Osama bin Laden poco después de los atentados del 11 de septiembre, cuando aseguró que la guerra contra el terror iba a acabar con la libertad y los derechos humanos en Occidente.

¿Qué podemos esperar del futuro? El Estado Islámico está bajo una fuerte presión militar en Siria e Iraq y puede perder, a mediano plazo, todo el territorio que aún controla. Los servicios de seguridad europeos se preparan para más ataques durante el Ramadán, que acaba de empezar, después de que el Estado Islámico instó a sus seguidores a levantarse en una "guerra total" contra los "infieles" en Occidente. El excriminal y yihadista francés Rachid Kassim, en una entrevista advirtió al respecto: "Cuando la puerta de la migración al Estado islámico se cierra, la puerta de la yihad se abre. Creemos incluso que un pequeño ataque en dar al-kufr [la tierra de los incrédulos] es mejor que un gran ataque en Siria". Nadie sabe a ciencia cierta cuanto puede prolongarse esta situación. Lo único que está claro es que esta guerra va para largo.

[1] International Centre for the Study of Radicalisation and Political Violence, Criminal Pasts, Terrorist Futures: European Jihadists and the New Crime-Terror Nexus, London: King’s College, 11/10/2016.

 

-.
0
613
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
De la tradición de vender niñas

De la tradición de vender niñas

Por qué no tenemos más remedio que volver a salir

Por qué no tenemos más remedio que volver a salir

¡Arriba las manos, esto es una reforma laboral!

¡Arriba las manos, esto es una reforma laboral!

¿Me divorcio o no me divorcio?: rupturas en los tiempos del coronavirus

¿Me divorcio o no me divorcio?: rupturas en los tiempos del coronavirus

¡No a los comparendos!

¡No a los comparendos!

Una carta (de advertencia) al Congreso

Una carta (de advertencia) al Congreso

¡Presidente, tome ya las medidas críticas estructurales!

¡Presidente, tome ya las medidas críticas estructurales!

Locas

Locas