El teleférico y el cuento chino del Gobernador de Boyacá

"Qué honor es poder contar con un gobernante del talante que tiene Carlos Amaya, que se esmera por potencializar el turismo mientras en la tierrita no hacen sino criticarle"

Por: Mauricio Molina
junio 20, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El teleférico y el cuento chino del Gobernador de Boyacá
Foto: Facebook -Gobernador de Boyacá

Este fin de semana que acaba de pasar fue muy productivo para el enérgico y trabajador Gobernador de Boyacá, Carlos Amaya. El día viernes 16 de junio apareció en el Cerro del Santísimo cerca de Bucaramanga, desde allí publicó en Facebook: “Junto al secretario de Infraestructura pública de Boyacá, John Carrero, conocemos el Ecoparque Cerro del Santísimo de Bucaramanga, lo tomamos como modelo para evaluar y potencializar el turismo en nuestro querido Paipa”. Qué honor es poder contar con un gobernante del talante que tiene Carlos Amaya, que se esmera por potencializar el turismo mientras en la tierrita no hacen sino criticarle.

Ese mismo día en la tarde, publicó nuevamente: “Con el secretario de Infraestructura, John Carrero, e ingenieros de nuestra querida Universidad Pedagógica y Tecnológica de Tunja, revisamos soluciones de movilidad de Bucaramanga para la glorieta norte de la capital boyacense.” Imagínese sumercé, se trasteó a los expertos de la UPTC —¡no se diga más mano!— Boyacá cuenta con la Facultad de Ingeniería de Vías y Transportes y dos facultades de Ingeniería Civil en Tunja, y se fueron a Bucaramanga —¡Qué genios! ¿Se irían de paseo?

Al día siguiente, el sábado 17 de Junio, el ilustre Gobernador ya se encontraba nuevamente en la tierrita, en el municipio de Paipa, con una foto muy elegante en un desayuno de trabajo. Publicó cómo empezaba su jornada: “En nuestra bella Paipa, con un tradicional desayuno boyacense, acogemos a madame Huan Shan, presidenta del Consorcio Internacional para el Desarrollo Local ILDC., que cree en las oportunidades de inversión en #Boyacá”.

Aquí, en este punto, sí perdonen ustedes la expresión burda y soez, pero debo confesar que me oriné de la risa. La famosa madame Huan Shan, presidenta del Consorcio Internacional de Desarrollo Local ILDC, ha estado en Colombia desde el 2014 cuando el entonces ministro de minas Amílkar Acosta la presentó para explorar oportunidades de inversión en La Guajira y Quindío. Obviamente eso fue puro cuento chino, pero el ahora Gobernador de Boyacá va más allá, de hecho en una publicación del 23 de diciembre de 2016 también la presentó como una posibilidad para la creación del Parque Agroindustrial en Chiquinquirá.

Esta señora, la madame Huan Shan, me recuerda el famoso “embajador de la india” que por allá en 1962 engañó a todo el departamento del Huila, del cual hasta una película se filmó que de hecho se la recomiendo al ilustre excelentísimo señor Gobernador, para que la vea cuando tenga un tiempito y se despabile. Lo grave del asunto está en determinar si tan noble madame ya utilizó recursos públicos para sus traslados o para su hospedaje en nuestra tierrita Boyacense, porque digamos que un desayuno no se le niega a nadie.

La página del Consorcio Internacional de Desarrollo Local presenta con gran éxito sus proyectos al desarrollo de varios países, cuatro para ser más exactos: Camerún, Congo, Vietnam y Colombia. En Colombia presentan el proyecto: QUINDÍO, EL VALLE DEL PARAÍSO (WALT DISNEY, Nueva generación, creaciones interactivas). No es un chiste, es en serio: ¡Walt Disney en Quindío! pueden verificarlo antes que desmonten la página.

También menciona dentro de los proyectos del consorcio ILDC, un puerto de mar profundo en el departamento del Chocó en Cupica para ser más precisos, pero en realidad esta iniciativa ya había sido proyectada por el Ing. Civil Gonzalo Duque Escobar en el año 2009. A su vez presentan otro proyecto, un programa llamado “8 claves para la vida”: ¡hágame el favor la seriedad del consorcio!

Continuando las actividades de fin de semana, el domingo fue bastante agotador, el “Gober” realizó una caminata. La publicación que realizó es fantástica: “Domingo #DeCaminata por el páramo de Ocetá, el “más bello del mundo”, con el privilegio de promover en nuestro gobierno el desarrollo verde.” Eso sí es puro criollo creer que tenemos el mejor policía del mundo y el mejor páramo del mundo, el mejor clima del mundo, solo le faltó: con el mejor Gobernador del mundo.

El fin de semana de puente no pudo terminar mejor, con una reunión de los “amiguis” de la hermana del “Gober”, mostrando a los compañeros de la maestría de ella, la belleza de departamento: obsequiando unas cachuchas hermosas, al final de la tarde en un histórico lugar llamado Hotel Hacienda del Salitre en Paipa. Afortunadamente cada uno pagó lo suyo porque si no, la cuenta hubiera sumado millones del erario ¿o no? Qué fin de semana tan ajetreado.

Por eso no es de extrañar que me orinara de la risa viendo al ilustrísimo Gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, proyectando junto al cable turístico de Bucaramanga el turismo para Paipa y luego, junto a madame Huan Shan, presentando el gran potencial del municipio para el cual me permito, con todo respeto, hacer la siguiente sugerencia para el nombre de la empresa: UNIVERSAL STUDIOS PAIPA sas.

-.
0
10601
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Carlos Amaya, una opción para el 2022

Carlos Amaya, una opción para el 2022

Nota Ciudadana
Los boyacenses ya no le creen al presidente Santos, ni al gobernador Amaya

Los boyacenses ya no le creen al presidente Santos, ni al gobernador Amaya

Nota Ciudadana
La estupidez de los que nos piden marchar sin capucha

La estupidez de los que nos piden marchar sin capucha

Nota Ciudadana
Carlos Amaya, un candidato que cualquier coalición quisiera tener en sus filas

Carlos Amaya, un candidato que cualquier coalición quisiera tener en sus filas