Sobre la pugna por el agua en María La Baja

Los arroceros de María La Baja no se han beneficiado de los Sistemas de Riego, pues necesitan más agua que los palmicultores

Por: Luigi Casanova Pardo
febrero 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sobre la pugna por el agua en María La Baja

Valoramos muy positivamente que en los cruciales momentos de crisis frente al sombrío panorama que ofrece el cambio climático, existan quienes despierten su interés en el Distrito de Riego de María La Baja, aunque sea por buscarse un reconocimiento, valiéndose de cierta investidura, escudado en la arrogante y mal utilizada frase de la “libre expresión” que no hacen más que desinformar con publicar irresponsablemente información sesgada y alejada de la realidad.

Le puede interesar:

Les niegan el agua a los agricultores de María La Baja

¿Quién es el dueño del Distrito de Riego de María la Baja? , alguien de manera irónica se pregunta, pues si bien es cierto, es mucha la desinformación que se teje en torno al distrito de Riego de María La Baja, desde la dinámica de su operación, administración y conservación.

Usomaría, como administrador del Distrito de Riego, ha legislado de manera democrática al momento de vender los servicios públicos de riego y adecuación de tierras a los usuarios del distrito que lo requieran.

Lo anterior es posible demostrarlo con el siguiente cuadro:

Fuente : Registro de riego 2019-Usomaríalabaja

Este cuadro demuestra en primera instancia el sesgo del cuestionamiento inicial, en el cual podemos corroborar que el agua del Distrito de Riego no solo se vende para satisfacer al sector palmicultor, afortunadamente para el Distrito, el cultivo de palma africana por su rentabilidad económica ha permitido el sostenimiento del mismo, junto con los aportes del sector arrocero en menor proporción.

Usomaría ha venido desarrollando encuentros con los diferentes actores que hacen uso del agua almacenada en los embalse de Playón y Matuya, sin dejar de lado a las comunidades de Camarón, Mesita y Playón, con la participación de sus diferentes líderes representativos en la cual se llegó a un acuerdo inicial de iniciar la campaña de riego hacia el mes enero; sin embargo, la administración, conjuntamente con la junta directiva de Usomaría aferrándose a una serie de aspectos técnicos se posterga el inicio de esta hacia el mes de febrero .

De igual manera se dieron varios encuentros con el sector arrocero representados por “ASOPABLO” , asociación de cultivadores de arroz de San Pablo, María La Baja, en la cual se estuvieron evaluando los niveles o cotas alcanzadas por cada embalse teniendo en cuenta la siguiente in formación como resultado de la campaña de riego del año 2019.

Con el análisis técnico se llega a la conclusión de que los embalses no tenían la capacidad para garantizar una siembre de arroz y riego para el cultivo de palma simultáneamente, teniendo en cuenta la demanda de recurso hídrico durante el año anterior el cual fue de 41,66 millones de metros cúbicos comparados frente al volumen actual, que corresponde a 22,70 mm hasta la cota 48, siempre y cuando las comunidades de la alta montaña no cierren los embalses por vías de hechos.

Este esquema de riego propuesto no genera las mejores garantías para el sector arrocero, debido a que el cultivo de arroz demanda mayor cantidad de agua (12.500 M3) durante 90 días de un total de 105 días que corresponde al periodo vegetativo del arroz, sin incluir la actividad del premoje, que requiere aproximadamente 30 días adicionales de agua, frente a 5.000 M3 demandados por 1 hectárea de palma distribuidos en riegos con intervalos de 10 a 15 días.

Usomaríalabaja, bajo ningún punto de vista ha querido vulnerar el derecho a la igualdad, sencillamente ha querido generar una actuación de  manera muy responsable y no generar falsas expectativas al gremio arrocero, asumiendo un compromiso que no podrá cumplir y de esa forma evitar la quiebra total al sector arrocero, a diferencia de que el cultivo de palma ya está establecido, y no llevar las finanzas del Distrito a un estado de precariedad poniendo en riesgo su operación para el actual y próximo año al no generar ingresos por concepto de facturación de tarifa volumétrica.

Esta medida, sin duda alguna, afecta financieramente al distrito, puesto que está dejando de recibir 600 millones de pesos por concepto de tarifa volumétrica al sector arrocero, si el negocio de Usomaríalabaja es vender agua, ¿será que no está cumpliendo con la lógica financiera frente a los principios básicos de la administración y prefiere vender el agua a un solo sector?.

Luigi Casanova Pardo

Gerente-USOMARÍALABAJA

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Indignante

Indignante

Nota Ciudadana
Por el amor al territorio y la construcción de la paz cotidiana

Por el amor al territorio y la construcción de la paz cotidiana

Nota Ciudadana
Les niegan el agua a los agricultores de María La Baja

Les niegan el agua a los agricultores de María La Baja

Nota Ciudadana
Lo que no nos han dicho sobre La Guajira

Lo que no nos han dicho sobre La Guajira