Sin trabajo y sin un peso, Sandra Reyes: se despacha contra la TV Nacional

La protagonista de Pedro el Escamoso, la serie que regresa a la pantalla, cuenta sin pelos en la lengua las penurias de los actores que no reciben un peso de regalías

Por:
octubre 09, 2020
Sin trabajo y sin un peso, Sandra Reyes: se despacha contra la TV Nacional

Es bastante irónico y triste que la protagonista de Pedro El Escamoso, la segunda telenovela más vista del país, hoy tenga que vivir con su mamá, pedir para los taxis y suplicar porque le den algún papel. Por regalías de la novela a Sandra Reyes no le dan un solo peso. Es que desde 1991, en la época de los apagones derivados por la sequía que generó el Fenómeno del Niño, las programadoras les quitaron esas regalías de las repeticiones a los actores y quedaron en el peor de los mundos.

Hoy son contratados por OPS, ellos pagan su seguridad social con ese sueldo y su salud y además, como dice Sandra Reyes en esta entrevista, son contratos de tres meses porque la duración de los rodajes son cada vez más cortos.

Crecimos con Sandra Reyes, nos enamoramos con ella. Desde Clase Aparte hasta el Cartel de los Sapos, le supo imprimir a cada uno de sus personajes un carácter al que no estabamos acostumbrados en una época en donde las mujeres sólo pretendían cansarse en las telenovelas. Esa misma fuerza la sigue teniendo a sus 45 años, una edad en la que en Estados Unidos los actores se consolidan no sólo como estrellas frente a la pantalla sino detrás de ella. Acá, la incapacidad de acaparar dinero por no tener derecho a regalías, hace imposible que nuestros actores puedan dar el salto a creadores de series. Nadie mejor que ellos para entender las necesidades de una producción

Igual no pierde la fe. Sandra está más libre que nunca y se considera una hippie a la que sólo la salvará el amor.


 

-.
0
1817904
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus