Opinión

¿Sectarismo y/o memoria selectiva?

El ex alto comisionado Jaramillo debería tomar pastillas de “Memorex” para su grave caso de memoria selectiva: tiene derecho a opiniones, pero no a manipular los hechos

Por:
febrero 07, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Sectarismo y/o memoria selectiva?
El ex alto comisionado olvida que su jefe político, Juan Manuel Santos, tuvo tanto a exfuncionarios suyos como amigos en los entes de control  

El pasado 24 de enero publicaron en el diario El Tiempo una entrevista con Sergio Jaramillo, en la que el ex alto comisionado de Paz se va lanza en ristre contra el expresidente Álvaro Uribe y el Centro Democrático. El señor Jaramillo, aparte de haber sido en La Habana uno de los principales arquitectos de una paz mal negociada y peor implementada, es un reconocido sectario que en su día también fue promotor de la gravísima polarización que atraviesa el país. Jaramillo acompañó a Juan Manuel Santos en la malograda estrategia de dividir a los colombianos entre “amigos” y “enemigos” de la paz, tarea en que todo parece indicar el ex alto comisionado sigue trabajándole.

Pero más que el sectarismo, lo que impresiona es la “memoria selectiva” del señor Jaramillo. En una de sus respuestas respecto a la relación con Venezuela, afirma: “Los contrabandistas y los narcotraficantes han estado de fiesta porque no hay ninguna coordinación entre los países”. Muy posiblemente a señor Jaramillo se le olvida que los narcoterroristas han estado de fiesta desde noviembre del 2010, fecha en que Juan Manuel Santos declaró que Hugo Chávez era su “nuevo mejor amigo”. Santos sabía, como exministro de Defensa de Uribe, que con la venia de Chávez las bandas narcoterroristas se refugiaban en Venezuela. Al haber sellado la “amistad” con el dictador venezolano (un pacto tan siniestro como el Chamberlein con Hitler), los narcoterroristas aseguraron que podían operar en el vecino país con absoluta y total impunidad. Y si bien Santos y su equipo en el 2016 se percataron del tremendo error que cometieron, afirmar como lo hace Jaramillo, que hoy los narcoterroristas están de fiesta por las políticas de Trump y Duque, es falsear la verdad. Esas relaciones se envenenaron con reciproca traición de Juan Manuel Santos, Chávez y de Maduro.

Jaramillo tambien muestra tener “memoria selectiva” cuando, sobre los órganos de control, afirma: “La prioridad de este gobierno es mantener al Centro Democrático en el poder y tomarse por dentro los órganos de investigación y control para ponerles riendas a las investigaciones, eso es todo lo que está pasando ahí. Los paralelos con el trumpismo son fuertes.” El ex alto comisionado olvida que su jefe político, Juan Manuel Santos, tuvo tanto a exfuncionarios suyos como amigos en los entes de control. Afirmar que es una costumbre exclusiva de este regímen es falsificar la verdad.

Jaramillo, defensor a ultranza de Cuba, afirma: “…la amenaza velada de un rompimiento de relaciones con Cuba, para ir montando el espantapájaros del castrochavismo que necesita en las elecciones del 22, a falta de resultados que mostrar.” Afirmar que Cuba no es una amenaza para Colombia, es incorrecto. Le puede ser útil a Jaramillo leer la edición de Semana del 17 al 24 de enero del 2021 en donde la revista, en plena caratúla, pone al descubierto la indebida estrategia de ingerencia de Cuba en asuntos de independencia y soberanía de Colombia.

________________________________________________________________________________

La mayor demostración de “memoria selectiva” es cuando acusa tácita e implícitamente al Centro Democrático y a Álvaro Uribe de ser los sucesores y emuladores de Trump

________________________________________________________________________________

La mayor demostración de “memoria selectiva” de Sergio Jaramillo es cuando acusa tácita e implícitamente al Centro Democrático y a Álvaro Uribe de ser los sucesores y emuladores de Trump. A Donald Trump se le acusa de incitar la violencia para desconocer los resultados electorales. Juan Manuel Santos, sin utilizar violencia, pero aceitando con ‘mermelada’ a destajo al Congreso y las Altas Cortes, con alevosía desconoció la volutad popular. Entonces quién es el precursor de Trump ¿Santos o Uribe? Y en materia de incitar la violencia, no era Álvaro Uribe ni Iván Duque los que han sistemáticamente alentado a los vándalos y a ciertos indígenas, sino los líderes de la izquierda que eran los aliados naturales del anterior gobierno. Que se deba sacar a patadas del poder al Centro Democrático es una legítima aspiración del Sr. Jaramillo. Pero que justifique que se debe hacer porque son los emuladores de Trump, es torcerle el cuello a la verdad.

Es el momento que el Sr. Jaramillo tome varias pastillas de “Memorex”, porque el caso de “memoria selectiva” que padece es de extrema gravedad. Jaramillo tiene derecho a sus opiniones, pero no a manipular a su antojo los hechos.

-.
0
800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Petro visto desde la izquierda

Petro visto desde la izquierda

Entre un príncipe y un sapo

Entre un príncipe y un sapo

Y Petro va punteando…

Y Petro va punteando…

Gas natural: ni limpio, ni competitivo

Gas natural: ni limpio, ni competitivo

Entre doña Jessica y la extrema izquierda

Entre doña Jessica y la extrema izquierda

Las turbias andanzas del chavista Monedero

Las turbias andanzas del chavista Monedero

El Bisonte o el chamán de QAnon

El Bisonte o el chamán de QAnon

Correo urgente a Nicolás Maduro

Correo urgente a Nicolás Maduro