¿Se salió de las manos la minga?

"O el gobierno retoma el liderazgo, sin exagerar con la fuerza bruta, o definitivamente entramos en una era en la que los indígenas quitan o ponen presidentes a su albedrío"

Por: Edilberto Valencia Méndez
abril 04, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Se salió de las manos la minga?
Foto: Twitter @NancyPatricia_G

El bloqueo de las vías que tiene paralizada la economía del suroccidente del país, con ciudades como Pasto, Popayán, Tumaco, e incluso Cali, con graves problemas de abastecimiento de alimentos y combustibles, problemas que ya generaron enfrentamientos con la ciudadanía en Popayán, el bloqueo de la vía al mar por parte de los zenúes, el latente bloqueo de la vía Huila-Caquetá —ya anunciado por los coreguajes—, la amenaza por parte de un consejero del CRI de tomarse a Popayán si las propuestas ciudadanas continúan, los hechos de vandalismo con un bus incendiado con pasajeros y un camión con cerdos, la explosión en un resguardo que dejó varios muertos —donde las autoridades no tuvieron acceso inmediato para investigar lo sucedido— y la muerte de algunos mingueros. Todas las anteriores situaciones son señales inequívocas de que la minga indígena se nos está saliendo de las manos.

 

Por los informes que entregan los medios nacionales y por los numerosos videos que a diario salen en las redes sociales se puede colegir que desde que comenzó, hace 24 días la minga, en el Cauca están mandando los indígenas: ellos determinan si hablan o no con las comisiones del gobierno, en qué puntos lo hacen, cuáles son sus pretensiones —en especial las relacionadas con la tierra—, quién o quiénes pueden transitar por las vías e incluso, tal como se puede apreciar en un video aparecido en las redes sociales, amenazan con tomarse ciudades como es el caso de Popayán, ciudad en la cual la comunidad protestó masivamente en las instalaciones del CRI por los bloqueos y uno de los consejeros mayores de esa organización, Neis Lame, manifestó sin pelos en la lengua: “Señora Ministra, o para esto o nosotros nos tomamos Popayán”.

En el norte del país, en el Cesar, más exactamente en la vía al mar, los indígenas ya iniciaron los bloqueos; en el Caquetá, departamento que no cuenta sino con una vía aceptable al interior del país saliendo desde Florencia, el Pórtico, Suaza, Altamira, Garzón, Neiva; en el Caquetá repito, los coreguajes iniciaron ayer, en las instalaciones de la Universidad de la Amazonía, la socialización de los posibles bloqueos a las vías del departamento; si bien argumentan sus luchas milenarias por sus derechos, son enfáticos en afirmar que apoyarán decididamente la minga nacional.

En Pasto el caos es evidente, inmensas colas para conseguir gas o gasolina, supermercados sin existencias, galerías sin alimentos, miles de obreros despedidos en las obras de construcción, en las empresas; estudiantes sin clases, padres de familia desesperados, y todo por ese orgullo desmesurado que aqueja a los colombianos: “con bloqueos no diálogo” y “sin el presidente no dialogamos”.

Somos conscientes de las luchas “milenarias” de los indígenas por sus derechos, también de su ancestral desidia por el trabajo, de las promesas incumplidas por anteriores gobiernos, del exterminio a que fueron sometidos en la conquista, en la bonanza cauchera. Sin embargo, también somos conscientes de las desmesuradas peticiones de tierra y de los pírricos ofrecimientos del gobierno.

Sea como sea, la protesta está afectando gravemente la economía de gran parte del país, la vida de muchos colombianos, la suerte de miles y miles de familias y eso no está bien, como no está bien el no buscar soluciones salomónicas a la crisis y seguir empeñados en no dialogar con los bloqueos o sin el presidente. O el gobierno retoma el liderazgo, sin exagerar con la fuerza bruta, o definitivamente entramos en una era en la que los indígenas quitan o ponen presidentes a su albedrío como sucede en Bolivia y Ecuador. Si no se encuentra una salida inmediata a la crisis, podemos afirmar que la minga indígena se nos salió de las manos a los colombianos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1352

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Indiferencia presidencial

Caricatura: Indiferencia presidencial

Nota Ciudadana
Quintín Lame, símbolo de una lucha indígena que permanece viva

Quintín Lame, símbolo de una lucha indígena que permanece viva

Por el ojo de la chapa

Por el ojo de la chapa

MinInterior deja plantados a 2.000 indígenas arhuacos y luego les manda el ESMAD

MinInterior deja plantados a 2.000 indígenas arhuacos y luego les manda el ESMAD