Quejas y alegrías de bandoneón

En Manizales, en una conferencia estaba el bandoneonista Diego Villa. Terminada la exposición, el músico dejó salir su emoción sobre un amor fallido

Por: Laura Cecilia Bedoya Ángel
septiembre 30, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Quejas y alegrías de bandoneón

           A Nicolás Montoya

Este artículo está pensado desde mi reciente visita al bar Reminiscencias de Manizales, donde estuve invitada por el festival Simplemente tango a unas charlas.

Me parece pertinente recordar el poema de Rafael de León “Penas y alegrías del amor”, con este verso: “Ay, que alegría y qué pena quererte como quiero”, porque encierra esas contradicciones que se dan en los sentimientos, especialmente de los enamorados y para eso es preciso tomar el diálogo El Banquete de Platón.

En el nacimiento de Afrodita, diosa de los griegos que simboliza el amor, los dioses organizaron un banquete al que asistió Poros, una de las divinidades del Olimpo que representa el recurso.

Resulta que mientras transcurría el festejo, Penía, que personifica la pobreza, tocó la puerta, venía con mucha hambre y quería que le dieran los restos de comida, así fue, y cuando se sintió llena le dio por seducir a Poros, quien se había internado en un jardín embriagado con néctar
-porque aún no existía el vino-, Penía se acostó a su lado y concibió a Eros, dios del amor, hijo de la pobreza y de la riqueza. De ahí lo incierto de su carácter.

“Es muy interesante que Platón exponga una nueva genealogía de Eros hijo de Poro (Poros) y de Penia (Penía), del poderío en recurso y de la penuria, en una alegoría fascinante, que explica los aspectos opuestos del amor, rico en recursos y siempre mendicante, generoso y necesitado, un daímon o ser divino intermedio entre la plenitud y la indigencia, siempre tenso y alerta en busca del amado” (1). Por su parte, en el Diálogo dice Diotima que Eros muere y nace en el mismo día.

Eros ha sido representado como un niño que maneja un arco y una flecha que se dirige a los corazones de los enamorados. “En la imagen de la flecha fogosa con que hiere Eros, como en el clásico dicho francés del coup de foudre, (2) se expresa la fatalidad del golpe que ese dios infiere.” (3)

Y bueno, llegó la hora de contar por qué está aquí la presencia de la sustancia que formó a Eros. En una de las charlas que di en Manizales en el auditorio del Banco de la República estaba un bandoneonista, Diego Villa. El tema era “La música de Piazzolla en la poesía de Horacio Ferrer”. Terminada la exposición, el músico dejó salir una queja, que su interlocutor, Nicolás, dueño del bar Reminiscencias, ha llamado “Queja de bandoneón” porque mientras me escuchaba pasó por un trance de amargura recordando la nostalgia de un amor fallido que a lo largo de las palabras de Horacio Ferrer en las mías lo reconcilió, dicho en palabras de Nicolás “lo hinchó de emoción”.

Después asistí a un concierto del bandoneonista protagonista de mi historia y al escucharlo recordé que la misma emoción y maestría la hubiera sentido si en la silla que ocupaba Diego estuviera sentado organizando su mandil para acomodar el fuelle un Minotto Di Cicco, una Paquita Bernardo o el espíritu de Piazzolla, hermanados todos “en el duende de su son”.

Finaliza aquí el relato de la anécdota, hechos del amor herido, sin embargo, no quiero salir de la nota sin hacer una apreciación sobre la Calle del tango que me maravilló, además de los momentos gratos vividos en el bar Reminiscencias donde bailan desde las dos de la tarde y se ve un sin número de parejas abrazadas disfrutando de la música. Todos los asistentes amables y acogedores han sido contagiados de la hospitalidad de su dueño Nicolás Montoya.

Referencias

(1) García Gual, Carlos. Historia mínima de la mitología. Turner publicaciones 2014. P.125

(2) Flechazo, rayo, amor a primera vista

(3) García Gual, Carlos. Historia mínima de la mitología. Turner publicaciones 2014.P.126

También le puede interesar:

Llegó a los 90 años y no le duele ni una muela: Óscar Agudelo, eterno mentor de ‘La cama vacía’,

                                                                               

-.
0
1300
El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus