¿Qué es el precariado?, ¿por qué está protestando?

Las actuales manifestaciones de los jóvenes no son tanto una lucha política sino una existencial. Acá las razones

Por: Fernando Dorado
diciembre 02, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Qué es el precariado?, ¿por qué está protestando?
Foto: Nelson Cárdenas

La mayoría de los actuales estudiantes universitarios serán mañana “proletarios con título o con microempresa”, o sea, precariado[1].

Serán trabajadores calificados y explotados por el gran capital. Solo aquellos que hacen parte del círculo exclusivo de la burguesía o que por condiciones particulares obtienen grados de excelencia (apoyo y sacrificio de sus padres, cualidades excepcionales para el estudio u otras) podrán acceder a niveles de dirección de empresas en Colombia o en el exterior o trabajarán en áreas de investigación científica y tecnológica.

Uno entre mil. El resto de profesionales, tecnólogos y técnicos se convertirán —como ya lo son— en trabajadores asalariados, emprendedores subordinados, trabajadores informales o desempleados.

La minoría encontrará empleo en entidades del Estado o en empresas (empleo formal real) pero la gran mayoría serán “empleados por cuenta propia” (empleo informalizado).

Es importante resaltar que en el sistema productivo internacional las cientos de millones de Pymes existentes, que en más del 95% son micro-empresas con menos de tres empleos y que tienen una vida “competitiva” inferior a dos años, cumplen un papel absolutamente subordinado a los intereses de los grandes consorcios transnacionales. Es trabajo asalariado camuflado.

Esa es la causa principal que ha llevado a millones de jóvenes profesionales del mundo entero a iniciar y encabezar un movimiento planetario contra el poder financiero mundial y contra la institucionalidad política tradicional que está al servicio de los exclusivos multi-millonarios.

Son los mismos jóvenes que han liderado e inspirado las “primaveras” árabes, el movimiento de los “indignados” en España y los “ocupas” en EE.UU., y últimamente, impulsan las protestas de Francia, Hong Kong, Líbano, Irak, Chile, Colombia y otros países.

Esos jóvenes no ven futuro o lo ven muy negro. Todos los puntos y aspectos que han planteado los dirigentes estudiantiles en Colombia, relacionados con la calidad de la educación y con la autonomía universitaria apuntan a responder a la siguiente pregunta: ¿qué tipo de profesional requieren las empresas que actualmente dominan la economía colombiana y las compañías transnacionales que ya tienen planes a 50 años para invertir en Colombia?

La respuesta es una sola: el gran capital requiere un trabajador calificado para aplicar paquetes tecnológicos diseñados en las metrópolis híperdesarrolladas. Y lo que es más grave, el sistema económico colombiano (y mundial) no está en capacidad de absorber esa mano de obra. Serán cada vez más “precariados”, en todo el sentido de la palabra: precarios niveles de formación, ingresos bajos, inestabilidad laboral, competencia infernal, obligados a emigrar, subvalorados y discriminados. Sin futuro.

Los estudiantes colombianos han tenido el valor de adelantarse a mirar y a cuestionar las condiciones de vida que el sistema capitalista les ofrece en el mundo laboral y productivo. Por ello en el año 2018 fueron cuestionados por el gobierno sobre su “arrogancia y triunfalismo”.

Les decían: ¿cómo se les ocurre cuestionar temas más allá de lo académico y estrictamente educativo?, ¿quién les dio permiso para hacerlo?, ¿quién los está manipulando? Y con intención mordaz los periodistas los cuestionaban afirmando: “¡No se dejen utilizar!”.

Pero no se dejaron amedrentar ni asustar. Hoy encabezan una especie de “paro posmoderno” y han logrado entusiasmar a sectores del Precariado que ya está vinculado al sistema productivo. Ellos se han movido en esta ocasión porque saben en carne propia lo que les espera a los estudiantes que recién se gradúan. El precariado colombiano se está moviendo.

Por ello es muy cierto lo escrito por Daniel Mendoza Leal en un artículo titulado La élite caníbal y la lucha existencial, en donde con gran contundencia y gracia literaria nos dice que la actual protesta de los jóvenes “no es tanto una lucha política sino una lucha existencial”.

[1] Término o concepto creado por Guy Standing. Ver: "El 'precariado' es una clase social muy radical, la única que quiere ser lo suficientemente fuerte para abolirse a sí misma". Entrevista

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La legítima defensa del médico que mató a 3 ladrones

La legítima defensa del médico que mató a 3 ladrones

Nota Ciudadana
Conozca la jugada con la que regresó Uber a Colombia

Conozca la jugada con la que regresó Uber a Colombia

Nota Ciudadana
Caricatura: Respuestas certeras

Caricatura: Respuestas certeras

Nota Ciudadana
El auge de los muros en Europa

El auge de los muros en Europa