“¿Profe, cuántos días faltan para que nos volvamos a reencontrar?”

En medio de la pandemia quedan aquellas pequeñas voces que han aguantado con fortaleza, pero que ahora hacen un llamado para no ser olvidadas en el encierro

Por: Mauricio Hernandez
julio 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“¿Profe, cuántos días faltan para que nos volvamos a reencontrar?”
Foto: PxFuel

En una casa en obra negra y con el piso en tablones de madera, una madre lee la tarea a su hijo mientras él piensa cómo hacerla. Medita unos minutos y luego empieza a resolverla. Ambos están sentados en dos sillas Rimax color rojo y se apoyan en una muy angosta mesa en donde solo caben un par de cuadernos.

En otro lugar, dos niños hacen una tarea utilizando títeres improvisados para explicarle a una gata llamada Morita las normas de convivencia que deberá cumplir para que su dueña no se ponga brava. Uno de ellos utiliza un guante amarillo de lavar losa y le pega recortes de rostros a cada dedo. Otro niño, muy seguramente en medio de la escasez, decidió pintar sus cinco yemas con unas caritas y a cada una le pegó hebras de hilo blanco en forma de cabello.

Cuenta la profesora que al recibir estos videos automáticamente se desanudó el nudo de su garganta y salieron las lágrimas bipolares entre la alegría y la tristeza por el ingenio de sus niños.

Este tipo de escenas se viven a diario en diferentes partes del territorio colombiano. Niños y niñas junto con sus profesores han hecho grandes esfuerzos para seguir con sus clases en medio de la pobreza y la improvisación de un sistema educativo que no estaba preparado. Se han hecho esfuerzos para mantener a flote el barco, pero mientras avanzan los días es más notorio que millones de estudiantes de las zonas más pobres de Colombia no tienen cómo seguir adelante con su aprendizaje.

Pareciera que este tipo de educación la implementada durante la cuarentena no está siendo efectiva para una amplia población de niños, sobre todo, aquellos que viven en las regiones más pobres del país. Así mismo, la brecha entre los que han podido acceder a la tecnología para seguir con sus estudios y los que están aprendiendo con las uñas es cada vez más grande.

En este momento, la atención se centra en el regreso o no a clases el próximo mes de agosto. Mientras unos están a favor de volver prontamente, otros señalan la inconveniencia de regresar hasta tanto no se cumplan ciertos criterios.

Sin embargo, en la mitad de todo esto quedan aquellas pequeñas voces que han aguantado con fortaleza todo este tiempo, pero que ahora a través de notas de voz de WhatsApp hacen un llamado casi desesperado para que no sean olvidadas en un encierro que les tocó vivir: “Profesora, te quiero mucho. Me gusta cuando tú me dices en clase "póngale cuidado al tablero". Extraño mucho esas palabras”. “¿Profe, cuántos días faltan para que nos volvamos a reencontrar?”. “Pero, profe, ¿ese pronto está lejos o cerca? Porque yo no quiero estar más en mi casa. ¡Extraño mucho mi escuela!”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La dicotomía de los profesores en época de pandemia

La dicotomía de los profesores en época de pandemia

Nota Ciudadana
De la educación y los vínculos humanos

De la educación y los vínculos humanos

Nota Ciudadana
Querido estudiante, ¡no me escribas en contrajornada!

Querido estudiante, ¡no me escribas en contrajornada!

Nota Ciudadana
Ahora más que nunca, revisar el sistema educativo es una prioridad

Ahora más que nunca, revisar el sistema educativo es una prioridad