¿Por qué muchos tiemblan ante las propuestas de Petro?

"Él es un soñador que baña su anacrónico pensar con tintes de progreso y bienestar. Sin embargo, la gente se aferra a él y lo ve como la solución a todos los problemas"

Por: Jamal Said
marzo 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué muchos tiemblan ante las propuestas de Petro?

Con la caída del muro de Berlín –que, dicho sea de paso, simbolizó el fin de un modelo económico opresivo y poco productivo– se pudieron conocer las debilidades de los regímenes socialistas. Sin embargo, vemos que en el presente siglo todavía existe una gran cantidad de melancólicos que desean volver, aun cuando la historia les ha hecho ver su craso error, a esas sociedades anacrónicas y para nada competitivas. Añoran como sea esa vuelta al pasado, porque en ella alimentan su deseo de entorpecer el futuro de los que aman la libertad financiera y saben muy bien que: si usted no trabaja duro, pues nadie le da nada. Ojalá tuvieran las ideas claras para argumentar su crítica social, pero lo cierto es que solamente viven de improvisadas ideas, las cuales se han convertido en el bálsamo de los incautos y, por qué no, de los idiotas.

La tesis de estos soñadores se resume en una simple palabra: progresismo. A través de esa aparentosa palabra quieren que se entienda su pensar arcaico como un antídoto que no da tregua, ajustándolo a una lógica capitalista que cualquiera que lo conozca bien puede desmentir. En el fondo hablan de proteger el patrimonio del Estado, pero haciéndolo improductivo; ayudar al pobre promoviendo el asistencialismo social, aun sabiendo que la desocupación no le aporta nada a la economía; creen que la culpa de todo la tiene el que más tiene, y con ese decir calientan las orejas de los que aman la lucha de clases. En fin, se inventan cuanta propuesta social para tener a la gente contenta en medio de la miseria y la ignorancia. Todo esto da como resultado una superinflación nunca antes vista, o la destrucción de la misma moneda con tal de colocarle parches al problema. Una historia bastante conocida, ¿no?

Se puede decir que los presidentes que ha tenido Colombia son los responsables de la melancolía de estos soñadores –no me gusta la palabra mamerto–. Como han gobernado al país como si fuera una encomienda, pues no tuvieron tiempo para aterrizar las bondades de un capitalismo bien ejecutado, pensando más en repartir la torta en cinco o seis familias que exigen día a día su derecho a un reino que ni castillo tiene. Claro está, su proceder es el mismo que el de otros gobernantes de derecha latinoamericanos, simplemente que acá se ha sufrido la violencia guerrillera y la desigualdad social ha alimentado los ríos de sangre que bañan nuestro sufrido suelo. En otras palabras, la desidia de la oligarquía nacional, en su afán de enriquecerse a costa del pobre y del Estado, nunca dimensionó un país que le rindiera culto al progreso de los que menos tienen.

Como resultado de tanta negligencia gubernamental tenemos que temblar ante las propuestas de Gustavo Petro, un soñador que baña su anacrónico pensar con tintes de progreso y bienestar. Su improvisado discurso es bastante conocido, sin embargo, la gente se aferra a él y lo ve como la solución inmediata a todos los problemas que la aquejan. No se dimensiona lo arriesgado de las medidas que el señor ofrece, aun sabiendo que el capitalismo tardío que nos llegó, mal que bien, nos permite mantenernos a flote en medio de la tormenta. No, los soñadores –bueno, los mamertos– no dimensionan, solo quieren volver a su paraíso socialista, aunque en él no se produzca nada y la gente se acostumbre a los pobres subsidios del Estado. Si ese es el país que algunos quieren con tanto afán, pues que hay decirles que se presagia el fracaso y la desgracia de una sociedad que se acostumbró a vivir en medio del engaño.

-.
0
5900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El modelo económico al que debe transitar Colombia en el próximo gobierno

El modelo económico al que debe transitar Colombia en el próximo gobierno

El almuerzo en el restaurante Salinas que definió el apoyo de Ingrid a Petro

El almuerzo en el restaurante Salinas que definió el apoyo de Ingrid a Petro

Nota Ciudadana
Con la revocatoria de Peñalosa, Petro prueba una dosis de su propia medicina

Con la revocatoria de Peñalosa, Petro prueba una dosis de su propia medicina

El niño genio que tiene en jaque a la Alcaldía de Petro

El niño genio que tiene en jaque a la Alcaldía de Petro