Por algo riman Pérez y Gutiérrez: la edad perdida para Antioquia

Para no repetir lo ocurrido en el departamento en estos cuatro años, un ciudadano invita a ejercer el derecho al voto apoyándose en la memoria y el buen criterio

Por: Bryan Agudelo Peña
octubre 04, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Por algo riman Pérez y Gutiérrez: la edad perdida para Antioquia

En vísperas de elecciones y con la finalización de los mandatos de Luis Pérez Gutiérrez en la gobernación de Antioquia y de Federico Gutiérrez en la alcaldía de Medellín para el periodo 2016-2020, haremos un breve análisis de lo que fueron sus administraciones.

Desde que tengo uso de razón (hace aproximadamente 4 gobiernos locales y regionales) jamás había presenciado administraciones tan desastrosas para el departamento en que resido y su capital. Es por eso que he decidido bautizar dichas administraciones como “la edad perdida para Antioquia”. Me explico.

A nivel local, el alcalde Federico Gutiérrez no tuvo la capacidad en 4 años para terminar si quiera una etapa de parques del río, el tranvía de la 80 prácticamente desapareció de la esfera pública; en lo que respecta al medio ambiente, que ha sido el problema reciente de mayor gravedad para la ciudadanía, las soluciones que se han tratado de implementar han sido pañitos de agua tibia, un pico y placa a última hora y no siempre eficiente, 30 corredores verdes compuestos de palmeritas y jardincitos que no mitigan el impacto de todas las emisiones que se producen en el Valle de Aburrá por el crecimiento desmedido del parque automotor (29 corredores porque el de la oriental lo destruyeron para darle paso al metroplús).

Finalmente, la bandera de Fico que era la seguridad se vino abajo en su administración, ya que la ciudadanía tiene la percepción de que la delincuencia ha aumentado en los últimos 4 años y las cifras así lo reflejan. Con el agravante de haber disminuido el presupuesto para proyectos sociales para adicionarlos a la cartera de seguridad.

A nivel departamental con el gobernador Luis Pérez a la cabeza, el panorama es igual o peor que el de la ciudad. El ferrocarril de Antioquia que era su proyecto insignia corrió con la misma suerte que el tranvía de la 80 (por ningún lado), los parque bibliotecas en el departamento que eran un proyecto cultural y educativo interesante para las subregiones, no han tenido el apoyo necesario para su adecuado funcionamiento.

Recientemente la Contraloría del departamento ha estado vinculada en serios problemas de corrupción, las condiciones para los campesinos del departamento continúan igual o peor que antes, sin vías terciarias ni capacidad de producción agropecuaria y las bandas criminales han venido recobrando poder, sobre todo en el Urabá y en el Bajo Cauca, donde se han venido presentando serios problemas de orden público y nuevos desplazamientos forzados para la población.

Podríamos ir terminando con la joya de la corona y que une a ambas administraciones: Hidroituango, el proyecto más grande para el país y que ya todos conocen los errores administrativos y de ingeniería que tuvo la obra, que produjeron un sinfín de problemas medioambientales y de sobrecostos excesivos que tendrán que pagar los ciudadanos de a pie.

Para que no digan que se critica por criticar y que carecemos de objetividad, también hay cosas positivas, como el proyecto del túnel de oriente que también une a ambas administraciones. El proyecto por fortuna no tuvo mayores sobrecostos y contratiempos, lástima que haya sido una obra hecha por y para la clase alta del departamento que reside mayoritariamente en el barrio el poblado, con el fin de tener el aeropuerto más cerca y poder pasear con mayor frecuencia y comodidad, porque esa falacia de que es una obra para impulsar la economía del departamento se cae por su propio peso, ya que por allí no circula transporte de carga y los trabajadores que se movilizan en motocicleta tienen prohibido pasar por allí.

Podríamos continuar con el repertorio de los desaciertos y errores de nuestro alcalde y gobernador, pero para no extendernos demasiado vamos a dejar así por el momento. Teniendo en cuenta también que la mayoría de electores de la región no suelen ser muy cercanos a la lectura, sino que se suelen dejarse llevar por el simbolismo de la mano firme y el corazón grande. La invitación entonces para la ciudadanía es a que ejerza su derecho al voto, apoyándose en su memoria y buen criterio para no dejarse llevar por ideologías a la hora de sufragar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Las denuncias que pesan sobre la nueva Contralora Auxiliar de Medellin

Las denuncias que pesan sobre la nueva Contralora Auxiliar de Medellin

Con pie firme avanza Hidroituango

Con pie firme avanza Hidroituango

Así avanza la Asamblea General de la OEA en Medellín

Así avanza la Asamblea General de la OEA en Medellín

Nota Ciudadana
Luis Pérez y su “No conozco una persona más inútil que un bachiller”

Luis Pérez y su “No conozco una persona más inútil que un bachiller”