Opinión

Pilotos kamikaze de ´fracking´, listos para despegar

Los ajustes fueron solamente un par de costuras flojas que terminaron en un decreto que es un atropello a la buena fe, a la decisión del Consejo de Estado y la Constitución

Por:
marzo 12, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Pilotos kamikaze de ´fracking´, listos para despegar
Los mecanismos para garantizar la licencia social, exigida por el Consejo de Estado, también son una fachada.. Sus garantes son los ministerios dirigidos por María Fernanda Suárez y Alicia Arango

Tal como predije hace un mes y medio en este mismo espacio, los ajustes del gobierno a la propuesta de decreto para los pilotos de fracking serían un par de remiendos superficiales. Y así fue: a la nueva propuesta, ya en firme, le hicieron solo un par de costuras flojas, incapaces de sostener la menor crítica. Una lectura somera revela un diseño institucional para permitirles despegar a los pilotos y abrir la grieta para que entre el ´fracking´en Colombia y se precipite tranquilamente contra nuestros bienes comunes. Al mejor estilo Al Qaeda, pero a la vista de todo el mundo. Aquí solo fue necesario disfrazarlos con el adjetivo de “investigativos” para que tuviera caché darles el visto bueno y apoyarlos públicamente.

Que esta norma regule pilotos de carácter “científico”, como ordenó el Consejo de Estado, es sencillamente indefendible. El Ministerio de Minas hace de juez y de parte. Su rol es ubicuo y solo les suelta parte del control a las empresas, pero no a la academia, a actores de la sociedad civil y ni siquiera a entes de control. Tiene la secretaría técnica de las instancias principales, la administración del “Centro de Transparencia”, la coordinación, con el Ministerio del Interior, de la línea base social y de los diálogos sociales, así como la decisión de cuáles pilotos se evalúan y cuándo (¿para qué son los demás pilotos entonces?). Dirán que la Academia está incluida porque en el Comité Evaluador (cuya mayoría es del gobierno) habrá dos “representantes expertos vinculados a universidades acreditadas”, lo que traduce cualquier amigo del gobierno que dé clase de cátedra en cualquier universidad prestigiosa o de garaje.

__________________________________________________________________________________________

Trasmitir información capciosa basada en sesgos ha sido una constante  en el Ministerio de Minas, y nada indica que será diferente desde su papel dominante durante los piloto 

__________________________________________________________________________________________

Trasmitir información capciosa basada en sesgos ha sido una constante de este Ministerio, y nada indica que será diferente desde su papel dominante durante los pilotos. Nos han dicho, por ejemplo, que sin fracking no podremos calentar el café en la mañana, pero no cuentan que, según la UPME, la demanda residencial es mucho menor que la de la misma industria petrolera y que esta brecha tiende a crecer. Nos hacen creer que el fracking en Estados Unidos ha sido un éxito, pero ocultan que en 2018 y el primer semestre de 2019 quebraron 54 empresas principalmente por costos asociados al tratamiento de las aguas (porque se utilizan cantidades exorbitantes y quedan muy contaminadas). Hablan de las enormes reservas, pero no cuentan que, a los tres años, los pozos pierden casi el 80% de su productividad, una insostenible tasa de declinación. Nos intentan convencer de la importancia para las finanzas de la nación, pero omiten que, haciendo fracking, las empresas pagarán 40 % menos en regalías, además de los copiosos beneficios tributarios con los que ya cuentan.

Los mecanismos para garantizar la licencia social, exigida por el Consejo de Estado, también son una fachada. Los llaman “diálogo social y relacionamiento territorial”, concepto que está desprovisto de los contenidos constitucionales y legales que tiene el derecho fundamental a la participación. Sus garantes son los ministerios dirigidos por María Fernanda Suárez y Alicia Arango, quienes no se caracterizan por su interés en estos campos. Y su diseño está hecho para que no tengan incidencia alguna, entre otras, porque el primer diálogo territorial ocurrirá después de que se firmen los contratos entre el gobierno y las empresas. Y la información, previamente filtrada por el Ministerio de Minas, solo se publicará en el “Centro de Transparencia” apenas se apruebe la primera licencia ambiental. Finalmente, porque, aunque supuestamente son proyectos no comerciales y para probar la inocuidad del fracking, se prevé participación económica a las comunidades por cada pozo, una fórmula ya probada de dividirlas y aprovecharse de sus necesidades económicas para sesgar su análisis propio.

El decreto, como si fuera poco, deja por fuera dos de los asuntos más apremiantes y sensibles del fracking: la contribución a la crisis climática y la radiactividad. Como lo mostró el ingeniero de petróleos Andrés Gómez, el metano que se extrae se libera a la atmósfera por múltiples fugas, y tiene un efecto de calentamiento más potente que el dióxido de carbono. Su liberación es invisible e inodora y ni en Estados Unidos saben monitorearla. Según estimaciones de este mismo autor, no hacer fracking y dejar enterradas estas reservas, contribuiría 67 veces más a la reducción de emisiones que aquellas que el gobierno nacional prometió frente al Acuerdo de París. Finalmente, la radiactividad brilla por su ausencia. Es un tema que ni siquiera trasnochó a la llamada Comisión de Expertos, pero que solo en Lousiana, Estados Unidos, ha motivado al menos 350 acciones legales.

El decreto solito ya es un atropello a la buena fe, a la decisión del Consejo de Estado y a la Constitución. ¿Nos quedaremos mirando pasivamente la catástrofe anunciada? ¿Nos creemos el cuento de que permitir los pilotos es estar del lado de la “ciencia”?

Los mecanismos para garantizar la licencia social, exigida por el Consejo de Estado, también son una fachada.. Sus garantes son los ministerios dirigidos por María Fernanda Suárez y Alicia Arango

 

 

 

-.
0
2600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Procurador: no borre de un plumazo lo que defiende de chantajes y balazos

Procurador: no borre de un plumazo lo que defiende de chantajes y balazos

La demagogia verde para la recuperación económica

La demagogia verde para la recuperación económica

#ElCambioEsUrgente

#ElCambioEsUrgente

Caer al silencio

Caer al silencio

Duque, la ministra y el ´fracking´: pilotos al servicio de petroleras

Duque, la ministra y el ´fracking´: pilotos al servicio de petroleras

La estrategia de Duque para quitarle el ambiente al paro

La estrategia de Duque para quitarle el ambiente al paro

Aguas ácidas perpetuas en manos de Carrasquilla

Aguas ácidas perpetuas en manos de Carrasquilla

Huelga climática global llama a cruzar líneas rojas

Huelga climática global llama a cruzar líneas rojas