Opinión

No hay que dejarse llevar por informaciones falsas

El gran temor de terratenientes, ganaderos y empresarios es a la expropiación, algo que se imaginan contra toda evidencia ocurrirá sin remedio

Por:
julio 15, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No hay que dejarse llevar por informaciones falsas
El gobierno de Petro no utilizará la fórmula de la expropiación, más bien se plantea gravar con mayores impuestos la gran propiedad rural

Es claro que la gran ganadora del 19 de junio fue la izquierda, y no solamente el sector que encabezan de algún modo el presidente y la vicepresidenta electos. Por tanto es de esperar que el gobierno que dirigirá a Colombia durante los próximos cuatro años implementará políticas opuestas a las de todos los anteriores. Y eso no tiene por qué asustar a nadie. No habrá castrochavismo ni dictaduras oprobiosas. Simplemente las cosas se manejarán de otro modo.

Por ejemplo, la izquierda siempre ha levantado las banderas de la más amplia expansión de la democracia, para que todos los excluidos puedan tomar parte en la toma de decisiones relacionadas con el destino del país. Las consultas abiertas a la población habrán de aplicarse en forma continua, al contrario de la consabida costumbre de dejar a los sabios y expertos la definición de los temas y las políticas que afectan a la mayoría de la población.

La izquierda siempre ha proclamado una reforma agraria, que al tiempo que ponga a producir el campo, impulse su desarrollo y redima de su pobreza y miseria a millones de familias campesinas. La experiencia internacional se ha encargado de enseñar que medidas radicales de expropiación de las grandes propiedades agropecuarias generan reacciones abominables, así que prácticamente nadie propone hoy ese tipo de fórmulas.

Más bien se plantea gravar con mayores impuestos la gran propiedad rural, para que sus propietarios las pongan a producir al máximo o resuelvan venderla a particulares que sí tengan la capacidad de hacerla producir eficientemente, o al mismo Estado que aplicará distintos mecanismos de distribución o asociación que finalmente resolverán el problema. Además aquí tenemos un diseño completo en el punto uno del Acuerdo Final de Paz.

Quiero decir que ya el país tiene a la mano una política de Reforma Rural Integral, a la que sí bien por diversos intereses se han opuesto grandes terratenientes y latifundistas, no se puede calificar de enemiga de la propiedad privada sobre la tierra. Entendemos, por el discurso de la vicepresidenta Francia Márquez, que el nuevo gobierno se esforzará por materializar ese punto uno del Acuerdo de Paz de La Habana.

A nadie puede perjudicar una sustitución de los cultivos de uso ilícito, o las vías de comunicación civilizadas en las regiones apartadas. Menos que se dote al campo de centros educativos de todos los niveles, así como de instituciones de calidad en salud. Vivienda digna y reales posibilidades de mercadeo a los productores agrícolas, así como subsidios la producción campesina. La asistencia técnica o estimular el desarrollo rural en general no son perversidades.

________________________________________________________________________________

No se trata de estatizar la propiedad de la tierra, como aterra a los propietarios de fincas, sino más bien todo lo contrario, formalizar la propiedad de millones de hectáreas

________________________________________________________________________________

No se trata de estatizar la propiedad de la tierra, como aterra la propaganda de ultraderecha a los propietarios de fincas, sino más bien todo lo contrario, formalizar la propiedad de millones de hectáreas, para que quienes las poseen tengan acceso al crédito y demás beneficios. Cualquiera que fuera un gobierno progresista, dirigiría sus acciones en el campo en esa dirección o en una muy semejante. Todo indica que eso será lo que harán Petro y Francia.

Cuando Duque llama desde Estados Unidos a los colombianos a no abandonar el país, y asegura que él se quedará como prueba de que no hay nada que temer, en realidad está encendiendo las alarmas. El gran temor de los terratenientes y ganaderos es a la expropiación, algo que se imaginan contra toda evidencia ocurrirá sin remedio. Temor que extienden a los empresarios y banqueros advirtiéndoles que viene el ocaso para su prosperidad y ganancias.

Nada de eso ocurrirá. La gran preocupación desde el gobierno y sus electores radicará en la justicia social, algo que se sabe de antemano no se conseguirá si no se logra generar primero riqueza. Así que la atención de la economía del país estará puesta en su crecimiento, en expandir al máximo las fuerzas productivas de la nación, lo único que puede generar posibilidades ciertas de una redistribución equitativa del ingreso. Lo demás son absurdas invenciones.

El enfoque, obviamente, será distinto al neoliberalismo desbocado que tanta desigualdad ha generado. Algo que prácticamente reconocen hoy los políticos serios en todas partes. Porque además hay que pensar en la conservación de la naturaleza, en reducir al máximo el calentamiento global, en parar la incontrolable producción de basuras. Los chinos ya anuncian que en la década del 2030 terminarán con el uso de vehículos impulsados por hidrocarburos.

Y hay propósitos mundiales de anular el consumo de carbón. Así que no es descabellado generar nuestras propias políticas en esa materia. Así como conferir el grado más alto de respeto a los derechos humanos, la protesta social y la movilización pacífica. Mientras unos pregonan el desastre, otros buscan acomodarse a la sombra del cambio. Lo importante es que los electores rodeen al nuevo gobierno, sin dejarse manipular por la avalancha de informaciones falsas.

 

-.
0
2000
Doña Segunda, la reina del 'Fritanga Fest' en la Plaza del 12 de Octubre

Doña Segunda, la reina del 'Fritanga Fest' en la Plaza del 12 de Octubre

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Todo lo que usted necesita saber de Juanes en un libro

Todo lo que usted necesita saber de Juanes en un libro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus