Memorias desde la casa del virrey

Carta al presidente de la Corte Constitucional

Por: Felipe Lozano Rodríguez
junio 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Memorias desde la casa del virrey
Foto: Pixabay

En la intimidad de mi mustia soledad y con el beneplácito, propio del vecinazgo territorial que nos une, recibo con entusiasmo pero sin asombro las primicias que hacen referencia. De un lado, a la atribución de magnánimos poderes, concedidos en cabeza suya, por la Sala que preside, al presidente; con una exequibilidad total y materializados en la ampliación del estado de excepción, con motivo de la calamidad pública de salud mundial. De otro lado, la novedad jurídica, establecida en el amparo de la doble instancia como derecho fundamental, para los aforados constitucionales, que fueren juzgados, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, con anterioridad al año 2018.

La primera disposición, a la que hago referencia, no deja sosegar mis pensamientos, pues dicha adjudicación, ahora constante, de facultades extraordinarias al ejecutivo, ponen en riesgo la segmentación del poder tripartita, con el que se administra el rumbo de la República. Esto significa, que el burgomaestre de la nación, podrá emitir más decretos, en virtud del coronavirus, y seguir ahondando los altos, y sonados, niveles de corrupción, que tenemos, y en los que algunos alepruces nuestros se han dejado descubrir, pero que con fortuna han seguido llenado nuestras arcas. Sin embargo, le advierto y le pregunto: ¿qué examen pueden tener unos decretos, con aplicabilidad inmediata, y control posterior, si consideramos que el presidente emitirá más de setentea, en un período de tres meses? Ninguno. Creo que ustedes no tienen la capacidad. Ya lo han demostrado y eso me reconforta.

No le miento. Es fantástica la capacidad suya y la de sus compañeros. Tienen al Estado en sus embrionarias molleras. Pues con la concesión de estas facultades, sin aceptar recomendación alguna de otros sectores, garantizamos la ausencia del control político, característica intrínseca, del legislativo. Esto salvaguarda nuestros intereses.

La segunda disposición, a la que me refiero, en esta epístola, tiene que ver con la colisión de las locomotoras que jalonan el adecuado desarrollo jurídico de la república, que desde su corporación se ha gestado. Y es que la decisión, de su corte, es infausta. No se podrá desconocer que los más de 250 aforados sentenciados, son una ignominia, para lo que representa el ser un funcionario público. Es su responsabilidad restablecer la justicia. Socorrer a nuestro amigo común,solo sienta las bases a una incertidumbre de cara a la justicia ordinaria, así como una inseguridad jurídica en materia de justicia penal

No permita, que esta sociedad, vástago de una élite decadente, recompense a nuestros lacayos extraviados, que sucumbieron en las fauces del poder. Es mi deseo que usted no sufra oclusión alguna, que nuble su juicio, como si de sufragar una Pizza Royale, de nuestro servidor, Domenico Croll, se tratara. Garantice que referirse al derecho debe ser armonía de todo lo bueno, no el escudo protector de quienes socaban la estampa hidalga de la que debe estar siempre revestida la función al servicio público y de lo público.

Me despido, sugiriéndole que es menester imperativo establecer una nueva cortina de humo, no quisiera, que nos descubran. Es por eso, que debemos garantizar la probidad y la ética, en nuestro actuar, pues no debe ser vulnerada por los efectos de la pandemia. Recuerde que la grandeza camina de la mano con la sencillez; aquella de la que emana lo sublime. No se lie con la situación de nuestros amigos útiles, ellos en cualquier momento nos traicionan.

Con sentimiento de consideración y afecto, desde Cartago Valle,

 

Don Epilef Onazol Zeugridor

Virrey del Nuevo Reino de Granada

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Mansarovar Energy, la petrolera que le quitó dientes a la Consulta Popular

Mansarovar Energy, la petrolera que le quitó dientes a la Consulta Popular

Nota Ciudadana
Tolerancia frente adopción de parejas gay

Tolerancia frente adopción de parejas gay

El exmagistrado que salvó la curul de Ángela María Robledo

El exmagistrado que salvó la curul de Ángela María Robledo